DESENGRASANTES.

Opinión sin censura.

Colombia se tiñe de sangre, bandera al revés, problemas de hambre, gobierno tirano, impuestos desbordados y huelgas por doquier.

Yo no sé qué piensa el gobierno a la hora de justificar sus impuestos, a veces no entiendo simplemente cómo tienen cara para salir ante los medios a excusar sus cagadas y burlarse del pueblo colombiano aún viendo en las calles la protesta social y el repudio que genera su mala gestión y decisiones improvistas que sinceramente, emputa a cualquiera, dejando sin más que buscar el ocio para llenar el vacío que deja el no poder hacer nada más que ver y compartir lo que ocurre.

Cojo mi celular y paso a revisar mis redes con el propósito de contribuir firme y audazmente para visibilizar los hechos que son ajenos a los medios tradicionales manipulables. Así mismo, me trago la idea de que todos estamos abanderamos a proteger a los nuestros y apoyarnos entre todos, pero no, ahí es cuando recuerdo que siempre ante estas situaciones habrá algún cagón oportunista que buscará subir seguidores o simplemente se aprovechará de la vulnerabilidad del pueblo para lucrarse. Y que mayor exponente que los mismos mandatarios, como Juan Carlos Cárdenas, no de los bobos que buscó para que le limpien la imagen, sino el propio alcalde de la ciudad, que bien pegado de las mañanas de los actuales elegidos, aprendió a usar las redes a su favor.

Y es que, dándole un análisis a las nuevas formas de elección, yo diría que es más fácil jugar con las redes y con las formas en que les divierten mucho más, para montar un pelele que desde allí arriba les ayude a limpiar, les contribuya y les envíe negocitos, contraticos y demás…

Vea que fue tan simple para ellos por ejemplo comprar una página de ocio, o aliarse con una ya popular, para llenarla de activismo político divertido y agradable para el ojo, sólo para montar un candidato que ahora no tiene ni idea de que esta haciendo allí después de montado aún tres años después.

Y ¿Qué hacen entonces?

Han aprendido ellos a limpiarse de la misma manera como se eligieron, con influenciadores.

Vea, a mi no me quieren ni cinco porque siempre cuento la verdad de lo que se traman, porque no hay nada que yo deteste más que sus mentiras y su falso activismo. Y como un influenciador más, no me he dejado ni comprar ni llevar de sus formas, así que repito, no me quieren ni cinco.

Pero es que ¿cómo quieren que no me de asco sus métodos de activismo si en vez de mostrar lo que está ocurriendo lo que hacen es aprovecharse de la situación?

Vea que por un lado apruebo el “activismo” del que se tiñen, que crean, porque, aunque repudie su oportunismo le dan visibilidad a entornos y situaciones que merecen la visibilidad, pero es que llegan a un punto que su hipocresía, aunque vestida de buenas acciones se torne, es imposible no ver el trasfondo y el objetivo de robarse el momento, el minutico, que parecen buitres.

Dirán muchos que yo también lo he hecho, o lo estoy haciendo; y sí, aquí estoy, pero tirándoles mierda y aprovechando que están sonando para que por si leen esto, se den cuenta que uno no es tampoco un pendejo y que es necesario que reaccionen y se fijen en mostrar las cosas como son, sin maquillarlas y sin jugar a los buenos samaritanos que terminan en realidad es dando “cringe” en medio de una situación tan delicada como la que está viviendo el país y sobre todo, que están robándole el espacio a personas con capacidades y estudios aptos para manejar este tipo de situaciones en representación del pueblo. 

Y no es tirándole la pelota al que le caiga, el pueblo debe ser escuchado en asamblea y de ahí un líder, junta de acción, sindicato, tomará la palabra y tomará decisiones… Creo que eso no lo debo explicar a fondo.

Volviendo al tema, estuve enterado que el alcalde buscó encontrarse con líderes estudiantiles, juveniles y con activistas para regular la protesta y escuchar sus intereses porque para él, el diálogo siempre será lo mas importante a la hora de solucionar; y en eso estamos de acuerdo, no queremos más muertos; así que se sentó con ellos, asistieron miembros de diversas organizaciones, líderes sociales y acordaron con el alcalde un cese a la violencia durante las manifestaciones del pasado 5 de Mayo y se suponía que así sería, no enviaría NI ESMAD, NI POLICIA,

Garantizar los derechos humanos eran necesarios, garantizar lo mínimo y salvaguardar todas las formas de protesta, pero lo que se vio en Morrorico, la comuna 14 y en el Kennedy, exactamente ese mismo día, dice demasiado como para no querer ni siquiera sentarse en una mesa con alguien mintió, que le mintió al pueblo.

Por eso, el día 6, sindicatos y líderes, se encontraban muy de mal genio por lo ocurrido con el alcalde, no querían ni verlo, y fue tal el descaro que, al llegar a dicha reunión, se encontraba el alcalde con influenciadores, emprendedores jóvenes santandereanos, que, aunque suene muy egoísta de mi parte, jamás sentirán lo que es pasar el hambre o el dolor de un ciudadano de a pie que en realidad es quien todo el tiempo sale a marchar, y en cambio recibieron un “si me queda tiempo, les atiendo”.

Entonces, ¿cómo quieren que uno no se empute?

Además, parto a contar que influenciadores que estuvieron detrás del equipo de ayudas para la primera línea fueron amordazados y desplazados a un ente policial, donde amenazados y amarrados en una celda, violaron su privacidad, exponiendo a las demás personas que trabajaron con ellos, siendo tal el descaro de los agentes policiales (que no portaban uniformes, ni identificación), que les mostraron allí, una lista de influenciadores que estuvieron difundiendo y apoyando el paro. ¡GRAVÍSIMO! Influenciadores, que, hablando de lo ocurrido en la reunión convocada por el alcalde, no fueron invitados, ni siquiera mencionados allí. ¿No lo sabían, cierto?

Entonces, si el trabajo del alcalde en la reunión era convocar dicho sector, ¿por qué llevó gente que se encontraba en otras ciudades y fue completamente ajeno a la situación vivida y violentada en la ciudad de Bucaramanga? ¿Por qué no convocó a los influenciadores amenazados y que anteriormente habían denunciado?

A todos los ciudadanos, les dejo esta opinión como un chisme, como un relato, como lo que ocurrió y los que necesiten analizar la situación lo harán y ratificaran que no miento en nada de lo dicho.

Ahora, jamás tomaría espacios que no me corresponden por figurar solamente y no tengo nada en contra de su trabajo o cómo se desempeñan eh, pero no es necesario ser tan miserables y apropiarse de espacios que jamás han tomado y espacios que no van al caso con ellos y su sector.

Los únicos líderes del paro son las personas en las calles.

Así que señor alcalde, vaya a las calles, allá está el pueblo, y no ponga a influenciadores a rezar con policías, antes de enviarlos a dispararle a gente inocente en la comuna 14, no improvise, no sea miserable, no le mienta a su pueblo, demuestre garantías.

Nabih Arámbula, otro más emputado y dizque influenciador también.

Ah, no me gusta que me llamen así. 

1 comentario

  1. Me encanta que sean los jóvenes quienes nos estén habiendo los ojos . Lo qué pasa es que al gobierno no le sirve que ellos se preparen y sepan de todos los torcidos y tramoyas con lo que siempre nos amamos teñido engañados , deben estar muy preocupados se les está acabando la tetica .bien por esa en este momentos los jóvenes son la voz del pueblo. para adelanta para tras ni para coger inpulso necesitamos muchos como tu.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: