¡Vacaciones!

Pensé en tomarme unos días sin escribir, quizá alejarme un poco de la tragicomedia que es la política bumanguesa y santandereana para a mitad de enero retomar, pero me di cuenta de que es imposible, en esta ciudad parece que no hay techo y cada noticia supera la anterior. Ahora tendré que hacer una cronología de lo que ha pasado estos días. 

El sábado 26 de diciembre a las 7 de la mañana empezó la plenaria del concejo en la que se debatió el proyecto de acuerdo 069 de 2020 sobre una reforma tributaria en la ciudad, presentado por la alcaldía y avalado casi que a ciegas por la coalición mayoritaria del concejo. ¿Coincidencia el número? No lo creo, todos sabemos qué va luego del 69.

Este proyecto contempla una serie de reducciones en el impuesto de Industria y Comercio para nuevos contribuyentes y afectados por la crisis generada por la pandemia, sin embargo, también sube este impuesto y crea una tasa del 3×1000 a las profesiones liberales que trabajen con contratos de prestación de servicios, a partir del 2022. Este, fue aprobado 11 votos (toda la coalición mayoritaria) contra 8 (la minoría).

Luego, el 28 de diciembre se reunió el PMU de Santander para tomar medidas “drásticas” para frenar la propagación del virus en esta segunda ola de contagios; esta reunión se dio un día después de un evento ciclístico al que asistió el gobernador Nerthink en Suaita. ¿Resultados de la reunión? La fácil, toque de queda y pico y cédula, medida copiada en todas las ciudades y que las autoridades no han hecho cumplir. Nada se habló de aumento en la capacidad hospitalaria o de adecuación de nuevas camas UCI, hasta allá no llegan porque se gastan la platica que necesitan para publicidad. 

En esta exitosa reunión ni siquiera se logró acordar medidas comunes en el área metropolitana, pues las alcaldías de Floridablanca y Bucaramanga decidieron que su pico y cédula después del 2 de enero no sería por dígitos, sino par e impar, y que estaría restringida la movilidad. Al final Miguel Moreno declinó de su decisión y se acogió a las medidas establecidas en el PMU, pero Cárdenas no, siguió como rueda suelta y tomando decisiones como una isla alejada de los demás municipios, con medidas tan absurdas como que el deporte individual queda restringido al día del pico y cédula, pero que el alquiler de canchas sintéticas, las iglesias y los moteles no están cobijados con la medida.

Así llegó el 30 de diciembre, fin de año y el cuerpo de Cárdenas lo supo, pues pidió vacaciones, desde ese día hasta el 25 de enero de 2021, dejando de alcalde encargado al secretario de interior Jose David Cavanzo. Porque gobernar es hacer… que todos se encierren mientras yo me voy de vacaciones. 

No sabemos donde esta JuanCa, si en Bogotá o en la playa, no sabemos ni siquiera si está fuera del país, pero lo que si sabemos es que es una profunda irresponsabilidad irse en medio de la crisis que atraviesa Bucaramanga, pues su ausencia puede retrasar decisiones administrativas que pueden significar retrasos en atención a la crisis.

¿Es tiempo de vacaciones?

No lo creo. El capitán es el último que debe bajar del barco, Cárdenas debería tener liderazgo, ponerse en frente de la crisis y liderar la generación de políticas que mitiguen la crisis y ayuden a la ciudad a salir adelante. Irse de vacaciones mientras la gente está en toques de queda ridículos y dejar atrás el alza de impuestos, la crisis sanitaria y económica, las medidas absurdas, el descontrol de la ciudad y todos los problemas que tiene Bucaramanga, es sencillamente absurdo.

Súplica: Por favor no crean que todos los problemas se solucionan con la revocatoria de mandato, ese proceso tedioso y arribista generaría una inestabilidad de liderazgo más profunda de la que vivimos con Cárdenas, mejor exijamos que se ponga los pantalones de una vez y empiece a gobernar. 

Vitalógica, cuasiética y cartestética

No hay persona en Santander que a día de hoy no haya ni siquiera escuchado el nombre Rodolfo Hernández. El ingeniero de la mano de los argentinos, ha construido una figura influyente en la política santandereana que hoy, innegablemente, es uno de los referentes que tiene la capacidad de poner agenda política.

Nuestro ingeniero maravilla llegó a la alcaldía vendiéndose como un «outsider» alternativo que llegaría al quinto piso para sacar a los politiqueros que mal manejaron las finanzas públicas y se ubicó en un pedestal moral para juzgar a vivos y muertos, a pesar de tener su rabo de paja. Su capacidad llegó a ser tanta que, de manera tácita, sin que nos diéramos cuenta, logró evolucionar los 3 conceptos banderas de su administración; fue pionero y le cambió los significados. Lógica en vitalógica, ética en «cuasiética» y «estética» en «cartestética».

Nosotros ni nos enteramos de este enredo, pero aquí estarán bien explicados:

Vitalógica:

La evolución de la lógica a «vitalógica» se dio a los pocos meses de iniciar su mandato, cuando prometió que Bucaramanga, la ‘Barcelona latinoamericana’, sería la primera ciudad de Colombia en transformar las basuras que se almacenan en el relleno sanitario El Carrasco en energía, sin que le costara un solo peso al municipio.

Para el tratamiento de residuos sólidos, se abrió una licitación pública y se contrató a Jorge Hernán Alarcón, con la tarea de formular las condiciones del proceso para la adjudicación de la operación de las basuras. Este contrato fue una directriz de Hernández, quien incluso, le acondicionó una habitación en su apartamento de huéspedes y le entregó la hoja de vida al gerente de la EMAB, Manuel Becerra, para que este vinculara al ingeniero Alarcón. 

Cuando se formuló el pliego de condiciones y se abrió la licitación, se exigió una póliza de garantía, la cual Vitalogic no tenía y pretendía reemplazar con una fianza; es en este momento cuando el proceso licitatorio se declara desierto y también es el momento en el cual salió la frase de Hernández al jurídico de la EMAB, César Fontecha, en tono amenazante: “pero entonces yo digo, acéptele la hijueputa garantía esa”. 

Después de declarar desierta la licitación, la alcaldía procedió a intentar realizar la contratación directamente, determinación que encendió las alarmas de los comités anticorrupción, lo cual hizo que la procuraduría pidiera aplazar la adjudicación; lo que finalmente se hizo. Aquí es cuando sale otra frase popular del exmandatario “vitalogic va porque va”

Pero, ¿Cuál era el interés de Rodolfo de firmar este contrato? ¿Por qué tanto afán en adjudicárselo a Vitalogic, obviando el hecho de que no presentaba la póliza que exigía la ley? Un contrato de corretaje puede tener todas las respuestas.

En este contrato de corretaje que se pretendió autenticar en notaría, diferentes personas se repartían una jugosa comisión si la empresa Vitalogic se quedaba con el negocio del manejo de basuras. Entre ellas estaba Luis Carlos Hernández, hijo del exmandatario, quien presuntamente recibiría la suma de 100 millones de dólares como prima de éxito; Carlos Adolfo Gutierrez, quien ganaría cerca de 2 millones de dólares por la venta de las 3 plantas para procesar los residuos; Jorge Hernán Alarcón (el huésped de Rodolfo), con una ganancia del 34% de la comisión; y Luis Andelfo Trujillo con el 15% del valor total.

Este contrato de corretaje al final no se ejecutó, porque el contrato con Vitalogic no se dio, y actualmente es materia de investigación penal y disciplinaria.

De esta manera es que Rodolfo Hernández convirtió la lógica en vitalógica, defendiendo e impulsando la adjudicación de un contrato con irregularidades estructurales y que detrás tiene una historia de corrupción y coimas que buscaban amarrar el negocio de la transformación de los residuos sólidos del Carrasco por 30 años.

Cuasiética:

Otra de las banderas de Hernández es la ética, la cual estudia la moral y se puede casi evidenciar en el actuar del líder de la Liga de Gobernantes.

Rodolfo y su ingenio lograron transformar esto y lo llevó a su máxima evolución: La «cuasiética«, que podemos encontrar en sus comentarios xenófobos hacia los venezolanos, cuando dijo que eran “máquinas de hacer chinitos pobres”; o en el respeto hacia los demás políticos, cuando dijo que un candidato a la alcaldía era “más tocado que una prostituta de Puerto Wilches”; pero, sin duda alguna se nota más en su trato hacia los concejales de su movimiento.

A su combo de concejales los hace firmar pagarés en blanco para tener control sobre ellos y garantizar que ellos voten y hagan lo que él dice en el Concejo Municipal. Igualmente, su director político les informa muy juiciosamente cómo debe ser su votación a los diferentes proyectos, como los Planes de Desarrollo y los Presupuestos Municipales, obviamente, para beneficiarse. 

Por consecuente,

¿Qué puede ser más ético que controlar como titiritero a los concejales, con la excusa de que él fue quien los montó, ignorando el criterio de cada uno de ellos? ¡Pues la cuasiética!

Cartestética:

La estética de Hernández se transforma en «cartestética» porque tiene su máximo esplendor en las cartas con las que engañó a sus votantes para llegar a la alcaldía, cartas que repartió al mejor estilo de la politiquería a la que tanto criticaba.

En la primera de estas, Hernández se comprometió con los animalistas de Bucaramanga a construir el tan anhelado Centro de Bienestar Animal en la ciudad, incluso, hay un video en el que reafirma su compromiso. Hoy, no está puesto el primer ladrillo para la construcción de este y los bumangueses sufren esta deuda histórica, que el falso mesías tampoco saldó.

En la segunda, el ingeniero prometió la construcción de 20mil hogares felices para las personas más vulnerables y hasta les pedía que guardaran bien la carta, para luego presentarla en la entidad encargada y poder acceder a la vivienda. Poco tiempo después de resultar electo dijo que no serían viviendas, sino lotes con servicios, y hoy, luego de un año de terminar su mandato, no se ha entregado ni el primero de estos.


Porque recordemos que jugar con las ilusiones de miles de personas que depositan su voto con la esperanza que cambie la política no es estética, es cartestética.

De esta manera, es que el mesías bumangués, el líder de la lucha anticorrupción, el caudillo y gamonal de la Liga de Gobernantes Anticorrupción hizo evolucionar los 3 conceptos de su eslogan y adaptarlos a sus actuaciones. Todo esto, sin pudor alguno y sin sonrojarse un poco.


Bumangueses, cuidado con quien glorifican, las cosas no siempre son lo que parecen y lo que a punta de populismo, de Facebook Live, mentiras y marketing se infla, con la verdad, se desinfla.

Sabemos lo que hiciste, Beto Uribe

En Bucaramanga se ha creado una cultura hacia el dinero donde la forma que se consigue importa poco, el cómo se gasta ya se convierte en algo filosófico. Llegando a hablar mucho de lavaperros, mafiosos y narcotraficantes disfrazados de jóvenes emprendedores; aún así esto parece importar poco y se les llega a venerar, llegando a mostrar una amnesia colectiva, ¡para toda una ciudad esos tales muertos de la violencia no existen!

Es irrelevante de dónde salga el marrano lo importante es que le pague el cover a todos. Esa cultura es la que ha permitido una completa impunidad social y política, se le dice doctor a una parranda de ‘hptas’ y lugares como la CERVE con fila para entrar siguen abiertos al público. Ya se ha hablado de la similitud entre las técnicas de Hugo Aguilar y los socios de la CERVE, pero para la desgracia de algunos y el bolsillo de otros, Beto Uribe debe dar algunas explicaciones ante la opinión pública.

Lo de reinventarse en pandemia, y la constante activación económica ya es algo inmamable, se sabe que no será lo mismo y tocar el tema nuevamente es redundante, la conclusión es que las reglas cambiaron. Se permitió la apertura de bares bajo ciertas reglas y sorprendentemente a Bucaramanga le ha ido bien con esto. Pero éstas reglas están siendo comunicadas erróneamente,

permitiendo abuso de autoridad y presuntos actos de corrupción por parte de la secretaria de salud en cabeza de Nelson Helí Ballesteros Vera.

