¡Medellín te quiere Petro!

Los medellinenses no son representados en su totalidad por los alvaristas que juran a la bandera de su partido, que afirman que Gustavo Petro no es bienvenido en la urbe, ni Antioquia.

Nada más alejado de la realidad, el medellinense y la opinión pública nacional y orbital, supieron en unos 2 años una realidad que si bien antes era conocida por algunos, fue revelada por un hecho criminal de gestación de falsos testigos de Álvaro Uribe Vélez en contra del senador Iván Cepeda Castro y más de 270 investigaciones judiciales en contra del expresidente, exsenador y expresidiario. ¡La cosa era al revés!

El rechazo al alvarismo, a su partido político Centro Democrático y a sus aliados pulula en las calles medellinenses, sin duda ninguna el panorama político actual es bien distinto al de algunos lustros atrás, el nombre y las propuestas de Gustavo Petro Urrego con la Colombia Humana en Medellín crece, recogiendo el descontento popular del actual presidente Iván Duque y sus erradas decisiones que son órdenes de Álvaro.

En la comuna 13 por ejemplo, el diálogo de las corporaciones juveniles y culturales de la zona es unánime, la barbarie de la Operación Orión y sus masacres paramilitares que obedecieron instrucciones del expresidente Álvaro, por lo que su colectividad y apoyos políticos son rechazados con vehemencia por sus habitantes, desde el mismo relato de los guías turísticos del sector.

Las movilizaciones que convoca el Centro Democrático en Medellín brillan por la ausencia de convocatoria y la estupidez de contenido. Promueven una revocatoria al alcalde Daniel Quintero Calle que en menos de un año de mandato, tuvo más avances en obra física que los 4 años del peor alcalde histórico de la urbe

Federico Andrés Gutiérrez Zuluaga, un vendido político que regaló sus ideales y movimiento ciudadano “Creemos” a merced del alvarismo, buscando chapa presidencial del CD, con silueta de exreo por demás.

El alvarismo es el Titanic de la política colombiana y ya se estrelló con el iceberg, día a día vemos como se parte esa nave mafiosa que fue financiada para la última contienda presidencial por dineros del narcotraficante Ñeñé Hernández en los departamentos de la costa atlántica, que tuvo preso por narcotráfico al hermano de la vicepresidenta Martha Lucía Ramírez, la misma que pagó la fianza de su narcohermano, la tragedia no sólo es familiar para ellos,

también de sus representantes ante otras naciones, su entonces embajador en Uruguay Fernando Sanclemente fue descubierto con laboratorio de cocaína en su predio en Cundinamarca, la Representante a la Cámara Margarita Restrepo fue financiada por Popeye, Paola Holguín es hija del narcotraficante de Sabaneta Franck Holguín, una colectividad muy mariana sin duda ninguna, amén.

Quien recoge la voz del pueblo en Colombia es Gustavo Petro Urrego, la inmensa mayoría de manifestantes en las calles y en la opinión pública nacional, vemos en el líder de la Colombia Humana el camino para un nuevo relato en el gobierno nacional en donde la toma de decisiones sea para beneplácito del constituyente primario y no de la élite, ese anhelo se multiplica en nuestra patría y se expande con fuerza en toda la ciudad y el departamento de Antioquia.

Somos miles de voluntarios medellinenses que estamos prestos a emprender militancia política activa para la recta final de la próxima elección presidencial que se avecina, la movilización social que comenzó con el desconcierto nacional ante el gobierno alvarista no frenó, estamos con la camiseta puesta de Gustavo Petro Urrego y la misiva de la Colombia Humana.

Quienes no estén interesados en una consulta para elegir candidato único alternativo, también están sometidos al yugo del CD, así que la jugadita de Fajardo con tintes independientes es falso, cuando estuve militando en huestes del CD el diálogo y compromisos entre Sergio Fajardo Valderrama y Álvaro eran frecuentes y fui testigo de eso, Fajardo es un plan más que importante para salvar el continuismo de tan nefastos dirigentes.

El medellinense promedio entiende el proceso jurídico de Álvaro y ve con cobardía al pequeño zar cuando renunció al senado, para no ser investigado por la Corte Suprema de Justicia que lo llevó preso con múltiples evidencias de manipulación y compra de testimonios, Álvaro tiene mucho poder, pero poco apoyo popular en Medellín que es de todos los medellinenses, no de un solo señor feudal.

El alvarista promedio seguirá insultándolo doctor Petro en Medellín a través de redes sociales y afines, siguiendo un desgastado y mentiroso libreto, eso sí y para su conocimiento déjeme decirle que miles de medellinenses y antioqueños le queremos y mucho, le vamos a corresponder en las urnas masivamente para verlo como nuestro próximo presidente.

¡Medellín sí te quiere y mucho doctor Gustavo Petro!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: