Oferta Laboral

Muchxs candidatxs se embarcan en la tarea de recolectar firmas, normalmente acuden a esto por tres razones. 

  1. No se sienten representadxs por un partido político en específico, y desean aspirar independientemente 
  2. Quieren ocultar su pasado político y así a través de un movimiento significativo de ciudadanos
  3. Empezar campaña antes de lo permitido y luego co avalarse por un partido político

Lo que si es una generalidad, es que sea la razón que sea, conseguir las firmas requeridas por la registraduría para cualquier cargo de elección popular, lleva su trabajo.

Se requiere de transporte, refrigerios, y personal uniformado trabajando más allá de un horario laboral para poder lograr el objetivo: probar ante la Registraduría que la candidatura no es avalada por un partido político, es avalado por el pueblo.

Lo que permite que está recolección de firmas se convierta en un negocio que genera empleo y convierte a las firmas en una especie de inversión electoral. Desigual a la hora de contrastar testimonios que adelantadamente serán mostrados, conversó con el director político de La Liga de Gobernantes Anticorrupción, movimiento de Rodolfo Hernandez.

Nos ilustró que obsequiar firmas se ha convertido en una especie de tributo al candidato, muchos empresarios, y ciudadanos en general, como forma de apoyo al movimiento se comprometen a conseguir desde 100 mil firmas en adelante, ellos cubriendo los gastos.

A su vez explicó como muchos políticos ponen sobre la mesa esta logística de firmas para negociar avales y puestos en las listas cerradas.

Normalmente se pagan 35 mil pesos al día, aunque algunas campañas recurren al método de pagar por cada firma obtenida. Debido a que  esto requiere una logística al nivel empresarial, se crean cierto tipo de organizaciones que mal llamadas empresas, que se dedican a facilitar esta recolección. 

La campaña paga, y en contraprestación estas organizaciones aseguran que la candidatura será avalada, para evitar percances en la registraduría, normalmente recogen el doble de firmas, por si alguna llega a ser invalida. Hasta ahí no hay nada ética y legalmente irregular. Pero las ansias de terminar el trabajo rápidamente, llevan a varias de estas organizaciones a recurrir a prácticas ilegales.

Desde hace aproximadamente dos meses, en la red social “Facebook” a varias personas de Bogotá les llamó la atención una oferta laboral, donde se les pagaba 35 mil pesos por día. La oferta no daba más información, no decía el ¿qué? ¿para qué? solo decía él cuánto pagaban. Las personas que se llegaban a interesar tenían que contactar directamente con la persona que hacía la publicación.

Ya generado ese primer contacto, las personas eran citadas a la Cra. 20 #13-11, Bogotá, Colombia. Antes ubicados en la localidad de Venecia, Bogota. Pero al tener inconvenientes con varios vecinos decidieron moverse.

(Centro Comercial Social Restrepo)

Una vez en el punto de encuentro, se acercan los que serían llamados «coordinadores» , dan un discurso advirtiendo que lo que van hacer debe ser absolutamente secreto, que no pueden involucrar a la policía porque les va mal. Luego de está advertencia les dan la información completa.

Están ahi para falsificar firmas

Los coordinadores entregan un listado con nombres de varias personas, listado sacado de una base de datos.

Para evitar caer en los filtros de la Registraduría se inventaron dos pasos:

  1. Llevaron a un tipógrafo, el cual dio una clase de como falsificar firmas
  2. Las ubicaron en mesas de a 15 personas. Entre estas mismas se rotan el listado y las planillas, unas veces se escribe el nombre y cédula, otras la firma. Así nunca una planilla tendrá la misma letra, ya que solo en una mesa hay hasta 15 tipos de letra con sus respectivas combinaciones.

Los testimonios y las fotos afirman que actualmente están trabajando con la campaña de Rodolfo Hernandez y Luis Perez,

pero convencidamente expresan que anteriormente le recogieron firmas al pre candidato Roy Barreras. A estas personas un señor conocido como Andres, les paga 35 mil pesos el día, y semanalmente 175 mil pesos. No se puede afirmar que los pre candidatos conocían sobre está falsificación, pero al duda sigue ahí ¿a sus espaldas?

Sobre esto Desigual consultó a las campañas involucradas

Luis Perez no pudo ser contactado

Roy Barreras antes de escuchar las preguntas personalmente me amenazó con tomar acciones judiciales.

Rodolfo Hernandez, a través de su director político, Oscar Jahir Hernandez, afirma que su recolección directa la conforman voluntarios, voluntarias, y personas que se les paga el día 35 mil pesos diarios. Nos explicó que a pesar de su recolección directa muchas personas se encuentran consiguiendo y pagando el proceso de firmas, ya que mucha gente lo quiere apoyar.

Lo que les impide conocer irregularidades en proceso de recolección, aún así tienen un proceso interno de verificación, así buscando impedir firmas falsas.

Cosa que sería efectiva de no ser por los pasos anteriormente mencionados, no es del todo posible burlar tal filtro si se maneja la falsificación como un engranaje y sus posible combinaciones de tipo de letra. Por lo cual no es cierto que el filtro aplicado por la campaña del Ingeniero Rodolfo Hernandez sea completamente efectivo.

Según él no están contratando empresa directamente.

Esto nos deja varias preguntas:

  • ¿De donde salen esa base de datos?
  • ¿Sabían los politicos?
  • La Registraduría tiene para contrarrestar esta forma de falsificación?

Estos hechos denunciados podrían configurar el presunto delito de falsedad material en documento público ( artículo 287 del Código Penal), teniendo en cuenta que los formularios que se falsifican son emitidos por la Registraduría Nacional y hacen parte de un proceso administrativo ante esta entidad. Incluso de ser conocedores los candidatos y candidatas de estas falsedades de las firmas y presentan estos formularios ante la registraduría, podrían incurrir en el presunto punible de uso de documento falso, tipificado en el artículo 291 del Código Penal.

Igualmente al existir una estructura organizada para la comisión de estos delitos, también se podría configurar el delito de concierto para delinquir establecido en el artículo 340 del código penal. – Hernan Morantes

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s