Maradona el Irreverente Cósmico

Existe gran reproche moral sobre el comportamiento de Maradona, algo natural en una sociedad mojigata como la latinoamericana que piensa que los ídolos del fútbol, de la música y de la política también deben ser bastiones de la moral y de las buenas costumbres, pero no existe una responsabilidad por parte de quienes han trascendido en sus disciplinas de comportarse acorde a los lineamientos éticos que impone la maza.

Quiero hablar de ese Maradona que pocos conocen, el que omiten los aficionados del fútbol y los críticos morales.

Pelusa nació en una familia de clase obrera Argentina y su padre le inculcó la dignidad del Peronismo, algo que marcaría su pensamiento de por vida, si miramos no solo se dedicó a golpear un balón, sus pensamientos trascendían a lo “políticamente incorrecto”.

Estoy seguro que Ningún cantante o “influencer” contemporáneo se atrevería a mandar AlCarajo a George Bush como Maradona lo hizo, ni ponerse del lado de los Kirchner, o tomarse fotos con Chávez. A cualquiera de los izquierdosos solapados de Colombia les daría pánico tan siquiera atreverse a decir que la muerte de Fidel les dolió como la de su propio padre, yo no sé qué tan profundo ideológicamente era Diego Armando, pero se que sus cojones eran de otro planeta, hasta en eso era cósmico.

Que figura tan extraña, era capaz de ponerse en los extremos ideológicos de la izquierda y nadie con cinco sentidos se atrevía a insultarlo, hoy por hoy si tu subes un estado diciendo que Maduro no es tan tonto como aparenta o que Uribe no es tan santo como reza, tus redes se inundan de desquiciados que hasta te desean la muerte, pero nadie se atrevía a cuestionar a Maradona, su magia con la pelota y su legado apagaba hasta los mas fundados fanatismos politiqueros, desde la “Mano de Dios” cuando consiguió que Argentinos e Ingleses olvidaran las Malvinas y a Margaret Thatcher, parecía destinado a trascender de lo políticamente correcto.

Se que algunos fanáticos esperaban mucho de él, pensaban que debía ser un santo, pero piensen por un instante en un muchacho latinoamericano nacido en la pobreza y en un momento fugaz toca las estrellas con su mano. Algún día tenemos que entender que las adicciones personales y los hábitos privados de alguien, no logran opacar su identidad y su legado para el mundo, yo creo que fueron tantas las alegrías que Maradona dio a su país en el futbol, que merece ser recordado y honrado como un símbolo de que todo es posible con talento y disciplina, Pelusa no fue un pateador más, fue un artista del gol y un genio de la pelota.

Seguramente debe estar en el cielo reunido con Kirchner, en ese rincón del más allá que la providencia tiene reservado para los peronistas.

A Álvaro Gómez lo mato el “Cartel de la Autoincriminación”

Es posible que esta generación Z, no tenga ni idea quien fue Álvaro Gómez Hurtado, a ellos la televisión colombiana solo les ha enseñado sobre Escobar, Popeye, Marbelle, entre otros lamentables capítulos de nuestra historia.

No dudo que Galán y Gaitán reunían las masas al calor de su discurso y tenían el liderazgo suficiente para encaminar el país, pero también es cierto que pocas veces en la historia tenemos contacto con estadistas, hombres en cuya mente cabe el país, hombres que, si bien no tienen una apasionada oratoria, si tienen suficiente formación y trayectoria para encaminar las sociedades a tiempos mejores.

Un Prohombre en todo el sentido de la palabra era Álvaro Gómez Hurtado, sin lugar a dudas fue el ultimo bastión de la derecha respetable en Colombia; su pecado mas grande sin duda era ser hijo de Laureano, pero no siempre el apellido determina el destino de los hombres ni sus valores,

miremos a Néstor Humberto Martínez, a los Delfines Galán, al delfín Lara o incluso al señor Toledo de Bucaramanga, creo que los progenitores de ellos deben sentirse avergonzados por lo oportunistas y lagartos que resultaron sus polluelos.

El hecho que nos ocupa por estos días no es mas que la lamentable confirmación de que siempre ha existido un pacto silencioso entre la clase política y la guerrilla, si miramos la historia siempre que el establecimiento nacional esta a punto de perder la confianza de sus electores, aparece la guerrilla en escena con bombas, masacres y actos vandálicos, para con ello confirmar que necesitamos ese estado protector del marxismo armado, que necesitamos ese salvador tomando tinto en caballo con poncho y Crocs que viene a derrotar al “Castroneosocialismo.”

Es triste que pese a que cualquier ciudadano sabe quienes mataron a Álvaro Gómez y, que pese a lo incoherentes que son las declaraciones de alias Rasguño, si arrojan una confirmación sobre lo que sin duda fue un crimen de estado, ahora resulta que un guerrillero indultado decida tapar todo con una autoincriminación, una que sabemos no le traerá ninguna consecuencia legal porque hace parte de lo que se acordó en la Habana. Seguramente los señores que tuvieron 8000 razones para matar a Gómez han de estar felices y satisfechos con la justicia, porque en Colombia esta solo sirve para ellos, para los de corbata y wiskey

Me preocupa pensar que ahora la guerrilla salga a reconocer otros delitos de la clase política, en aras de que todo esto quede en absoluta impunidad, no es suficiente el hecho de que las instituciones como la Fiscalía no sirven para un comino, ahora debemos sumar que los delincuentes se presten para lo que yo denomino

“El Cartel de la autoincriminación” , dentro de poco saldrán a reconocer el crimen de Jaime Garzón, el de Jaramillo Ossa, el de Pardo Leal y hasta el de Joselito Carnaval.

Esperemos que los centennial como Miguel Polo Polo que siendo pobres se autoproclaman de “derecha” volteen a mirar a idealistas como Gómez, discursos que valían la pena en el debate de las ideas, hombres que sin duda podían contribuir a la consolidación de un sistema económico que entienda que el capitalismo infiere generar oportunidades de riqueza y emprendimiento y que para nada tiene que ver con esa “economía naranja” cuya única libertad para los pobres es la de morirse de hambre.

Cuanta Razón tenia Gómez cuando dijo Nos estamos aproximando a un futuro sin esperanza”

De Simón Bolívar a Manuela.

Uno de los grandes amores de la historia es el de Bolívar por Manuela Sáenz, ella apodada como la libertadora del libertador, logró cautivar a una figura determinante en la independencia de los pueblos de América Latina.

En el mes del amor y la amistad queremos rememorar algunos de los grandes amores de la historia, pero no lo haremos con palabras personales, dejaremos que sean sus propias letras las que hablen, les dejamos un fragmento de una carta escrito por el libertador a su amada. 

Mi bella y buena Manuela:

Cada momento estoy pensando en ti y en el destino que te ha tocado. Yo veo que nada en el mundo puede unirnos bajo los auspicios de la inocencia y del honor. Lo veo bien y gimo de tan horrible situación por ti; porque te debes reconciliar con quien no amabas; y yo porque debo separarme de quien idolatro. !Si, te idolatro hoy más que nunca jamas! Al arrancarme de tu amor y de tu posesión, se me ha multiplicado el sentimiento de todos los encantos de tu alma y de tu corazón divino, de ese corazón sin modelo.

Cuando tu eras mía, yo te amaba más por tu genio encantador que por tus atractivos deliciosos. Pero ahora me parece que una eternidad nos separa, porque mi propia determinación me ha puesto en el tormento de arrancarme de tu amor, y tu corazón justo nos separa de nosotros mismos, puesto que nos arrancamos el alma que nos daba existencia dándonos el placer de vivir. 

En el futuro, tú estarás sola aunque al lado de tu marido, yo estaré solo en medio del mundo, solo la gloria de habernos vencido será nuestro consuelo !El deber nos dice que ya no somos más culpables! no, no lo seremos más.

Las canas están siendo discriminadas.

Colombia sin duda es un país construido sobre la discriminación, esto ha sido la gran piedra de tropiezo en la reconstrucción de nuestro destino como pueblo y nación.

Sin duda la cuarentena extrapoló ese anti valor social a la esfera de las políticas públicas. El estado colombiano salió en defensa de la banca y los monopolios empresariales, abandonando totalmente a las pequeñas y medianas empresas responsables de la mayor parte de la generación de empleo en el país, adicional a esto la fuerza pública se dedicó a reprimir con violencia a los ciudadanos más vulnerables para quienes quedarse en casa no era una opción válida, pero esa misma fuerza pública no ha sido eficiente en contener la ola de violencia y masacres en el territorio nacional.

Duque durante meses se dedicó a emitir un programa de televisión, aislado desde su casa presidencial, escondido y a salvo, como símbolo nefasto de la clase política que nos gobierna, una que vela por los intereses económicos de una élite que nunca se verá afectada ni comprometida ante ningún desafío de la historia.

Nuestros abuelitos no se salvaron de las políticas discriminatorias de la pandemia, el Ministerio de salud solo con bases empíricas, sin un estudio científico serio y basados en las tasas de mortalidad del covid-19 las cuales no son muy diferentes a las de cualquier otro virus, decidieron aislar a nuestros viejitos y vulnerar sus derechos a la igualdad, al libre desarrollo de la personalidad y la libre locomoción.

Si bien sabemos que ningún derecho es absoluto, su limitación debe ser responsable y ya sabemos que el gobierno nacional no reúne esa condición en ningún aspecto.

Nuestros abuelos representados por «la rebelión de las cañas»acudieron a la Tutela,  mecanismo constitucional que ellos mismos nos heredaron a las nuevas generaciones mediante ese luchada Constituyente del 91, la cual también separó los poderes del estado, algo que sin duda al uribismo no le gusta pero que permite que un juez de la República pueda circunstancialmente tener más poder que un caudillo político. El Juez 61 administrativo del Circuito Judicial de Bogotá y la segunda instancia fallaron en derecho a favor de la rebelión de las canas advirtiendo al poder ejecutivo en cabeza del Presidente que no podían expedir más decretos de esta índole violando la igualdad de la población longeva.

Es claro que Duque de derecho sabe lo mismo que de alimentación sana, prueba de ello es que no sabe expedir ni un decreto extraordinario, esta actitud leguleya lo llevó a darle la responsabilidad del «aislamiento selectivo» a los gobernantes locales, quienes decidieron repetir el yerro administrativo.

Un claro ejemplo de esto es el Gobernador de Santander, quien en el papel decidió no solo continuar con la inconstitucional prohibición a los adultos mayores sino que la amplió a otro sector poblacional, los mayores de 60 años.

No se porque Carlos Román alcalde de Girón y estudiante de derecho no le susurró al oído al gobernador para recordarle que la edad laboral de los hombres en Colombia va hasta los 62 años y que él no puede como funcionario público desacatar los fallos judiciales. 

Es muy romántico decir que el aislamiento total para nuestros adultos mayores tiene como fin protegerlos, pero siendo honestos nuestros abuelos son mucho más cordiales, educados y prudentes que los que asisten a las putifiestas de Yina Calderón o a las marchas aglomeradas en favor de Uribe, además está generación es tan obtusa que no honra a esos abuelitos que con su lucha social nos dieron todos los derechos laborales que hoy tenemos y Uribe ha querido quitarnos;

Lucharon por el voto femenino, el derecho a la educación, a la vida, la dignidad humana y enfrentaron la era más violenta y sanguinaria de Colombia y el pago a su suplicio y dignidad ante la historia, es aislarlos como delincuentes en sus casas.

¡Duque pague la ofrenda, dios le recompensara¡

Desde que Iván tomo posesión ha dedicado su mandato a pagar favores electorales, durante la pandemia se evidencio, cuando desesperado salió a la defensa de la banca privada. Duque tiene una enorme deuda con las abarrotadas sectas evangélicas, las cuales suman unos 3 millones de votos al uribismo;

Voto de catetos temerosos ante una posible asunción del diablo rojo, quienes corren cómo bueyes a marcar en el tarjetón lo que Uribe diga.

La deuda electoral de Duque con los pastores evangélicos, debe ser pagada y por primera vez en la historia del país, un presidente es extorsionado por un sector religioso no católico, contra la pared el Presidente tiene que acceder a los desesperados intereses de estos «siervos de Dios» por aglomerar feligreses para tumbarlos, ojo, tumbarlos al piso con el toque de la unción.

Abrir templos en el pico de la pandemia es un acto irresponsable, si analizamos punto por punto, las peticiones de los mas aclamados lideres protestantes, concluyen en el tema financiero; tal parece que la advertencia que nuestro Señor hiciera sobre el amor al dinero se cumple en ellos y, el dios del dinero es ahora su amo.

El ser humano se ha reinventado para este tiempo y su costumbre esta ligada a una constante evolución, como lo diria la escritora Elsa Punset :

“Las crisis potencian la evolución y que cambios que parecían difíciles o imposibles pueden darse incluso relativamente deprisa”; sin embargo la religión parece no querer renovar, pero esto no es algo que deba sorprender, la religión es gloria sobre el pasado y miedo sobre el futuro.

La religión es muerte y sobre la muerte no hay evolución, no se construye sobre lo muerto.

Por otro lado me pregunto: ¿ cual es el precio que deberán pagar las iglesias al gobierno para poder abrir de nuevo?, todos hemos sido testigos de la vigilancia que el estado ahora ejerce sobre los ciudadanos, al punto de controlar nuestra movilidad, relaciones interpersonales y restringir por completo nuestra vida social.

Las iglesias sin duda han sacrificado todas las libertades humanas de sus feligreses y los están entregando a la merced de un estado que tendrá el control de todo, si antes de esta pandemia pastores ya perseguían ideologicamente a sus miembros de izquierda, promovían el odio contra los homosexuales y manipulaban sus masas para fines politiqueros, no quiero imaginarme la era tan oscura en materia religiosa que nos traerá la nueva normalidad.