LA PLAZA DE MERCADO DEL BARRIO BOLÍVAR DE POPAYÁN, UN ESCENARIO EN RESISTENCIA 

Por: Jineth Córdoba

Las personas que trabajan en la plaza de mercado del barrio Bolívar de la ciudad de Popayán, están cansadas. Nuevamente salieron a manifestarse el pasado 4 de noviembre al parque central Francisco José de Caldas, frente a la Alcaldía de Popayán. La razón: el proyecto de renovación de su galería que plantea el mandatario local Juan Carlos López Castrillón y su equipo de gobierno. 

El plantón y las arengas aireadas de los manifestantes tenían un propósito: mostrar su desacuerdo con la iniciativa y alertar a la ciudad. Los argumentos los dieron los mismos voceros, quienes dijeron que la propuesta es excluyente, pues sólo se aseguraran 452 cupos, omitiendo que hoy en día existen 1.200 puestos de trabajo de diferente categoría (artesanos, vendedores de frutas, hortalizas y vegetales, cocinas tradicionales, cárnicos, etc). Además, denuncian que en ningún momento han concertado nada con la actual alcaldía liderada por López Castrillón. Razones suficientes para no apoyar la iniciativa.

Y como si de una herencia se tratara, esta historia ha pasado por generaciones con el mismo dilema. ¿El resultado? Siempre pierden quienes han habitado este espacio donde se congrega la cultura popular de comunidades que representan nuestras raíces, los saberes tradicionales, la gastronomía de nuestros pueblos étnicos y campesinos, la soberanía y seguridad alimentaria en el departamento del Cauca.

Desde hace casi 20 años las propuestas que plantean mejorar el barrio Bolívar y su plaza nunca han llegado a buen puerto. Para el año 2002 con la aprobación del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) se dejó el artículo 78 que establecía la formulación y desarrollo de un Plan Parcial para el barrio Bolívar, con el fin de revitalizar y renovar esta zona. Pero dos décadas después vemos que las cosas siguen igual, o peores, y que la plaza como eje articulador de un proyecto de cambio se ha ido degradando. 

Parece que tampoco surtió buen efecto que en el año 2009 el barrio Bolívar fuera integrado como área de influencia del sector patrimonial más importante de Popayán, es decir, su centro histórico, declarado Bien de Interés Cultural de la Nación. A esto se le suma la indiferencia de las administraciones locales para sacar adelante iniciativas que podrían fortalecer la plaza de mercado, como aquella que quedó plasmada en el Plan Especial de Manejo y Protección (PEMP) del Sector Antiguo de Popayán: “Mesa larga, mesa larga”, que tiene como objetivo mejorar las condiciones físicas y socioeconómicas del lugar. Todo esto no ha hecho más que quedarse en el papel. 

Un papel que se convirtió en un haz bajo la manga de los alcaldes que luego gobernaron la ciudad, para demostrar un punto más en la rendición de cuentas de su administración. El siguiente en usar el truco fue el exalcalde Ramiro Navia que en su periodo (2008-2011), firmó el “Plan Parcial del Barrio Bolívar”, pero no hizo nada más. Luego vino el exmandatario Francisco Fuentes, al se le conoció una propuesta de diseño e intervención de la plaza que poco se acoplaba a las necesidades de la gente del sector. No prosperó. Después, el entonces alcalde, César Cristian Gómez Castro, durante su mandato (2016-2019) buscó impulsar la iniciativa, pero no pasó de los diseños, mesas técnicas e intentos de participación ciudadana fallidos. Las comunidades tampoco comieron cuento en ese momento. 

El panorama que se plantea con la actual alcaldía de Juan Carlos López Castrillón, parece que seguirá la misma línea de sus predecesores. Él junto a la directora de Prosperidad Social, Susana Correa, firmaron el convenio que garantizaría los recursos para la renovación de la galería del barrio Bolívar. Acto que desató la manifestación de la primera semana de noviembre, donde la comunidad denuncia que este proyecto no se concertó con ellos, sino que se impuso.

Contracorriente a todas estas intenciones oficiales de papel, las personas de la plaza han mantenido el reconocimiento del lugar por sí solas. En el año 2012, según documentación del Ministerio de Cultura, la participación de la “Red de Señoras Cocineras de la Plaza de Mercado del Barrio Bolívar”, fue indispensable para que este sector fuera ratificado como corazón de la cocina tradicional caucana. Aunque el reconocimiento se queda sólo en la anual feria gastronómica de la ciudad, a la cual algunas cocineras del lugar prefieren no asistir, pues dicen que la experiencia se vive en la plaza e invitan a la comunidad a conocerla, reivindicando así la tradición que durante años ha alimentado nuestros hogares. 

La indignación de los comerciantes es más que justa. Ya están cansados que desde hace 20 años solo haya compromisos e ideas de papel que poco tratan de beneficiarlos, así los mandatarios traten de vender la idea contraria.  Pareciera que los que ostentan el poder local no les importara perjudicar la cadena productiva, el tejido cultural y dinámicas de trabajo de los habitantes de la plaza, que durante años la han sostenido. Ellos exigen un proyecto que los reúna y beneficia a todos como el conjunto que siempre han sido. La plaza de mercado del barrio Bolívar en Popayán es hoy un escenario simbólico de resistencia. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s