Todas las entradas por Carlos Córdoba

Estudiante de Ciencias Políticas y Gobierno. BICIoso. ¿Política y regguetón? ¿Jóvenes en la política? ¿Hamburguesa sin cebolla?: ¡Claro que sí!

Feliz Navidad, para el Clan Aguilar

Unos la odian por la insoportable canción de Olímpica Stéreo, otros la aman por la de Sello Rojo, y a los políticos les encanta, no por la unión, ni las fiestas, ni los comerciales; sino por los votos que se pueden conseguir. Algunos patrocinan novenas de aguinaldos, otros premian la calle más decorada, pero la mayoría opta por la fija: dar regalos a los niños que más lo necesitan.

Esta práctica es más que común en los políticos tradicionales, y por supuesto, en Santander es usada por los Aguilar como una de sus tantas formas de acercarse a las provincias para asegurar un fuerte capital electoral; que ahora necesitan con urgencia, pues con papá e hijo en la cárcel y un gobernador totalmente nulo, el panorama de cara al 2022 no pinta precisamente color de rosa. 

Sin embargo, Nerthink elevó la tradición y este año la celebración va por cuenta de muchísima más gente, pues cada trabajador de la gobernación, de carrera o de prestación de servicios, deberá pagar una cuota como aporte para el evento que realizará la gestora social Genny Sarmiento para celebrar la navidad y dar regalos a los niños. Varios trabajadores de manera anónima revelaron estar sorprendidos, pues es la primera vez que se cobra un aporte de este tipo para la “obra benéfica” que se supone, debe salir del presupuesto de la gobernación y no del bolsillo de quienes hacen parte de esta.

La cuota que se cobra a cada persona en la mayoría de los casos es determinada por una especie de escalafón, dependiendo de la secretaría a la que hagan parte (cada secretaría tiene un monto específico a recoger según el tamaño), el cargo que ocupen, si es de planta o no, y en el caso de las CPS, del valor del contrato. Aunque, como nos reveló una fuente que pidió ser anónima, en algunas secretarías la cuota no fue diferenciada y todos los funcionarios independientemente de su sueldo debían pagar la misma cantidad. 

Según otras fuentes también anónimas, desde 20 mil a los contratos de menor cuantía, hasta 150 mil, o incluso 1 millón de pesos a quienes tienen mejor puesto, van las cuotas que deben aportar quienes trabajan en la gobernación para que se realicen las grandes celebraciones que lo único que buscan es traducir regalos en votos más adelante. ¿Será que Nerthink les dará créditos a los financiadores de la celebración o ganará apoyo a costa de los trabajadores de la gobernación? 

En todo caso, ya saben, cuando vean al clan Aguilar repartiendo regalos y haciendo grandes fiestas navideñas para los niños, recuerden que esto fue financiado por los trabajadores de la gobernación de manera totalmente voluntaria, no crean que las CPS pagaron por el miedo a que no les renueven el contrato, eso por aquí no pasa. 

Seguramente esta será una muy feliz navidad para Mauricio, Hugo y Richard Aguilar, Genny Sarmiento, y para todo el fantástico Clan Aguilar. 

Pregunta que no me dejará dormir:

¿Qué pasa con el manejo de los recursos en el departamento, para que por primera vez se pida cuota para celebrar la navidad? Espero que ustedes sí concilien el sueño. 

Diana Saray erró

Erró Diana Saray. La vimos pedir más tibios cuando el país debía unirse radicalmente contra un nefasto gobierno que afecta a todos, hasta a usted. En su columna “más tibios, menos radicales” se encarga de mantener vivo un discurso que nos han vendido y busca dejar vivo el status quo, como si en Colombia no pasara nada.

En su primer párrafo habla del desasosiego que le generaba la época de Escobar (con toda seguridad compartido con los colombianos que la vivieron y los que la estudiamos), para luego hablar de una etapa donde Colombia “dio pasos hacia adelante” (haciéndole guiño a Uribe), en donde hubo crecimiento económico, bajó el desempleo, el homicidio, los secuestros y la pobreza; momento en el cual usted creyó que sí podíamos avanzar. Pero ahí erró.

Erró porque ese “renacimiento” que usted menciona, para buscar todas esas cifras que a usted la fascinaron, aumentó las violaciones a los derechos humanos, abrió la puerta a crímenes de lesa humanidad, permitió ataques a la oposición, generó la parapolítica y pasó por encima de miles de personas. Esa etapa gloriosa a la que usted se refiere se llamó seguridad democrática, y para generar percepción de seguridad en la ciudadanía mató 6.402 civiles, jóvenes de barrios marginados llenos de ilusiones y aspiraciones. Esa época que para usted fue un avance para el país, con el justificante del “orden nacional”, significó la mayor desgracia para miles de familias.

Luego resalta que su desasosiego volvió en estos días y que al menos antes el país tenía un enemigo en común. Ahí vuelve a errar, Diana Saray.

Erró porque esa creación y simplificación de un enemigo común (narcotráfico, FARC, paramilitares, etc) fue la que generó que el conflicto armado haya sido abordado únicamente en el ámbito militar, y se hayan obviado factores económicos, sociales y políticos que realmente fueron los que generaron y expandieron el conflicto en Colombia. 

Por último, erró en la forma como encasilla las protestas que se han dado en los últimos días, erró cuando dice que esto es un asunto entre izquierda y derecha y erró cuando tácitamente relacionó a Petro con las manifestaciones. Le recuerdo señora que esta es una protesta del pueblo, en contra de un gobierno tirano que pretende abusar a todo un país, incluso a usted. No busque encasillar la protesta entre izquierda o derecha, los que piden marchar y los según usted responsables que no, opositores o no; porque esto es un asunto del pueblo colombiano, unido en contra de la tiranía de un gobierno obtuso que no está satisfaciendo las necesidades básicas de los colombianos.

Ya para cerrar, usted pide “más tibios, menos radicales” y en eso erra también. En estos momentos necesitamos más radicales en la defensa de la vida y los derechos de los colombianos, los tibios como usted, complacientes con las élites y los grupos económicos son los que, en parte, han traído este país a donde está hoy. Recuerde siempre que la vimos llorar paredes, cuando un pueblo sin techo muere.

El último fichaje

El viernes por la mañana el alcalde de Bucaramanga y su combo de asesores anunciaron con bombos y platillos el nuevo fichaje de la alcaldía en su lucha contra la corrupción: Pablo Felipe Robledo, quien, en palabras del alcalde, se encargaría de “proteger los recursos de la ciudadanía y garantizar la transparencia en los procesos de contratación” (silencio incómodo de María Juliana Acebedo, comisionada para la lucha contra la corrupción). 

Todo muy lindo y hasta romántico, pero como todo, hay que tratarlo con pinzas, por esta razón, me encargaré de hacer un barrido por la carrera de Robledo, pero eso que no vamos a encontrar en LinkedIn, para que cada uno saque sus propias conclusiones.

 

El debut del crack.

Robledo es amigo de juventud de Luz María Zapata, esposa de Germán Vargas Lleras, a quien apoyó en la carrera presidencial de 2010 y con quien entabló también una buena amistad; luego de la unión de Vargas con Santos y todo el frasco de mermelada repartido, Robledo aterrizó como viceministro de justicia y luego llegó a la Superintendencia de Industria y Comercio, donde tuvo mayor protagonismo. Como anunciaron mis amigos de RutaIgsabelar, ¿esto confirma la llegada del Vargasllerismo al gobierno Cárdenas?

Tintipán de vacaciones, mis felicitaciones.

En 2012, la dirección de Parques Nacionales en cabeza de la esposa del jefe de Robledo, Julia Miranda, llevaba a cabo una investigación que se abrió en 2006 por la presunta construcción de dos casas, un quiosco y un muelle privado en una propiedad llamada El Embrujo, ubicada en el islote de Tintipán, propiedad de la Nación. 

Resulta que el dueño del predio era Pablo Felipe Robledo, quien lo recibió en 2002, según sus palabras, como honorarios por los servicios que le prestó a Peter Hannaford, un floricultor investigado por recibir de manera irregular créditos y subsidios del Banco Agrario en 2008. Robledo asegura que él no construyó nada y devolvió el predio en 2004 a su antiguo dueño. 

 A pesar de que en el 2013 se cerrara la investigación por no existir pruebas contra Robledo y demostrarse que el responsable es Hannaford, no dejan de surgir diferentes dudas acerca de este raro cambio de dueños: ¿Si recibió el predio como honorarios, por qué lo devolvió luego de 2 años? ¿recibió algo a cambio de ese favor o regaló su trabajo? ¿podría cuestionarse si estamos frente a un presunto testaferrato o enriquecimiento ilícito? Parques Nacionales remitió la información a la Fiscalía para su investigación, pero esta no ha avanzado nada.

Más que su hermano, su brother. 

En 2016 se conoció el caso Élite International Américas S.A.S. como una presunta empresa que captó según la Fiscalía más de 1 billón de pesos en el negocio de las libranzas y dejó cerca de 6.040 víctimas. Por este hecho resultaron capturados José Navas Vengoechea, Jorge Navas Vengoechea, Marino Salgado y se emitió orden de captura contra Francisco Odriozola, quien está fuera del país.

Pero resulta curioso ver un personaje que no está envuelto en el escándalo: el gerente comercial de la empresa, Carlos Fernando Robledo, hermano de Pablo Felipe Robledo, quien incluso siendo superintendente participó en un conversatorio de la empresa. Sé que no existen los delitos de sangre, pero no deja de llamar la atención el hecho de que ni siquiera esté investigado por el caso, ¿Es por ser hermano del superintendente?

Esta columna no es para inculpar al nuevo asesor, eso no me corresponde a mí. Sin embargo, es para señalar aspectos de su hoja de vida que me parecen importantes que se conozcan. Como dice al principio de esta columna, para que cada uno saque su propia conclusión. 

Hay 2 cosas que sí me parecen reprochables: Primero la firma de otro contrato por $12 millones de pesos para “proteger los recursos”, cuando ya está María Juliana Acebedo; y segundo que este nuevo contrato se firme con abogados que no son de Bucaramanga, como si la ciudad no tuviera suficientes que puedan realizar esta tarea. 

Preguntas que no me dejarán dormir: ¿Qué es peor? ¿La llegada de Robledo con su millonario contrato? ¿O la llegada del honorable abogado Iván Cancino como oposición? Espero que ustedes sí puedan dormir. 

¡Vacaciones!

Pensé en tomarme unos días sin escribir, quizá alejarme un poco de la tragicomedia que es la política bumanguesa y santandereana para a mitad de enero retomar, pero me di cuenta de que es imposible, en esta ciudad parece que no hay techo y cada noticia supera la anterior. Ahora tendré que hacer una cronología de lo que ha pasado estos días. 

El sábado 26 de diciembre a las 7 de la mañana empezó la plenaria del concejo en la que se debatió el proyecto de acuerdo 069 de 2020 sobre una reforma tributaria en la ciudad, presentado por la alcaldía y avalado casi que a ciegas por la coalición mayoritaria del concejo. ¿Coincidencia el número? No lo creo, todos sabemos qué va luego del 69.

Este proyecto contempla una serie de reducciones en el impuesto de Industria y Comercio para nuevos contribuyentes y afectados por la crisis generada por la pandemia, sin embargo, también sube este impuesto y crea una tasa del 3×1000 a las profesiones liberales que trabajen con contratos de prestación de servicios, a partir del 2022. Este, fue aprobado 11 votos (toda la coalición mayoritaria) contra 8 (la minoría).

Luego, el 28 de diciembre se reunió el PMU de Santander para tomar medidas “drásticas” para frenar la propagación del virus en esta segunda ola de contagios; esta reunión se dio un día después de un evento ciclístico al que asistió el gobernador Nerthink en Suaita. ¿Resultados de la reunión? La fácil, toque de queda y pico y cédula, medida copiada en todas las ciudades y que las autoridades no han hecho cumplir. Nada se habló de aumento en la capacidad hospitalaria o de adecuación de nuevas camas UCI, hasta allá no llegan porque se gastan la platica que necesitan para publicidad. 

En esta exitosa reunión ni siquiera se logró acordar medidas comunes en el área metropolitana, pues las alcaldías de Floridablanca y Bucaramanga decidieron que su pico y cédula después del 2 de enero no sería por dígitos, sino par e impar, y que estaría restringida la movilidad. Al final Miguel Moreno declinó de su decisión y se acogió a las medidas establecidas en el PMU, pero Cárdenas no, siguió como rueda suelta y tomando decisiones como una isla alejada de los demás municipios, con medidas tan absurdas como que el deporte individual queda restringido al día del pico y cédula, pero que el alquiler de canchas sintéticas, las iglesias y los moteles no están cobijados con la medida.

Así llegó el 30 de diciembre, fin de año y el cuerpo de Cárdenas lo supo, pues pidió vacaciones, desde ese día hasta el 25 de enero de 2021, dejando de alcalde encargado al secretario de interior Jose David Cavanzo. Porque gobernar es hacer… que todos se encierren mientras yo me voy de vacaciones. 

No sabemos donde esta JuanCa, si en Bogotá o en la playa, no sabemos ni siquiera si está fuera del país, pero lo que si sabemos es que es una profunda irresponsabilidad irse en medio de la crisis que atraviesa Bucaramanga, pues su ausencia puede retrasar decisiones administrativas que pueden significar retrasos en atención a la crisis.

¿Es tiempo de vacaciones?

No lo creo. El capitán es el último que debe bajar del barco, Cárdenas debería tener liderazgo, ponerse en frente de la crisis y liderar la generación de políticas que mitiguen la crisis y ayuden a la ciudad a salir adelante. Irse de vacaciones mientras la gente está en toques de queda ridículos y dejar atrás el alza de impuestos, la crisis sanitaria y económica, las medidas absurdas, el descontrol de la ciudad y todos los problemas que tiene Bucaramanga, es sencillamente absurdo.

Súplica: Por favor no crean que todos los problemas se solucionan con la revocatoria de mandato, ese proceso tedioso y arribista generaría una inestabilidad de liderazgo más profunda de la que vivimos con Cárdenas, mejor exijamos que se ponga los pantalones de una vez y empiece a gobernar. 

Vitalógica, cuasiética y cartestética

No hay persona en Santander que a día de hoy no haya ni siquiera escuchado el nombre Rodolfo Hernández. El ingeniero de la mano de los argentinos, ha construido una figura influyente en la política santandereana que hoy, innegablemente, es uno de los referentes que tiene la capacidad de poner agenda política.

Nuestro ingeniero maravilla llegó a la alcaldía vendiéndose como un «outsider» alternativo que llegaría al quinto piso para sacar a los politiqueros que mal manejaron las finanzas públicas y se ubicó en un pedestal moral para juzgar a vivos y muertos, a pesar de tener su rabo de paja. Su capacidad llegó a ser tanta que, de manera tácita, sin que nos diéramos cuenta, logró evolucionar los 3 conceptos banderas de su administración; fue pionero y le cambió los significados. Lógica en vitalógica, ética en «cuasiética» y «estética» en «cartestética».

Nosotros ni nos enteramos de este enredo, pero aquí estarán bien explicados:

Vitalógica:

La evolución de la lógica a «vitalógica» se dio a los pocos meses de iniciar su mandato, cuando prometió que Bucaramanga, la ‘Barcelona latinoamericana’, sería la primera ciudad de Colombia en transformar las basuras que se almacenan en el relleno sanitario El Carrasco en energía, sin que le costara un solo peso al municipio.

Para el tratamiento de residuos sólidos, se abrió una licitación pública y se contrató a Jorge Hernán Alarcón, con la tarea de formular las condiciones del proceso para la adjudicación de la operación de las basuras. Este contrato fue una directriz de Hernández, quien incluso, le acondicionó una habitación en su apartamento de huéspedes y le entregó la hoja de vida al gerente de la EMAB, Manuel Becerra, para que este vinculara al ingeniero Alarcón. 

Cuando se formuló el pliego de condiciones y se abrió la licitación, se exigió una póliza de garantía, la cual Vitalogic no tenía y pretendía reemplazar con una fianza; es en este momento cuando el proceso licitatorio se declara desierto y también es el momento en el cual salió la frase de Hernández al jurídico de la EMAB, César Fontecha, en tono amenazante: “pero entonces yo digo, acéptele la hijueputa garantía esa”. 

Después de declarar desierta la licitación, la alcaldía procedió a intentar realizar la contratación directamente, determinación que encendió las alarmas de los comités anticorrupción, lo cual hizo que la procuraduría pidiera aplazar la adjudicación; lo que finalmente se hizo. Aquí es cuando sale otra frase popular del exmandatario “vitalogic va porque va”

Pero, ¿Cuál era el interés de Rodolfo de firmar este contrato? ¿Por qué tanto afán en adjudicárselo a Vitalogic, obviando el hecho de que no presentaba la póliza que exigía la ley? Un contrato de corretaje puede tener todas las respuestas.

En este contrato de corretaje que se pretendió autenticar en notaría, diferentes personas se repartían una jugosa comisión si la empresa Vitalogic se quedaba con el negocio del manejo de basuras. Entre ellas estaba Luis Carlos Hernández, hijo del exmandatario, quien presuntamente recibiría la suma de 100 millones de dólares como prima de éxito; Carlos Adolfo Gutierrez, quien ganaría cerca de 2 millones de dólares por la venta de las 3 plantas para procesar los residuos; Jorge Hernán Alarcón (el huésped de Rodolfo), con una ganancia del 34% de la comisión; y Luis Andelfo Trujillo con el 15% del valor total.

Este contrato de corretaje al final no se ejecutó, porque el contrato con Vitalogic no se dio, y actualmente es materia de investigación penal y disciplinaria.

De esta manera es que Rodolfo Hernández convirtió la lógica en vitalógica, defendiendo e impulsando la adjudicación de un contrato con irregularidades estructurales y que detrás tiene una historia de corrupción y coimas que buscaban amarrar el negocio de la transformación de los residuos sólidos del Carrasco por 30 años.

Cuasiética:

Otra de las banderas de Hernández es la ética, la cual estudia la moral y se puede casi evidenciar en el actuar del líder de la Liga de Gobernantes.

Rodolfo y su ingenio lograron transformar esto y lo llevó a su máxima evolución: La «cuasiética«, que podemos encontrar en sus comentarios xenófobos hacia los venezolanos, cuando dijo que eran “máquinas de hacer chinitos pobres”; o en el respeto hacia los demás políticos, cuando dijo que un candidato a la alcaldía era “más tocado que una prostituta de Puerto Wilches”; pero, sin duda alguna se nota más en su trato hacia los concejales de su movimiento.

A su combo de concejales los hace firmar pagarés en blanco para tener control sobre ellos y garantizar que ellos voten y hagan lo que él dice en el Concejo Municipal. Igualmente, su director político les informa muy juiciosamente cómo debe ser su votación a los diferentes proyectos, como los Planes de Desarrollo y los Presupuestos Municipales, obviamente, para beneficiarse. 

Por consecuente,

¿Qué puede ser más ético que controlar como titiritero a los concejales, con la excusa de que él fue quien los montó, ignorando el criterio de cada uno de ellos? ¡Pues la cuasiética!

Cartestética:

La estética de Hernández se transforma en «cartestética» porque tiene su máximo esplendor en las cartas con las que engañó a sus votantes para llegar a la alcaldía, cartas que repartió al mejor estilo de la politiquería a la que tanto criticaba.

En la primera de estas, Hernández se comprometió con los animalistas de Bucaramanga a construir el tan anhelado Centro de Bienestar Animal en la ciudad, incluso, hay un video en el que reafirma su compromiso. Hoy, no está puesto el primer ladrillo para la construcción de este y los bumangueses sufren esta deuda histórica, que el falso mesías tampoco saldó.

En la segunda, el ingeniero prometió la construcción de 20mil hogares felices para las personas más vulnerables y hasta les pedía que guardaran bien la carta, para luego presentarla en la entidad encargada y poder acceder a la vivienda. Poco tiempo después de resultar electo dijo que no serían viviendas, sino lotes con servicios, y hoy, luego de un año de terminar su mandato, no se ha entregado ni el primero de estos.


Porque recordemos que jugar con las ilusiones de miles de personas que depositan su voto con la esperanza que cambie la política no es estética, es cartestética.

De esta manera, es que el mesías bumangués, el líder de la lucha anticorrupción, el caudillo y gamonal de la Liga de Gobernantes Anticorrupción hizo evolucionar los 3 conceptos de su eslogan y adaptarlos a sus actuaciones. Todo esto, sin pudor alguno y sin sonrojarse un poco.


Bumangueses, cuidado con quien glorifican, las cosas no siempre son lo que parecen y lo que a punta de populismo, de Facebook Live, mentiras y marketing se infla, con la verdad, se desinfla.

Reactivación

Para nadie es un secreto que la pandemia dejó al desnudo la fragilidad de la economía colombiana, no de las grandes empresas o los banqueros, claro, sino la economía de la gente de a pie, de esa gente de clase media-baja que verdaderamente sostiene al país.Desde el inicio del aislamiento en Santander han cerrado cerca de 15mil empresas, y según el DANE, en septiembre el desempleo en Bucaramanga llegó al 21,2%, muy por encima de la tasa nacional (15,8%). Por estos motivos se hace necesario generar una estrategia de reactivación que permita estabilizar la economía, generar empleo y oportunidades a los micro y pequeños empresarios.

Ya todos conocemos que el mayor esfuerzo de las autoridades debe ir enfocado a potenciar las PyMES, que generan más de 10 millones de empleos, versus los más de 5 millones generados por las grandes empresas, por este motivo hablaré de una estrategia que el Instituto Municipal de Empleo y Fomento Empresarial adelanta en Bucaramanga, para acelerar la tan anhelada reactivación.

Mi Campo y Mi Barrio Somos Todos, es una estrategia que tiene el IMEBU para llevar a cada barrio y cada vereda una unidad móvil con la oferta que el instituto tiene para los bumangueses, sin mucha infraestructura ni grandes oficinas en su llegada, pero con mucho por contarle a los ciudadanos, buscando un verdadero acercamiento.

En primer lugar, está la “Banca de Empleo”, donde se fortalecen las habilidades de cada persona, se enseña a la gente a realizar su hoja de vida, cómo afrontar una entrevista de trabajo y qué vacantes están disponibles.

Igualmente, está la “Banca Ciudadana”, con 7 diferentes líneas de crédito: Tradicional (para fortificar microempresas); BGA Responde (para reactivar medianas y pequeñas empresas) Empresarias en Acción (para que las mujeres cabeza de familia creen o potencialicen sus negocios); Emprendedores en Acción (para apoyar negocios de los jóvenes); Campo en Acción (para los corregimientos); Empresarios en Acción (para productores y empresarios del calzado); y BGA se Reactiva (para la reapertura de micro, pequeña y mediana empresa).

Por último, ofertan el centro de desarrollo empresarial “Progresa”, que asesora a quienes quieran potenciar su negocio y a todo aquel que tenga una idea de emprendimiento, para convertir esas ideas en modelos de negocio.

Estas 3 estrategias están orientadas a reactivar la economía bumanguesa, a potenciar las aptitudes, los emprendimientos y los pequeños negocios de la gente que más lo necesita y a generar más oportunidades. Pero sin duda alguna, el plus de la estrategia es la lección que se le da a las comunidades de que la cooperación y el trabajo en unión como barrio es lo que genera más oportunidades y desarrollo a la ciudad.

Tuve la oportunidad de acompañar la estrategia en 2 barrios y evidenciar que es muy bien recibida por la gente que va para conocer la oferta del instituto. Tal es el caso de Estefany Ríos, en el barrio Plazuela Real:

“Esta iniciativa es muy interesante por el momento que estamos pasando, pues nos encontramos sin empleo. Es una oportunidad para conocer las ofertas que están disponibles y ayudar a las pequeñas y medianas empresas que hay en cada barrio, es un apoyo grande para toda la comunidad”.

Claudia Carreño, del barrio Prados del Mutis, también ve esta estrategia con muy buenos ojos “esto es una oportunidad muy grande que nos presta el IMEBU para podernos capacitar y tener más opciones para mejorar nuestro trabajo y calidad de vida”.

La reactivación de la ciudad es necesaria y llegar a la gente con oportunidades de desarrollo es una obligación de las administraciones para salir adelante luego de la crisis que generó la pandemia. Lo más importante es que personas como Estefany, como Claudia, y como miles de bumangueses que día a día buscan progresar tengan las oportunidades de hacerlo.

No todo es malo, lo bueno debe rescatarse y en la construcción de estas nuevas ciudadanías que están cansadas de la crisis política y económica es de vital importancia entender que mediante el diálogo y la cooperación los bumangueses podremos salir adelante. Súbanse, por ahí es el camino.

¡Liquídenlo!

Hace más de 15 años empezó a gestarse un monstruo que supuestamente transportaría a la gente en el área metropolitana de Bucaramanga, hace más de 10 lo inauguraban incompleto para mostrar resultados y hace 8 arrancaron con la fase 2. Hoy, tenemos un transporte que en el papel es BRT, pero en la realidad actúa como convencional, sin carril exclusivo, paradas de plataforma alta y puntos de recaudo unificado.

Solo quienes hemos montado en Metrolínea sabemos el suplicio que significa. 

La falta de cobertura a la totalidad de los barrios, el déficit de buses, las largas frecuencias entre rutas, el pésimo estado de los buses, que parecen pocillo de loco, el portal abandonado en Girón e ir como sardinas enlatadas son solo unos de los pocos problemas que representa este BRT (Bus Rapid Transit, por sus siglas en inglés) que de rápido no tiene nada. Esto llevó a que en 2019 el uso de este medio de transporte fuera de 13% y el nivel de satisfacción de 48%, problema que se agravó con la pandemia, ya que se pasó de más de 100.000 validaciones por día a casi 27.000.

La mala planeación, la mala administración del sistema y la desatención de los alcaldes al problema del transporte informal han logrado que el sistema sea insostenible financieramente: más de 30mil millones de deuda en catorcenas atrasadas y 1.900 millones de déficit en el sistema mensuales.

Los más perjudicados como siempre son los ciudadanos de a pie, no solo los usuarios del sistema, quienes recibimos el pésimo servicio, sino también los trabajadores. 

Quienes laboran para el operador Movilizamos S.A denuncian que se les adeuda 1 quincena y media prima, no se les entrega dotación para el trabajo, deben doblarse en turnos para suplir la falta de operarios y que gracias a los contratos laborales a 15 días no tienen estabilidad laboral, pudiéndose quedar sin trabajo sin previo aviso.

¿Hasta cuándo este monstruo seguirá en Bucaramanga como si nada? ¿estamos condenados a tener gerentes incompetentes que “solucionen” con paños de agua tibia, como apagando incendios? ¿la alcaldía seguirá arriesgándose a entrar en peculado, por asumir responsabilidades que no le corresponden?

Porque recuerdo que la cláusula 19 del contrato señala que los riesgos de la ejecución corren por cuenta del concesionario, que el estado no garantizará la utilidad del contrato, que, como todos, tiene riesgos. i siquiera en estado de excepcionalidad ninguna alcaldía puede asumir deudas pasadas ni los déficits que puedan presentarse. 

Insisto, el primer acto de corrupción está en el nombramiento, si todos los alcaldes se empeñan en seguir nombrando gente incompetente para gerenciar el SITM del área metropolitana estaremos condenados al fracaso. Es necesario que llegue un buen administrador que pruebe si es capaz de sacar el sistema a flote, o si, por el contrario, se demuestra que es insostenible (algo que salta a la vista, que obviamente va a demostrarse), contemple la liquidación, sin miedo y siempre buscando beneficiar a los bumangueses.

Es necesario liquidar el sistema y tener la oportunidad de crear uno nuevo que nos permita a los bumangueses volver a soñar, porque, así como está, Metrolínea no es viable.

HP

De los 7 escaños que Santander en la Cámara de Representantes, uno de ellos es ocupado por Edwin Ballesteros, un HP (honorable parlamentario) que inició su vida política en un partido de paras, es uribista, apoya la minería en el páramo de Santurbán, defiende el hundido Mico del Fracking, salvó a Carlos Holmes Trujillo y está salpicado en 2 escándalos que les quitaron el agua a 2 municipios diferentes.

Un diamante en bruto, bien bruto, que el Centro Democrático ama y quiere conservar, pues es muy juicioso y obediente. 

Como ya dije, nuestro congresista maravilla inició su vida política en el 2010 en un partido de paras: el extinto Opción Ciudadana del tuerto Gil, Doris Vega, Didier Tavera, Hugo y Mauricio Aguilar.

