HP

De los 7 escaños que Santander en la Cámara de Representantes, uno de ellos es ocupado por Edwin Ballesteros, un HP (honorable parlamentario) que inició su vida política en un partido de paras, es uribista, apoya la minería en el páramo de Santurbán, defiende el hundido Mico del Fracking, salvó a Carlos Holmes Trujillo y está salpicado en 2 escándalos que les quitaron el agua a 2 municipios diferentes.

Un diamante en bruto, bien bruto, que el Centro Democrático ama y quiere conservar, pues es muy juicioso y obediente. 

Como ya dije, nuestro congresista maravilla inició su vida política en el 2010 en un partido de paras: el extinto Opción Ciudadana del tuerto Gil, Doris Vega, Didier Tavera, Hugo y Mauricio Aguilar.

Allí se lanzó de candidato a la cámara, pero se quemó por poco más de 4mil votos. Sin embargo, no todo fue malo, pues allí logró convertirse en íntimo de Richard Aguilar, quien un año después se convertiría en gobernador y lo premiaría con puestos de asesor, director de la junta directiva de la CDMB y gerencia de la recién creada Empresa de Servicios Públicos de Santander ESANT.

Fue en esta entidad donde nuestro HP ha tenido sus mayores escándalos.

En primer lugar, después de ser elegido Representante a la Cámara en 2018 por el Centro Democrático fue llamado a juicio por la procuraduría por presuntas irregulares en la etapa precontractual, contractual y de ejecución en el contrato de la construcción de la represa La Batanera en Vélez, que 6 meses después de liquidado el contrato colapsó. Claramente, producto de la mala planeación y las irregularidades que el Ministerio Público calificó como gravísimas, a título de desatención elemental.

Igualmente, hace unos días fue llamado al debate de control político que citó la Asamblea Departamental por la construcción del acueducto de Los Santos, el cual inició su construcción en 2015 y lleva una inversión de más de 29mil millones, pero no parece tener futuro. Incluso, de llegar a construirse será un dolor de cabeza a los habitantes del municipio, que según el diputado Leonidas Gómez, pagarían una tarifa superior a la que se paga en el barrio Los Rosales de Bogotá. 

Estos 2 escándalos podrían ser suficientes para saber que nuestro HP es una persona no grata para el departamento que no debería estar en ningún cargo político, pues no hay nada más miserable que jugar con la ilusión de miles de personas que solo quieren poder tener agua disponible para su uso y consumo.

Pero no es así, sus acciones dan para hablar mucho más.

A principios del mes de septiembre, estaba la discusión del artículo 210 de la nueva ley de regalías, pues fue considerado como #ElMicoDelFracking, que le daba viabilidad financiera y habilitaba indirectamente la técnica de fracturación hidráulica en Colombia, nuestro HP como todo su partido obviamente estaba de acuerdo, e incluso se atrevía a defenderlo de manera cínica diciendo que esto no abría las puertas al fracking.

Mientras escribo esto confirmo que su interés en que la gente se quede sin agua es sistemático, porque también cree en la capacidad de hacer minería en Santurbán. En su discurso casi tan insoportable como el de Paloma Valencia dice que la empresa que tenga la viabilidad jurídica puede hacer minería en este gran ecosistema en búsqueda del supuesto desarrollo económico, ignorando las pruebas técnicas y jurídicas que demuestran la inviabilidad de un proyecto minero en la zona. No contento con solo defender la minería, el HP estigmatiza la defensa del páramo con el populismo e incluso el chavismo. ¡Háganme el favor!

Ya para cerrar, nos encontramos que también el representante es un fiel seguidor del ex presidente Álvaro Uribe, que forma parte del grupo de políticos seguidores del matarife paramilitar y el gobierno de Iván Duque y que defiende el abuso policial sistemático contra la población civil, pues fue uno de los 136 representantes a la cámara que votó negativo en la moción de censura contra el Ministro Carlos Holmes Trujillo. 

Santandereanos, debemos entender la importancia que tiene la rama legislativa y comprender que en manos de esa gente por la que la mayoría vota para ganar 50mil pesitos está el futuro de cada región del país. El Congreso de la República crea y cambia las leyes, tiene la función de control político al poder ejecutivo, aprueba el presupuesto nacional, elige el contralor, procurador y defensor del pueblo y es el encargado de representar los intereses de cada uno de los colombianos.

Pilas con el 2022, con las elecciones legislativas, elijamos gente que verdaderamente represente a la gente de a pie, a los estudiantes, los trabajadores, los pensionados, los microempresarios, los jóvenes, los pensionados, las mujeres, la comunidad LGTB, los niños, los campesinos… En fin, gente que represente lo que somos como país y no los intereses de unos pocos a costa de todos. En Santander hay con qué, podemos cambiar la forma de hacer política, tenemos la fuerza, el entusiasmo y cero ganas de rendirnos. No permitamos que los mismos HPS (Honorables parlamentarios, insisto) sigan decidiendo nuestro futuro. 

Nota 1: Nuestro querido representante es el único congresista que tiene en su UTL una diseñadora de modas, a la cual le paga la bobadita de 7 millones de pesos.

Nota 2: El protagonista de esta columna no es el único Representante a la Cámara por Santander que está lejos de representar nuestros intereses, otros 5 lo acompañan, pero eso es otro cuento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: