Si mañana

No sé cómo empezar esto, ni que saldrá de este dolor de patria. Escribo en memoria de Alison, de las manifestantes y de las mujeres colombianas que todos los días son agredidas, violadas y asesinadas por el Estado cómplice. 

Carta a mi mamá, a mis abuelas, amigas, tías, primas, y a todas mis hermanas: En estas líneas les digo, una vez más, qué hacer si mañana soy yo.

Si mañana soy yo,

Crean en mi último mensaje,

Compartan el video, 

Y griten ni una más. 

Yo haría lo mismo por ustedes.

Si mañana algo malo me pasa,

Abracen a mi mamá, 

Díganle que no fue mi error,

Que le mienten, 

aunque ellos pretendan cambiar la historia. 

Si mañana algo me pasa por luchar, 

Sepan que tengo miedo. 

No los conozco y les tengo miedo,

Porque podrían callarme cada vez que esté sola

O frente una cámara y no les importaría. 

Temo porque lo único que me separa de encontrarme con ellos es la suerte.

Podrían estar ahí, en cualquier momento, en cualquier lugar.

Pero eso no me detiene,

Es tan grande el amor por las mías y los míos,

Que, si muero luchando, que sea por la vida. 

Amigas, si mañana soy yo, 

Que caiga el estado opresor,

Que caigan las manzanas podridas y el árbol de raíz,

Luchen contra la censura 

Para que el mundo entero sepa la realidad de nuestro país.

Si mañana me obligan a ser la siguiente,

No me culpen, 

Estaba cansada de sufrir en silencio, 

de sentir los abusos,

y no resistí ese manoseo tan profundo en el alma. 

Sé que peor que la muerte, será la humillación que vendrá después.

Empezaran después de muerta a hacerme preguntas inútiles, 

Pedirán la “versión completa”

Y como ya no estaré, 

intentarán aliviar el dolor de mi madre, 

Con comunicados y justificaciones patriarcales. 

Para ellos no soy igual que un hombre, 

Les incomoda mi valentía, mi fuerza, mi voz,

Y si fuesen ellos en el titular,

Estarían comentando aquellos con su falso e hipócrita discurso, 

Una pena mayor para los vándalos. 

Puede ser que mañana no esté yo acá, 

Pero tú, hermana, sí. 

Y aunque vas a tener que aguantar gritos y sentir miedo,

Te pido por mí y por todas las mujeres que han callado, 

Que no dejes de luchar. 

Prometo estar luchando junto a ti, 

en espíritu, 

Con el alma manoseada,

Hasta el día que seamos tantas, 

Que ya no nos puedan callar. 

Ni perdón, ni olvido. 

EN COLOMBIA EL ESTADO Y LAS FUERZAS PÚBLICAS CENSURAN, VIOLAN, ABUSAN Y ASESINAN. NI UN MINUTO DE SILENCIO POR NUESTROS MUERTAS Y MUERTOS. VIVA EL PARO NACIONAL.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: