La vida cabe en una caja

Por Angeles Yepes


¿Puede usted imaginar el caos que es la vida de una araña de esquina?

La inquilina está estrenando aspiradora y chacatelas, adiós casa dice la araña.

Sale corriendo desesperada ¿pero a dónde? 

¿Será que tiene un primo que la reciba? O de pronto la hermana segunda de la abue Toña.

O de pronto simplemente es una araña solitaria, corre hacia la primera grieta a temblar de miedo,

 esa noche tendrá que buscar un nuevo escondite y tendrá que tejerse ella misma una cobija pa’ no morir de frío. 

¿Qué dejas atrás cuando huyes arañita?

Las casas también se van comiendo con dientes de concreto pequeños trozos de mi. 

En las ranuras la piel se convierte en polvo. Y se refunden los peluches de la infancia, las cartas de amor prepuberto y las medias se quedan nonas. Cada vez el equipaje se hace más ligero y los cuartos más pequeños.

Vendí la máquina de coser, la de escribir y la de hacer jugos

Total la fresa está muy cara y casi no me salen versos. 

Ni siquiera me esfuerzo en armar la cama, tarde o temprano viene la vida en forma de aspiradora, con ese terrible sonido, a tragarse la esperanza y hay que salir corriendo a buscar otra grieta donde no morir de frío.

Ahora tienes seis patas araña… No creo que puedas sobrevivir a otro escape

Y yo tampoco.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s