Allí se lanzó de candidato a la cámara, pero se quemó por poco más de 4mil votos. Sin embargo, no todo fue malo, pues allí logró convertirse en íntimo de Richard Aguilar, quien un año después se convertiría en gobernador y lo premiaría con puestos de asesor, director de la junta directiva de la CDMB y gerencia de la recién creada Empresa de Servicios Públicos de Santander ESANT.

Fue en esta entidad donde nuestro HP ha tenido sus mayores escándalos.

En primer lugar, después de ser elegido Representante a la Cámara en 2018 por el Centro Democrático fue llamado a juicio por la procuraduría por presuntas irregulares en la etapa precontractual, contractual y de ejecución en el contrato de la construcción de la represa La Batanera en Vélez, que 6 meses después de liquidado el contrato colapsó. Claramente, producto de la mala planeación y las irregularidades que el Ministerio Público calificó como gravísimas, a título de desatención elemental.

Igualmente, hace unos días fue llamado al debate de control político que citó la Asamblea Departamental por la construcción del acueducto de Los Santos, el cual inició su construcción en 2015 y lleva una inversión de más de 29mil millones, pero no parece tener futuro. Incluso, de llegar a construirse será un dolor de cabeza a los habitantes del municipio, que según el diputado Leonidas Gómez, pagarían una tarifa superior a la que se paga en el barrio Los Rosales de Bogotá. 

Estos 2 escándalos podrían ser suficientes para saber que nuestro HP es una persona no grata para el departamento que no debería estar en ningún cargo político, pues no hay nada más miserable que jugar con la ilusión de miles de personas que solo quieren poder tener agua disponible para su uso y consumo.

Pero no es así, sus acciones dan para hablar mucho más.

A principios del mes de septiembre, estaba la discusión del artículo 210 de la nueva ley de regalías, pues fue considerado como #ElMicoDelFracking, que le daba viabilidad financiera y habilitaba indirectamente la técnica de fracturación hidráulica en Colombia, nuestro HP como todo su partido obviamente estaba de acuerdo, e incluso se atrevía a defenderlo de manera cínica diciendo que esto no abría las puertas al fracking.

Mientras escribo esto confirmo que su interés en que la gente se quede sin agua es sistemático, porque también cree en la capacidad de hacer minería en Santurbán. En su discurso casi tan insoportable como el de Paloma Valencia dice que la empresa que tenga la viabilidad jurídica puede hacer minería en este gran ecosistema en búsqueda del supuesto desarrollo económico, ignorando las pruebas técnicas y jurídicas que demuestran la inviabilidad de un proyecto minero en la zona. No contento con solo defender la minería, el HP estigmatiza la defensa del páramo con el populismo e incluso el chavismo. ¡Háganme el favor!

Ya para cerrar, nos encontramos que también el representante es un fiel seguidor del ex presidente Álvaro Uribe, que forma parte del grupo de políticos seguidores del matarife paramilitar y el gobierno de Iván Duque y que defiende el abuso policial sistemático contra la población civil, pues fue uno de los 136 representantes a la cámara que votó negativo en la moción de censura contra el Ministro Carlos Holmes Trujillo. 

Santandereanos, debemos entender la importancia que tiene la rama legislativa y comprender que en manos de esa gente por la que la mayoría vota para ganar 50mil pesitos está el futuro de cada región del país. El Congreso de la República crea y cambia las leyes, tiene la función de control político al poder ejecutivo, aprueba el presupuesto nacional, elige el contralor, procurador y defensor del pueblo y es el encargado de representar los intereses de cada uno de los colombianos.

Pilas con el 2022, con las elecciones legislativas, elijamos gente que verdaderamente represente a la gente de a pie, a los estudiantes, los trabajadores, los pensionados, los microempresarios, los jóvenes, los pensionados, las mujeres, la comunidad LGTB, los niños, los campesinos… En fin, gente que represente lo que somos como país y no los intereses de unos pocos a costa de todos. En Santander hay con qué, podemos cambiar la forma de hacer política, tenemos la fuerza, el entusiasmo y cero ganas de rendirnos. No permitamos que los mismos HPS (Honorables parlamentarios, insisto) sigan decidiendo nuestro futuro. 

Nota 1: Nuestro querido representante es el único congresista que tiene en su UTL una diseñadora de modas, a la cual le paga la bobadita de 7 millones de pesos.

Nota 2: El protagonista de esta columna no es el único Representante a la Cámara por Santander que está lejos de representar nuestros intereses, otros 5 lo acompañan, pero eso es otro cuento.

El kínder de Cárdenas

“somos la renovación”, “vamos a acabar la poliqueria tradicional”, “somos alternativos”, “cero corrupción”

Esas son solo 4 de las frases que usaban a diestra y siniestra los hipócritas que hoy levitan en el edificio de la alcaldía de Bucaramanga, mientras estaban en campaña para convencer a todos los bumangueses de que un ingeniero cuasi peruano era el salvador de la ciudad que nos llevaría a ser lo último en guaracha de la transparencia y de la lucha anticorrupción. 

Hoy, después de elegidos, sus acciones cambian bastante y son totalmente opuestas del discurso populista con el que se hicieron elegir. Se agravó el nepotismo, el pago de favores políticos, el amiguismo y el clientelismo, en pocas palabras, la corrupción. 

Cárdenas llegó al quinto piso del ya mencionado edificio a rodearse de gente inexperta. El denominado kínder de la alcaldía está compuesto por gente que aparte de incompetente es egocéntrica, infantil y llena de ínfulas de superioridad;

van por la vida sacando pecho por su puesto y no se conforman con solo trabajar en la alcaldía, eso es muy curtis, ellos van por el puesto de mando, porque claro, tienen que llenar su ego con un poder. Los invito a conocer estos expertos que hoy rigen el futuro de la ciudad.

En primer lugar, tenemos Carlos Sotomonte, el camaleón, es licenciado en literatura; por 4 meses fue Alto Comisionado para la Defensa de Santurbán -por un valor de 40 millones de pesos-, y hoy es asesor de la alcaldía en temas medio ambientales -por 39.6 millones de pesos-; porque en el gobierno en el cual “Gobernar es Hacer” la meritocracia es lo que vale.

Por otra parte, tenemos a Ángel Galvis, ingeniero químico que es el encargado de asesorar al alcalde en temas de transporte masivo, imagínense qué tipos de soluciones en los temas de movilidad nos dará una persona que no tiene las capacidades académicas y que por lo menos en los últimos años no se debe haber subido a un Metrolínea. 

También está John Carlos Pabón, un economista que jamás ha estado en la administración pública y que al igual que los demás está probando suerte a costa del erario. Por último, tenemos a Edson Gómez, ingeniero de telecomunicaciones, re parcero de Cárdenas que está detrás del negocio de la BIG DATA, eje central de plan de desarrollo a pesar de la crisis económica y social generada por la pandemia. 

Pero el contrato de asesores inexpertos es solo la punta del iceberg. El kínder que gobierna se encargó de ubicar a su gente en diferentes puestos, el nepotismo en su máximo esplendor. Miremos un poquito la meritocracia que rige el gobierno Cárdenas: 

  • Andrea Paola Garzón, novia del bachiller asesor Diego Gallardo está contratada en el Instituto Municipal de Empleo y Fomento Empresarial IMEBU.
  • La novia del secretario administrativo César Augusto Castellanos, Laura Melissa Estévez está contratada en Bomberos. 
  • La novia del jefe de prensa José Miguel Mora Cárdenas (amiguísimo de Carlos Sotomonte desde los tiempos de Coraje), Paola Peña, hoy tiene contrato en el Instituto de Salud ISABU.
  • Herling Luna, novia de Daniel Felipe Valencia, también jefe de prensa también fue bendecida con un contrato en el Instituto Municipal de Cultura y Turismo IMCUT.
  • Claudia Uribe, Doris Moncada y Katherine Mojica también entrarían a la alcaldía, esta vez, gracias a su “amigo” disque ambientalista Carlos Sotomonte.
  • Por último, Paulette, no la youtuber sino la novia del secretario de Planeación es la directora del Departamento Administrativo de Espacio Público, DADEP.

Esta serie de contratos revelan no sólo que la alcaldía jugó con las ilusiones de muchos bumangueses mediante su plataforma Ocupadoor al tener los contratos ya amarrados, sino también el silencio cómplice de los medios tradicionales santandereanos, los cuales estaban muy pendientes de gobiernos anteriores, pero con este se hacen los shakiros: brutos, ciegos, sordos y mudos. 

El primer acto de corrupción está en el nombramiento, dice un amigo que muchos tildan de orate, pero que personalmente admiro, pues un orate no tendría tan clara la visión ética de la política.

Cuando se contrata gente no idónea para el cargo, a mis amigos, a las novias de mis amigos o a quien sea para pagar favores, se está corrompiendo el fin del gobierno que es gestionar los recursos de la mejor manera y dar respuestas acertadas a las problemáticas de nosotros los gobernados.

Los bumangueses merecemos gobernantes capaces, idóneos, gente con las aptitudes necesarias para estar al frente de la administración municipal, no un kínder de niñatos hedonistas -comentario que también cito- que a la larga lo que logran es desprestigiarnos a nosotros los jóvenes, personas con todo el entusiasmo y la intención de cambiar la forma de hacer política. La clase política añeja y rancia que lleva años sin tocar la administración municipal se aprovechará de esto para cuestionar a los jóvenes, los ideales de cambio y las grandes capacidades que podemos llegar a tener.

Por esta razón es que debemos como jóvenes interesarnos en la política, participar, opinar, estar inmersos en este mundo; evitando que la clase rancia vuelva, que los falsos alternativos que no nos representan hagan fiestas con nuestros recursos y que el populismo se tome la ciudad. Recordemos siempre que más que el futuro, los jóvenes somos el presente. 

Nota: las hojas de vida que no se adjuntaron es porque no tiene información actualizada en el SIGEP