Es este man

Los dueños de los locales si bien tienen una hoja de ruta la conexión con la alcaldía no es la más indicada.

Diversas fuentes comentan que la policía va hasta sus locales y afirman que por ley el aforo es de 75 personas, cuando ven que esto evidentemente no se cumple proceden a cobrar sus famosas «vacunas», por presión de la misma policía proceden a pagar esta contribución. Lo curioso es que no existe dicho aforo (no esta vigente) lo que se exige es la distancia social de dos metros y no permitir la pista de baile. Las vacunas por la policía es algo que se sabe y lastimosamente se convive con estas. Será una tarea muy difícil por parte de nuestros gobernantes acabar con esta practica, pero lo que sí pueden hacer es cortar el problema de raíz cuando (presuntamente) viene por parte de ellos mismos y su incompetencia.

Estos videos claramente muestran que la CERVE no cumple con ninguna de las reglas exigidas para su funcionamiento, la pregunta es ¿Dónde esta la secretaría de salud? El dicho en las calles es que como estos personajes tienen demasiado dinero la secretaría de salud no está dispuesta a realizarles el respectivo proceso por violar la norma. La Alcaldía ya ha recibido quejas del funcionamiento de este lugar pero Nelson solo ha enviado empleados de la administración, y una que otra vez ha ido a revisar sin embargo, a pesar de lo que se evidencia en estos videos, casualmente no encuentran nada.

¿Será que todo lo que estamos viendo en los videos es editado y sí siguen la norma o algo está pasando con la alcaldía y este lugar?

Testigos dicen que cuando llegan funcionarios de la secretaría de salud por las mismas quejas que se han recibido de este lugar, estos reciben dinero por parte de la CERVE y en contraprestación no los joden ¿hasta qué punto es esto cierto?

¿Si llegase a ser verdad Nelson Ballesteros se está haciendo el huevón?

Para el colmo de esta ciudad, las actuaciones ambiguas de los socios de este lugar no se quedan ahí; el local el cual LA CERVE BAR tiene como domicilio para ejercer como «persona natural» sus actividades principales, fue usado para lo que se puede ver como actividades sexuales, y no »no fue ir hacer el amor como individuos libres», presuntamente, esto fue usado para el lucro.

¿De quién o quiénes?

Esto lleva a unas preguntas ¿Este tipo de actividades está en su razón social en el documento registrado en Cámara de Comercio? ¿Su licencia de funcionamiento permite esto? ¿La «exclusiva» zona donde se encuentra este local permite casas de lenocinio o estudios webcam? El mismísimo certificado de Cámara de Comercio da un panorama aún mas grave.

Sin un registro mercantil vigente nadie en la ciudad sabe quién responde en la Cerve, no se conoce los dueños del establecimiento, ni la responsabilidad si se vuelve a repetir la historia de Ernesto Vera, y mucho menos sabemos cuánto le pagan en impuestos a la ciudad por el impacto que su negocio genera en la calidad de vida del vecindario donde funciona.

Pero tener este registro cancelado tengo dos teorías:

  1. Para pagar menos impuestos, un local que claramente capta un mayor capital al que es permitido por la ley, bajo el régimen de persona natural cambia de socio constantemente para así cuando se cumpla el tope de dinero no entrar al régimen de persona jurídica ¿Saben cómo se llama eso? Evasión de impuestos.
  2. Ó puede que esto no sea cierto y simplemente este local este funcionando sin los papeles al día en plena noche al ojo de todos los borrachos de la ciudad.

¿Beto cuál es la explicación?

Yo soy defensor de hacer el amor donde a uno le plazca siempre y cuando no joda al prójimo, la situación es que cuando ya esto se trata como una actividad económica debe sujetarse a la ley. El dilema no esta en realizar este tipo de actividades, es que Beto Uribe y sus panas crean que por tener plata están por encima de todos, incluyendo el ordenamiento jurídico al cual estamos sujetos todos, y por lo tanto pueden hacer lo que les plazca. Y ahí entra la alcaldía, la policía y el concejo ¿Ellos están por encima de ustedes? ¿Comandante Luis Ernesto García usted puede trabajar tranquilo cuando se dice que algunos de sus hombres están cobrando vacunas a los empresarios como todos unos delincuentes?

  • Marina De Jesús Arévalo Duran
  • Luis Eduardo Ávila Castelblanco
  • Javier Ayala Moreno
  • Luisa Fernanda Ballesteros Canizalez
  • Carlos Andrés Barajas Herreño
  • Jaime Andrés Beltrán Martínez
  • Luis Fernando Castañeda Pradilla
  • Francisco Javier González Gamboa
  • Robín Anderson Hernández Reyes
  • Wilson Danovis Lozano Jaimes
  • Leonardo Mancilla Ávila
  • Nelson Mantilla Blanco
  • Silvia Viviana Moreno Rueda
  • Édison Fabián Oviedo Pinzón
  • Carlos Felipe Parra Rojas
  • Tito Alberto Rangel Arias
  • Jorge Humberto Rangel Buitrago
  • Cristian Andrés Reyes Aguilar
  • Antonio Vicente Sanabria Cancino

¿Concejales, van a dejar que en su ciudad se cobren vacunas y que unos gomelos violen la ley cada vez que se les da la gana?

¿Si a los secretarios Nelson Ballesteros y Julián Silva no se les da la gana de hacer algo, ya sea por que son cómplices o por qué no tenían conocimiento de lo sucedido, ustedes concejales van a ser parte de esta filosofía de hacerse los de la vista gorda?

No soy yo, eres tú

Ilustración por Ꮇ Ꭺ Ғ Ꭼ Ꭱ Ⴎ Ꭼ Ꭰ Ꭺ

Con la premisa de que “los hombres son hombres” se suele justificar la actitud de muchos que acostumbran a piropear a las mujeres en la calle.

Un problema que no puede seguir llamándose generosidad, galantería o cortesía, sino acoso callejero. 

A todas nos ha tocado lidiar con silbidos, roces, miradas lascivas, persecuciones y hasta algún imbécil que se le dio por sacarse el pene para que lo miremos. ¡Como si una se sintiera realizada cuando un cualquiera le recita su poesía misógina!

Ninguna está en contra de la coquetería, pero esos hombres que se hacen en una esquina a gritarle a las mujeres cosas que van desde el “¡Que rico todo eso, mami!” “Adiós princesa” hasta “¿de qué cielo se cayó, angelito?”

No lo hacen porque están “buscando el amor” o porque sean “muy queridos” lo hacen porque le están diciendo al mundo que ellos son muy machos, controlan el lugar y por eso le van a decir lo que quieran a cualquier mujer que pase. 

De ahí que, el acoso callejero es una de las consecuencias de una cultura machista que busca asentar un dominio sobre la mujer, fundamentado en la discriminación y violencia de género.

Con las frases y gestos que lanzan, se nos sexualiza, y se posterga la idea de que las mujeres somos más valoradas por nuestra función sexual y nuestro físico. Así mismo, se nos infunde una sensación de vulnerabilidad y desconfianza sobre el uso del espacio público por el que transitamos. El acoso callejero infringe de manera repetitiva nuestros derechos, nuestra tranquilidad, seguridad e integridad.

Cuando en Colombia las mujeres caminamos en las calles y nos subimos en el transporte público no solo tenemos que lidiar con la delincuencia común, sino también con el acoso, las miradas, gritos y con el miedo a ser violadas que, con razón, desde niñas sentimos. Todo esto, hace que, para muchas, nuestra experiencia en el espacio público sea degradante.

Una se hace previsora y se arma con un sexto sentido que le permite pronosticar este tipo de conductas y lo desagradables que van a resultar. Pero eso no evita que acabe agachando la cara, y sintiendo vergüenza al ser blanco de este tipo de actitudes sexistas innecesarias. 

Otras veces, con temor y rabia, volteo y hago frente a los acosadores, que son defendidos por la complicidad de las demás personas que van pasando por la misma calle, y me miran de arriba abajo como si una cargara con la culpa.

Estos también son culpables, los que se atreven a justificar diciendo que la culpa es de la ropa, de la hora y del lugar, cuando incluso mujeres que se tapan todas y niñas desde muy pequeñas son víctimas de acoso, violación y feminicidio. ¡Dejen de culpar a la víctima! 

Si un man no es capaz de contenerse, el peligro para la sociedad es él, no mi vestido. 

El acoso callejero es el preámbulo de otras formas más graves de violencia sexual, por ende, ese deseo de ejercer un control definitivo sobre el cuerpo y la vida de las mujeres se traduce en ataques que pretenden dejar marcas psicológicas permanentes. 

Sin duda alguna, la necesidad de algunos hombres de “probar su masculinidad” sometiendo otros cuerpos, requiere debates de tipo legislativo en los que se busque que las denuncias no redunden en la revictimización de la mujer y, en el peor y la mayoría de los casos, en una impunidad total. Asimismo, como lo que queremos también es un cambio social, político y cultural, hablar sobre este tema sí sirve. Por eso, el trabajo de visibilización que hacen los activistas jóvenes y feministas en las diferentes regiones del país constituyen la primera y muy importante medida para prevenir el acoso callejero desde la sanción social: la conversación. 

No hay derecho a que crean que quiero o necesito para el desarrollo normal de mi vida o para ensanchar mi autoestima, escuchar lo que escupen por la boca a modo de piropos y acoso. A que tenga que cambiar de dirección o andén cuando veo a lo lejos un grupo de hombres en la calle por la que tengo que transitar. No hay derecho a que tenga que soportar sentirme invadida y amenazada en mi propio cuerpo.  Y no, no hay derecho a que la sociedad normalice lo que nosotras debemos padecer.

La máquina de escribir y el periodista

El periodista escribe. En general su labor se define frente a una máquina de coser, cosiendo textos, ligando oraciones y narrando hechos que tal vez todos conocen, pero la función de la perspectiva es lo que otorga poder al periodista, la capacidad de indagar desde distintos puntos de vista con la humildad suficiente de no obviar los detalles pequeños, considerando que quien se dedica a escribir como mínimo tiene la sensibilidad de recoger la mierda de su mascota en las mañanas y lavar los platos en la noche, en ese acto místico que es meditar en el trance sensorial producido por el chorro de agua que corre entre la loza.

Peter Charaudeau se cuestionó si los medios son entornos de manipulación; el concepto de “Configuración Lingüística” aparece como una herramienta de la ingeniería social a gran escala,

¿los medios deberían tomar partido?

O cómo pueden informar imparcialmente si no son capaces de generar contenido conclusivo y determinante para democratizar la información. No pretendo crear un manifiesto pero sí crear una pauta para quienes escribimos en este medio que desde hace unos días viene siendo atacado y calificado como una “canallada” de complicidad con el sicariato petrista

(Lo que más detesto de Gustavo Petro es como se ubica indiscriminadamente bajo un ala misérrima que es generalizar todo lo que sea izquierda como secuaz de su proyecto socialdemócrata, cuando en lo personal, tengo ideas más radicales que generarían pavor en los sectores más reformistas de la Colombia Humana)

sinónimo de que solo nos dedicamos al asalto mediático de elementos tradicionales de la política colombiana y eso nos dejaría en un punto insuficiente para la revisión política.

El análisis periodístico y la exposición de ciertos temas es un conflicto constante, un choque polémico (y necesario) de contradicciones. Un viajado inevitable de ansiedad que recorre el cuerpo en pleno proceso de escritura, la pura rabia de no sentirse suficientemente informado por no conocer en calidad la absurda cantidad de fuentes que hay para los diversos temas, especialmente cuando se trata de un fenómeno político, donde es tan fácil caer en la narrativa épica de Homero de héroes y villanos, crear situaciones límite y accidentes que llevan a la población al extremo y donde lo espectacular y lo poco cotidiano cobra fuerza como una consecuencia del no saber apreciar nuestra valiosa normalidad.

Esos son los vicios del periodismo manifestado obedientemente por el teclado juicioso de quien lo utiliza. Ahí, en la máquina de escribir se encuentra el enaltecimiento de lo que se narra; Francois Truffaut señaló que realmente no se puede hacer una película antibélica porque según el “presentar algo es ennoblecerlo” y genuinamente creo que esto se puede aplicar a casi cualquier medio. Desde que empezamos un artículo hasta que lo terminamos tenemos una idea de qué es lo que queremos mostrar, y de quienes son los responsables de lo que escribimos, por lo tanto inevitablemente tenemos la tendencia a manifestar nuestra inclinación ideológica al tiempo que realizamos las respectivas críticas o disertaciones.

Con todo y esto, es muy fácil compartir lo principal y aun así obnubilar todo en el momento en que el panorama personal entra en discusión, por ejemplo, uno de los temas principales en

estos últimos meses ha sido sobre la polémica policial y la necesidad mínima de reformar la fuerza cívica, siempre se hará necesario para mí compartir mi opinión personal en el asunto, el entorno privado también puede ser comprometido por esto, eso hace que las opiniones personales pierdan su carácter ilustre de indudabilidad, manifiéstese en el que yo piense que lo mejor es abolir una fuerza “criminal” al servicio de los intereses de una clase dirigente, no significa que no pueda ser discutido, argumentado o polemizado por otros. El negar la intención de convencer a los demás no disminuye la capacidad de influencia que tiene una idea “al aire” sobre los espectadores, es por esto que la “excepción” hecha por el participante no puede eximir la idea de su confrontación.

Algunos valientes o desocupados quizás, que llegados a este punto de la columna podrían estar pensando que de lo que hablo no es más que un simple ejercicio de dialéctica llevado a la práctica del medio periodístico, lo resuman más simplemente. Pero aun así existe poca confrontación dentro de un medio, pocas veces las columnas reciben atención por generar polémica las unas con las otras y por eso mismo se hace imperativo que este sea un comportamiento extendido a la práctica de todos los columnistas de Desigual, reconocer no solo el deber de publicar, sino entre todos ser críticos de lo que se publica con la debida sutileza que tiene por virtud la literatura, esto no con el fin de vanagloriarse o convertir al escritor en un periodista glorificado.

También es necesario entender desde qué entorno literario se está ejerciendo la crítica, por ejemplo, si quisiéramos juzgar la columna del “Pobre viejecito” sería un error pararse desde el periodismo para juzgar una obra literaria con una intención más bien paródica del estilo de Pombo, ciertamente es un artículo publicado en el medio, pero no por eso se hace “periodismo” en ella. Desigual tiene que tener una filosofía sin filtro y con libertad de palabra, donde lo publicado sea juzgado por quienes participan.

Si genuinamente se quiere tener un medio democrático, todos los corresponsales, columnistas, periodistas y escritores deben tener la libertad de mostrar su perspectiva amparada desde sus propias ideologías, esa es la tarea primordial de construir un debate constante y flagrante sobre los temas coyunturales. Para cubrir todos los sucesos en reciente actualidad deben ser aportados por aquellos que con el valor de la palabra están no solo dispuestos a construirlo sino también a destruirlo, porque de la confrontación puede salir la deconstrucción, lo que no implica necesariamente una destrucción dogmática de una ideología, como por ejemplo, en ocasiones figuras del fascismo moderno se han reinventado dentro de los esquemas de pensamiento neoliberal, con sus paradojas se ven amparadas dentro de estructuras más suaves y digeribles para nuevas generaciones.

En su libro “En el Filo de la Navaja” Yolanda Ruiz remarca que​

“​Los periodistas contamos lo que pasa hoy porque en nuestro oficio el ayer y el mañana no tienen mucho sentido, aunque deberían tenerlo más.”

porque es necesario que en el tiempo se revise el periodismo también como la discusión histórica de conciencias que se llevó a cabo en un tiempo y entorno determinado, reconociendo sus características y cualidades; aun así el periodismo no solo se lleva a cabo dentro del entorno político (que ironicamente cobra gran parte del tiempo en pantalla de este país) y también el deportivo (otro gran monopolizador del espacio periodístico y televisivo) sino que también en el de la tecnología, la literatura, la economía o el cine etc.

El periodismo tiene que ser un sinónimo de discusión. Compartir ideas, construirlas, reconstruirlas y destruirlas o deconstruirlas, así podría existir un verdadero desarrollo de un entorno creativo y no comercial, así se acaba con la idea de que la noticia debe necesariamente aportar, cuando también puede extirpar errores existentes en la controversia, esclarecer dudas y establecer contextos totalmente nuevos para el espectador.

La reactivación Económica en Santander

Una frase trajinada por la politiquería es hoy más que nunca un imperativo categórico; sin embargo, debemos hacer varías precisiones para poder vislumbrar un camino en medio de tantas burbujas, de falacias y sobre todo del descontrol económico en que anda el país y el mundo por la pandemia y otros males peores.

Lo primero: ¿Reactivar qué?

Santander desde hace un par de décadas ha venido cediendo terreno en la competitividad regional y su dinámica empresarial, otrora pujante, ha sido relegada a una de escasos servicios y de materias primas, casi que de sustento y sobre todo a cedido espacio para la llegada de los mal llamados Inversionistas, que poco tiene de inversionistas y si de asaltantes del territorio; debemos hacer claridad sobre el concepto de inversionista: una inversión aceptable es aquella que trae riqueza no solo a quien invierte sino a la región donde se proyecta y que está aportando también a que ese proceso económico sea posible; pero aquella que solo es inversión para generar recursos al dueño del capital y una vez este termina, y se jacta y enriquece, no queda ningún activo valioso para la región, de nada sirve y por lo general lo que deja son desastres sociales y ambientales: la minería  es el ejemplo vivo de ello.

En Santander se vive aun el auge de monocultivos extensivos, como el caso de la palma; No se ha logrado avanzar en mejorar los procesos para mayores desarrollos y productos de valor agregado; pero si ha servido para esterilizar grandes extensiones, dejar a familias en vilo al depender en su totalidad de una sola fuente de ingresos.

Otro caso reciente es el del tabaco; un ejemplo claro de muy mala planificación económica y estratégica. Desde hace ya muchos años, la comunidad global viene confrontando el tabaquismo, vastas regiones han mutado sus cultivos y en Santander se dejó pasar sin ninguna previsión hasta que la principal compañía que compraba el producto dejó de procesarlo en el país y con ello miles de obreros y familias quedaron abandonados. Una economía organizada debe prever esos movimientos, que por lo general implican varios años de ventaja, cualificar la producción y diversificar hacia otros productos; en el caso del tabaco hay grandes oportunidades en la medicina y los productos estéticos; nada de esto se hizo.

En resumen, En Santander debemos priorizar una estrategia intergremial que apunte a desarrollar una economía amplia y diversificada, que aproveche las cualidades climáticas y sobre todo que realmente integre al departamento, luego yo no hablaría de reactivar nada de lo que hasta el momento solo ha traído retraso y pobreza, lo que debemos es plantearnos una dinámica diferente para que se consolide una verdadera economía regional que beneficie a los santandereanos y al resto del país, todo esto en el marco de una nueva visión de conciencia ambiental y los recursos estratégicos de valor agregado, el resto que se quede y se vaya con la pandemia.

Una ruta abierta

Evidentemente la situación amerita acciones inmediatas frente a la mala gestión económica y social del gobierno nacional frente a la crisis puesta en evidencia por la pandemia. Los gremios no están bien organizados y se necesita reactivar el flujo económico, para ello debe crearse confianza y esa confianza traducirse en una baja en las tasas de interés que puedan no solo beneficiar a los emprendedores sino asesorarles decididamente y orientar una integración de todos los sectores primarios, secundarios y de servicios.

La clave está en el liderazgo, es necesario que el gobierno genere los espacios de encuentro y brinde respaldo, asesoramiento y apoyo; por eso se insiste tanto en que las secretarías de gobierno estén lideradas por expertos que se escuchen todas las voces, incluidas las de la provincia que tanto tienen que aportar.

Un enfoque efectivo para dinamizar e iniciar un proceso es trabajar con lo que hay, cualquiera puede intuirlo, ello supone una fuerte campaña de consumo con preferencia local, y estoy hablando de una feroz campaña coordinada para favorecer el consumo de productos santandereanos que los hay en cantidad y en calidad suficiente para atender las necesidades, poner a circular el dinero en nuestra propia región es el primer paso.

Un segundo paso tiene que ver con brindar apoyo a quienes ya tienen capacidad instalada de producción en todos los sectores, es decir las empresas o asociaciones campesinas que teniendo una organización de producción y comercio se quedaron varadas; este sector que ha sido tal vez el más golpeado tiene la clave para avanzar y supone no solo motivar y apoyar la producción sino asesorar mejoras sustanciales, especializaciones, formación que bien puede irse dando a la par.

Finalmente ha quedado demostrado que una economía basada en servicios es bastante inestable, sobre todo cuando estos servicios no son prioritarios, como el turismo; supone que el esfuerzo que Santander había venido gestando en servicios turísticos deben encaminarse a su diversificación y se relacionen con otros procesos como la educación, la salud (tal vez el más adelantado) y otras áreas el conocimiento.

Para terminar, quiero señalar que el mayor obstáculo en esa posible activación de una economía solida para el departamento tiene una dura prueba que es el repudio generalizado a la corrupción; si el empresario sigue avalando la corrupción, si el ciudadano sigue permitiendo que los corruptos y el clientelismo se instalen en el ejercicio del poder administrativo del departamento, todo lo demás será echado en saco roto.

La jeepeta del P.A.E

“A caballo (o a burro) regalado no se le mira el colmillo”.

Ese refrán fue la biblia de contratistas del PAE, las secretarías de salud y educación, las interventorías del contrato, la alcaldía de Bucaramanga y la gobernación de Santander. Lo paila es que las casi 3 toneladas semanales de carne de caballo y burro que se le daba a los niños y jóvenes beneficiarios del Programa de Alimentación Escolar y que puso en riesgo su salud durante los años 2018 y 2019 no fueron gratis, costaron más de 500 millones de pesos.

En estos días se hizo viral la captura de Fernando Trujillo, conocido como ‘El Padrino’, un man que compraba caballos o burros, muchos de estos enfermos o muertos, en la Costa Atlántica y los movilizaba a Bucaramanga con guías falsas para posteriormente sacrificarlos y hacerlos pasar por carne de res a los contratistas encargados de llevar la alimentación a varios colegios públicos no solo en Bucaramanga, sino también en Santander.

El Programa de Alimentación Escolar (PAE) que es pagado por los impuestos de todos para garantizar la alimentación de miles de niños y jóvenes ha estado lleno de escándalos en Santander. Precisamente, en diciembre del año pasado al entonces gobernador Didier Tavera (hoy premiado con la dirección de la Federación Nacional de Departamentos por su ejemplar administración) se le dictó medida de aseguramiento por celebración indebida de contratos. Pues la contraloría encontró irregularidades como la compra de tamales a una empresa de grúas por la módica suma de 30 millones de pesos. Sin embargo, lo nuevo es que este escándalo no solo involucra la gestión del programa por parte del gobierno departamental, sino también del municipal, el cual la administración del exalcalde entusado Rodolfo Hernández vendía como “referente en el país de buena calidad y servicio”.

Lo que sucedió es gravísimo si se tiene en cuenta que en Santander muchos niños asistían al colegio solo porque los alimentos que les suministraba el PAE eran los únicos que podían recibir al día y que los químicos que se usaban para alterar la contextura de la carne, hacerla más blanda y darle un color rojizo que le diera el aspecto de carne de res, pudieron alterar su salud. Hoy comienzan a tener sentido los dolores estomacales, el vómito, y las quejas de una carne dura y agría que a los niños no les sabía igual a la que comían en la casa o en un restaurante. 

Qué boleta que los niños y niñas que esperan seguridad alimentaria y calidad en el servicio reciban a cambio las artimañas de gente corrupta e inescrupulosa.

Esta situación nos deja con muchos interrogantes, porque es claro que Trujillo no actuó solo. ¿Cuántos hacían parte de la organización? ¿Cómo consiguieron la idoneidad por parte de los contratistas? ¿La interventoría del contrato nunca se dio cuenta? ¿Dónde estaban las secretarías de educación y salud departamental y municipal? ¿Por qué ninguno de los tantos ingenieros de alimentos y nutricionistas que prestaron sus “servicios profesionales” en la gestión del PAE en Bucaramanga se enteró de esto? ¿Quiénes están subidos en esta jeepeta de irregularidades? ¿Qué pasó con la alcaldía y la gobernación? ¿Tantos ojos y nadie vio? ¿Quién responde? ¿Ahora todos se declararán víctimas? ¿La culpa es de los burros?

Por este repudiable hecho no deben responder solo particulares; debe conocerse qué responsabilidad tuvieron: 

  • Los contratistas y operadores del programa -quienes se deben generalizar porque la Fiscalía aún no revela los nombres de los implicados-, entre los cuales están: Ecoservir SAS, la Unión Temporal Bucaramanga Social PAE 2018, SERVIPAE, Nutrimos y Global Trade Solution. 
  • Proinapsa-UIS (uno de los encargados de la interventoría del contrato)
  • Yesid Hernández Vásquez, Liliana Marcela León, Bertha Carolina Castañeda, Rasahadram Escobar y Cristian Alberto García, profesionales en ingeniería de alimentos y nutrición que la secretaría de Bucaramanga contrató para el apoyo en la gestión del programa.
  • Las secretarias de educación de Santander de la época Inés Andrea Aguilar y Doris Gordillo.
  • La secretaria de educación Ana Leonor Rueda -quien hoy sigue en cabeza de la secretaría-.
  • El exgobernador Didier Tavera.
  • El exalcalde Rodolfo Hernández. 

No podemos permitir que sigan jugando con la salud de nuestros niños y jóvenes. Esto no debe pasar desapercibido ni ser objeto de burla, por el contrario, debemos rodear estas irregularidades y tener el ojo encima de ellas. Porque si no lo hacemos permitimos que los pocos que se montan en la Jeepeta de la corrupción se sigan enriqueciendo a costa de los más necesitados, y que como siempre, aquí no pase nada, todos sigan gozando en sus mansiones, en sus carros lujosos y en restaurantes finos. 

Bien Informados

Los medios de comunicación no tienen como única función entregar información de actualidad a quien los atiende.

Por el contrario, pueden fijar la agenda política, cambiar los temas que son de interés de la ciudadanía y establecer qué tendencias son adoptadas por la mayoría. Tienen un gran poder, porque incluso pueden cambiar la opinión individual respecto a diferentes temas, lo cual podría dar como resultado a largo plazo una opinión pública prefabricada.

Actualmente, los santandereanos tenemos 3 situaciones principales que deben ser de interés tanto de la ciudadanía como de los medios de comunicación locales y regionales, pues nos afecta de manera directa e indiscriminada. 

En primer lugar -y la más conocida-, la multinacional árabe Minesa pretende realizar sus actividades mineras en el Páramo de Santurbán y está a la espera de la licencia ambiental por parte de la ANLA para poder extraer cerca de nueve millones de toneladas de oro. Acción que según los detractores del proyecto implicaría a afectación al ecosistema que contiene cerca de 457 especies de flora, 297 de fauna, especies endémicas y, además, provee agua a cerca de 2.5 millones de personas.

Igualmente, en la vereda Chocoa de Girón, la empresa Veolia, mostraba la intención de construir un nuevo relleno sanitario, antes de que la obra fuera sellada por parte de la Alcaldía de Girón. Este relleno, de llegar a construirse afectaría el ecosistema del caño Las Iguanas, la quebrada El Monte y la calidad de vida de los campesinos de la zona que se alimentan y riegan sus cultivos con esta agua.

Por último, pero no menos importante, en Floridablanca se abre paso la construcción de la Conectante C1-C2, que en búsqueda de mejorar la conectividad entre Bucaramanga y Pamplona talará cerca de catorce mil árboles de los Cerros Orientales florideños -incluido el Parque Natural Regional Cerro La Judía-, aumentará la contaminación atmosférica de la zona y podría perjudicar cerca de 42 nacimientos de agua. Esto, sin obviar los argumentos de quienes dicen que el trazado de la conectante no aliviará mucho el tráfico, y por el contrario incrementará la congestión de los tramos Floridablanca-Piedecuesta y el Anillo Vial. 

En medio de esta coyuntura y todo lo que estos proyectos implican, los medios de comunicación tienen el deber de informar realmente a los ciudadanos, de comprometerse con el bienestar general y ponerse del lado de la gente, denunciando las irregulares que pueden presentarse y afectarían a todos los santandereanos.

Estamos en un momento bastante crítico como departamento, y es por esto que debemos tener medios responsables con la ciudadanía que no defiendan intereses económicos de unos pocos a costa de la vida de todos. No podemos admitir que en medio de la discusión por los problemas ambientales y sociales que estos proyectos traerían al departamento, los medios intenten convencernos a través de foros, publirreportajes, reseñas y conversatorios de las mieles del “desarrollo económico” que estos proyectos falsamente le generarían al municipio.

Como ciudadanos, tenemos como compromiso informarnos de manera responsable de lo que está pasando en el departamento, de los proyectos que existen y sus implicaciones. Y de esta manera, defender la vida y el medio ambiente -patrimonios invaluables e irremplazables- basados en argumentos.

Por otra parte, el compromiso de los medios de comunicación es informar con veracidad y de manera transparente a todos sus espectadores; es necesario la emergencia de medios alternativos que realmente estén con los ciudadanos y tengan como pilar la información veraz, para lograr una ciudadanía consciente y activa. 

MESSI Y UNA DECISIÓN TOMADA ENTRE LA ESPADA Y LA PARED

El día 25 de Agosto del presente año, Lionel Messi tomó una decisión que sorprendió al mundo entero. Con un burofax enviado a las oficinas del FC Barcelona, el ídolo azulgrana le notificó al club su deseo de abandonar Cataluña para buscar un nuevo rumbo en su notable carrera como futbolista. Sin embargo; 10 días después, el astro argentino, a través de una entrevista exclusiva con el medio deportivo GOAL le daría a conocer al mundo su decisión final que sería quedarse en el FC Barcelona. La pregunta es, si Messi estaba tan seguro de irse hasta al punto de mandar un burofax para hacer pública esta petición ¿por qué terminó quedándose?

La respuesta es clara y el mismo jugador la dio en la exclusiva, era quedarse o irse como un villano:

«el presidente me dijo que la única manera de marcharme era pagar la cláusula de 700 millones, que eso es imposible, y que luego había otra manera que era ir a juicio. Yo no iría a juicio contra el Barça nunca porque es el club que amo, que me dio todo desde que llegué»

Lionel Messi, en entrevista con GOAL en Español

Además, Messi aseguró que en su contrato estaba la opción de irse este año 2020 y que era su decisión al final de temporada si usar la opción de extenderlo o no según lo hablado con el presidente, Josep Maria Bartomeu. Aun así, esa opción era válida hasta el 10 de Junio del año en curso y debido a la pandemia el capitán blaugrana no consideró pertinente notificar al club acerca de esta decisión en un momento donde se estaban peleando La Liga y donde aún tenían partidos de Champions League por disputar.

«Lo que ellos dicen es que no lo dije antes del 10 de junio, pero repito, estábamos en mitad de todas las competiciones y no era el momento. Pero aparte el presidente siempre me dijo ‘cuando acabe la temporada decides si te quedas o te vas’, nunca puso fecha, y bueno, simplemente era HACERLO oficial al club que no seguía, pero no para entrar en una pelea porque yo no quería pelearme con el club”.

AQUÍ la entrevista completa de Lionel messi con goal

Ahora bien, no solo fue el presidente del FC Barcelona quien hizo todo lo posible para que Messi se quedará. La Liga Española, liderada por su presidente Javier Tebas, tomó cartas en este asunto y respaldó al conjunto blaugrana ¿Por qué? Porque al Barcelona no le convenía perder a su estrella y jugador que lo sacaba de apuros en temporadas cuestionables, ni a La Liga le convenía perder a un jugador más de este calibre como sucedió en los casos de Neymar y Cristiano Ronaldo.

La Liga sin este tipo de jugadores pierde jerarquía en torneos internacionales, en cuestiones de marketing y medios, donde pierde el alcance que tuvo años atrás; por lo cual perder a Messi hubiera sido una catástrofe para el fútbol español y sus ingresos económicos. Por esta razón La Liga emitió un comunicado y puso un ultimátum imposible de cumplir que se enlazó con lo que exigió el Barcelona para que Messi se pudiera marchar libre:

«La Liga no efectuará el trámite de visado previo de baja federativa a Messi si no ha abonado previamente el importe de dicha cláusula”

nota informativa de la liga

En conclusión, Messi fue puesto entre la espada y la pared, no tuvo más opción que quedarse una temporada más en el FC Barcelona hasta que finalice su contrato a pesar de que este no fue su deseo. Ahora bien, si ya se resolvió parte del problema ¿qué pasa si esta temporada vuelve a ser un fracaso para el Barcelona? ¿Messi renovará su contrato o se marchará libre en el verano del 2021? Habrá que esperar qué nos tiene preparada la temporada 2020/2021.

Locke, la carrera por las vacunas y el abismo de la ignorancia

Las playas a las cuales encallan las perspectivas de ciencia y la prosperidad que las mismas traen consigo siempre han estado marcadas por el escepticismo del momento social que se vive y siendo tal la situación actual

En un mundo donde se asume la globalización y desarrollo sostenible como un hecho al que las naciones deberían apuntar a desarrollar con mayor alcance de su situación interna

Las ideas antes expuestas sobre la playa de la recepción publica está llena del escepticismo de aquellos que por motivos religiosos, políticos o meramente personales prefieren la indefensión de esa su ignorancia tan marcada por el mismo encierro sobre sí mismos que, y siendo algunos de estos individuos mandatarios de países o simples personas con el manejo de la opinión, en el mundo hoy se ciernen el telón de aquellos que priorizan los interés de su porvenir por encima de el sostenimiento de las sociedades en las cuales conviven.

Decía John Locke sabiamente sobre esta presunta ignorancia

“siendo nuestro conocimiento tan estrecho, quizá obtengamos alguna luz acerca del estado actual de nuestra mente si nos asomamos un poco más al lado oscuro y echamos una mirada a nuestra ignorancia, la cual, como es infinitamente más grande que nuestro conocimiento, puede servir para acallar las disputas y para incrementar los el conocimiento útil si confiamos nuestros pensamientos a la contemplación de aquellas cosas que estén dentro del alcance de nuestro entendimiento, y no nos lanzamos a un abismo de tinieblas, empujados por la presunción de que nada está más allá de nuestra comprensión”.

Locke con esta frase centra el paradigma de la ignorancia, misma que hace ser testarudo a aquel que no solo piensa que realmente sabe sobre el tema en cuestión del mundo (COVID -19 y su respectiva vacuna)

Además de esta característica propia del testarudo, se encierra en ese atisbo de conocimiento que lo encierra en el cuarto oscuro de su ignorancia siendo que del mismo solo lograría salir si le apoyase para que encendiera por sí mismo la luz que lo ha cegado y convencido en creer aquello que lo aleja de una perspectiva o acercamiento más propio y verdadero de la situación que respecta al mundo hoy, que existen alrededor de 3 vacunas en estado de proyección, una ya aprobada por la OMS y con dosis vendidas en Europa.

La las cuales se las ha puesto bajo un halo de incertidumbre que despoja de total seriedad la función y el objetivo primario de las mismas, el cual es el de dar solución a una pandemia global que ha dado a conocer de manera activa.

Desenmascarando las pretensiones de quienes planeaban hacer de ella un revuelo socio político global, las formas bajo las cuales no solo el avance cognoscible del manejo medico ha sido de aporte fundamental, aporte que se sostiene en las ideas de que la experiencia, misma idea defendida por Locke bajo el empirismo, en el campo teórico y práctico que demuestra en casos como el de china con la infección del SARS en 2008 que las pretensiones sobre las cuales se plantea que se logre un fin no deben escabullirse al cerco del entendimiento de las mismas.

Ya que para ayudar a salir al ignorante de su cárcel vale la pena el acceso del saber soportado por el enriquecimiento en pro de un fin de bienestar tanto personal como social