Feliz Navidad, para el Clan Aguilar

Unos la odian por la insoportable canción de Olímpica Stéreo, otros la aman por la de Sello Rojo, y a los políticos les encanta, no por la unión, ni las fiestas, ni los comerciales; sino por los votos que se pueden conseguir. Algunos patrocinan novenas de aguinaldos, otros premian la calle más decorada, pero la mayoría opta por la fija: dar regalos a los niños que más lo necesitan.

Esta práctica es más que común en los políticos tradicionales, y por supuesto, en Santander es usada por los Aguilar como una de sus tantas formas de acercarse a las provincias para asegurar un fuerte capital electoral; que ahora necesitan con urgencia, pues con papá e hijo en la cárcel y un gobernador totalmente nulo, el panorama de cara al 2022 no pinta precisamente color de rosa. 

Sin embargo, Nerthink elevó la tradición y este año la celebración va por cuenta de muchísima más gente, pues cada trabajador de la gobernación, de carrera o de prestación de servicios, deberá pagar una cuota como aporte para el evento que realizará la gestora social Genny Sarmiento para celebrar la navidad y dar regalos a los niños. Varios trabajadores de manera anónima revelaron estar sorprendidos, pues es la primera vez que se cobra un aporte de este tipo para la “obra benéfica” que se supone, debe salir del presupuesto de la gobernación y no del bolsillo de quienes hacen parte de esta.

La cuota que se cobra a cada persona en la mayoría de los casos es determinada por una especie de escalafón, dependiendo de la secretaría a la que hagan parte (cada secretaría tiene un monto específico a recoger según el tamaño), el cargo que ocupen, si es de planta o no, y en el caso de las CPS, del valor del contrato. Aunque, como nos reveló una fuente que pidió ser anónima, en algunas secretarías la cuota no fue diferenciada y todos los funcionarios independientemente de su sueldo debían pagar la misma cantidad. 

Según otras fuentes también anónimas, desde 20 mil a los contratos de menor cuantía, hasta 150 mil, o incluso 1 millón de pesos a quienes tienen mejor puesto, van las cuotas que deben aportar quienes trabajan en la gobernación para que se realicen las grandes celebraciones que lo único que buscan es traducir regalos en votos más adelante. ¿Será que Nerthink les dará créditos a los financiadores de la celebración o ganará apoyo a costa de los trabajadores de la gobernación? 

En todo caso, ya saben, cuando vean al clan Aguilar repartiendo regalos y haciendo grandes fiestas navideñas para los niños, recuerden que esto fue financiado por los trabajadores de la gobernación de manera totalmente voluntaria, no crean que las CPS pagaron por el miedo a que no les renueven el contrato, eso por aquí no pasa. 

Seguramente esta será una muy feliz navidad para Mauricio, Hugo y Richard Aguilar, Genny Sarmiento, y para todo el fantástico Clan Aguilar. 

Pregunta que no me dejará dormir:

¿Qué pasa con el manejo de los recursos en el departamento, para que por primera vez se pida cuota para celebrar la navidad? Espero que ustedes sí concilien el sueño. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s