¡Duque pague la ofrenda, dios le recompensara¡

Desde que Iván tomo posesión ha dedicado su mandato a pagar favores electorales, durante la pandemia se evidencio, cuando desesperado salió a la defensa de la banca privada. Duque tiene una enorme deuda con las abarrotadas sectas evangélicas, las cuales suman unos 3 millones de votos al uribismo;

Voto de catetos temerosos ante una posible asunción del diablo rojo, quienes corren cómo bueyes a marcar en el tarjetón lo que Uribe diga.

La deuda electoral de Duque con los pastores evangélicos, debe ser pagada y por primera vez en la historia del país, un presidente es extorsionado por un sector religioso no católico, contra la pared el Presidente tiene que acceder a los desesperados intereses de estos “siervos de Dios” por aglomerar feligreses para tumbarlos, ojo, tumbarlos al piso con el toque de la unción.

Abrir templos en el pico de la pandemia es un acto irresponsable, si analizamos punto por punto, las peticiones de los mas aclamados lideres protestantes, concluyen en el tema financiero; tal parece que la advertencia que nuestro Señor hiciera sobre el amor al dinero se cumple en ellos y, el dios del dinero es ahora su amo.

El ser humano se ha reinventado para este tiempo y su costumbre esta ligada a una constante evolución, como lo diria la escritora Elsa Punset :

“Las crisis potencian la evolución y que cambios que parecían difíciles o imposibles pueden darse incluso relativamente deprisa”; sin embargo la religión parece no querer renovar, pero esto no es algo que deba sorprender, la religión es gloria sobre el pasado y miedo sobre el futuro.

La religión es muerte y sobre la muerte no hay evolución, no se construye sobre lo muerto.

Por otro lado me pregunto: ¿ cual es el precio que deberán pagar las iglesias al gobierno para poder abrir de nuevo?, todos hemos sido testigos de la vigilancia que el estado ahora ejerce sobre los ciudadanos, al punto de controlar nuestra movilidad, relaciones interpersonales y restringir por completo nuestra vida social.

Las iglesias sin duda han sacrificado todas las libertades humanas de sus feligreses y los están entregando a la merced de un estado que tendrá el control de todo, si antes de esta pandemia pastores ya perseguían ideologicamente a sus miembros de izquierda, promovían el odio contra los homosexuales y manipulaban sus masas para fines politiqueros, no quiero imaginarme la era tan oscura en materia religiosa que nos traerá la nueva normalidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: