19 de junio: la cosa es sencilla y está en sus manos

Por Ivan Rivero

Empecemos porque nunca me ha gustado Petro, listo. Ahora, yo podría decirle cuanta vaina pueda decirse de Hernández, que es un corrupto por lo de Vitalogic —y muchas jodas más—, podría decirle que fue socio del preso Lucho Bohórquez, también podría decirle que es machista y xenófobo, o también podría decirle que votó “No” por el Acuerdo de Paz.

¿Pero yo pa’ qué le voy a decir todo eso? Muchos, a sabiendas de todas esas vainas, y más que eso, de todos modos votarían a ojo cerrado por Hernández. Incluso los uribistas están dispuestos a votar por alguien que dice apoyar el aborto, estar en contra del fracking y del glifosato o a favor de la legalización de marihuana… Entonces, es como si la vaina no fuera con Hernández, como si no importara lo que se diga de él, lo que él mismo diga, lo que haga, nada de eso. Si la gente va a votar por un candidato, no por sus propuestas, no por su pasado político, no por sus acciones, ¿por qué votarían por él?

Simple: del otro lado está Gustavo Petro, el rockstar de la “izquierda” colombiana, el ex-guerrillero del M-19, el que no se mama de joder y joder pa’ ser presidente, el pionero en denunciar la parapolítica, el enemigo acérrimo del uribismo y del importantísimo Jorge Robledo —sí, Jorge Robledo existe, por si no se acordaba—. Ningún político en el país, ni siquiera Uribe, es capaz de catapultar tanto a un candidato como Gustavo Petro, ¡en serio! ¡todo lo que tiene que hacer es oponérsele! Y es que el problema es precisamente ese, o bueno, más o menos: Petro puede hacer campaña oponiéndose a sus candidatos, sacándoles los trapitos al sol, y aunque pueda ser errado, eso sólo es una pequeña parte de su campaña… Ahí no está el problema, el problema está con quienes se oponen a los que votan por el otro en vez de tratar de convencerlos, con ese primo mamerto y cansón que trata a todos de brutos porque no apoyan a Petro, con el tipo que comenta en Facebook que si usted no vota por Petro seguramente es uribista, en fin, usted le puede poner cara y apellido a la persona a la que me refiero, todos conocemos al menos a un par…

Yo le soy sincero, a mí no me parece que sea cierto el cuento de la “polarización” que Fajardo lleva echando desde hace ratico, pero lo que sí es verdad es que la mayoría de colombianos no son “petristas” y tampoco “uribistas”, la gran mayoría está ocupada viendo de dónde saca pa’ las comidas del mes, pa’ ver si le puede comprar unos guayos a su hijo, pa’ pagar la matrícula de la universidad a ver si en la familia sale el primero que estudió,otros se meten a Uber porque a pesar de que tienen título, las empresas de su rama no le dan ni la hora —ni hablar del Estado con cargos públicos—, la mayoría está pensando a ver qué joda se inventa pa’ vender alguito y pagar arriendo —hoy lo llaman emprender—. Encímele a eso que llega un aparecido a decirle ignorante porque no vota por un tal Petro, lo mandarán a comer lo que ya sabemos. La imagen de Petro en Colombia no es él, son los “petristas cansones” —que a decir verdad son más ficción que realidad—, y eso lo han aprovechado los que no lo quieren ver de presidente. Voz a voz ya cumplieron su meta, ya no hay que descalificar a Petro para que la gente le vote en contra, “Petro” se volvió de por sí una razón suficiente para que la gente crea que sea lo que sea que esté del otro lado es mejor opción.

Es necesario un cambio de estrategia, una desmitificación de lo que es hoy en día Gustavo Petro: ya no le caiga encima al que no vota por Petro, convénzalos, es más, ¡NO HABLE DE PETRO! Hable de su propuesta ambiental y por qué es necesaria para que no peligre la economía nacional, hable de cómo realmente funcionan las pensiones hoy en día —por ejemplo, por qué siempre aconsejan meterse a Colpensiones— y qué se podría hacer con eso, hable de cómo las EPS lo ponen a esperar 1 mes —siendo optimistas— por cualquier vaina que necesita y cómo podría ser diferente, hable de la desfinanciación de la educación superior pública y de los vampíricos planes de endeudamiento del ICETEX, hable de lo jodido que es crear desde 0 empresa honesta en Colombia por todas las trancas que existen —pero no para las grandes empresas de siempre—, hablemos de las jodas que nos atañen, de verdad, y verá que uno termina llegando a que Hernández, o no propone, o propuso hace 5 días, y Petro pensó en algo que podría servir. Y si aún así le da susto el mito de Petro, nunca se olvide que tendría que gobernar con un congreso donde no tiene la mayoría, donde tendrá que hacer concesiones con la derecha y el establecimiento, mientras que Rodolfo, que ha venido sumando más y más apoyos de partidos tradicionales, parece perfilarse con una libertad sin precedentes para un candidato con un plan gobierno verdaderamente desconocido.

A Dios rogando y con el mazo dando

De Misty Day

Iván Duque tan campante visitando la finca llamada Arauca y de una la guerrilla del ELN patrullándole pueblos completos, yo siento que nuestro querido amigo canoso lleva años en una especie de The Truman Show, en el que él es el único que cree que es presidente.

¡Rogando! ¡Rogando! Rogando están las familias desplazadas en el departamento de Arauca por al menos una mentira, una mentira de quien sea, ya venga de un micrófono y un corbatín parlante, de unas botas con pasamontañas o de un fusil con bigote, una verdad a medias de quien sea, pero que al menos les dé un poquito de esperanza. Pero ni a eso, por el contrario, llegó Dios con el mazo. Sí, bueno, uno falso, como tantos títeres disfrazados de dictaduras que merodean en estas democracias bastante autocríticas de un occidente cada vez más gris y autoritario.

Vamos a lo inmediato, hablemos de ese falso dios, que en realidad es un falso Márquez, un emisario que vino ayer como alma que lleva el diablo a decir palabras orquestadas y a fingir que es presidente. Sin embargo, no vino solo, vino con su Sancho Panza, el ministro Diego Molano, que de molano no tiene nada. Vinieron muy campantes como si estuvieran de safari por Siria, hablando duro, mirando alto y creyéndose la vaca que más caga, ¡los arrieros de los arrieros! Vaya complicidad criminal la de esos dos gomelos a los que nunca les ha tocado trabajar por nada en la vida, todo regalado, gusanos. ¿Vinieron a qué? A mandar a más pelaos pobres a representar al Ejército Nacional de un país que los excluye, a representar una bandera que para ellos solo es roja. ¡No más! La solución no es mandar más militares a una guerra sin sentido.

Fuente: Ciudadana Araucana

No contentos con la venida del ministro hace unos días, ahora vinieron los dos a poner el «pecho», o bueno, a mandar a pobres a que lo pongan por ellos. Vinieron a un consejo de seguridad, la idea del gobierno es de carácter militar y eso lo demostró con la traída de más de 24 motocicletas para el Ejército y más embarcaciones para la Armada. Causa gracia ver tanto cinismo e ignorancia. Se les debe recalcar que la repuesta de un gobierno supuestamente democrático ante esta situación de conflicto debe ser principalmente humanitaria antes que militar, acá debe ir primero la vida de las familias desplazadas y después esta clase de acciones. Sin embargo, estamos en presencia de un mandato que ha venido dejando de lado el respeto por los derechos humanos y el derecho internacional humanitario.

Vinieron con mano dura a una «gran operación» para derrotar a todos los enemigos fantásticos del presidente, quien habló rápido, mandó más tropa y salió volao’ en el avión. Pero algo que me quedó sonando, y yo sé que a muchos contratistas o dueños de grandes negocios en Arauca también, es que Duque tiene como estrategia un ataque financiero y militar, para lo cual, por un lado, anunció la entrega de las 24 motocicletas para el Ejército y cuatro embarcaciones para la Armada (como mencioné anteriormente) y por el otro, quiere la mayor operación de lucha contra el lavado de activos de esa organización, por lo cual el gobierno también podría ir contra ustedes, señores empresarios, para desestructurar la red de lavado del dinero producido por esa guerrilla. El gobierno quiere cabezas, así que yo veré rodar unas.

Otro punto muy importante es que mientras Iván Duque daba con decoro su discurso en Arauca, la guerrilla del ELN estaba patrullando en La Esmeralda, corregimiento cercano al municipio de Arauquita. Imagínese esos dos cuadros, el presidente de cunita de oro hablando fantasías mientras los milicianos hablaban duro desde las calles de un pueblo, mientras trataban de mantenerse legítimos ante las comunidades a través del miedo y la intimidación, esperando volver a aliarse con sus amigos vestidos de verde para enfrentar a una guerrilla con nombre viejo, pero con nuevas armas. Vamos a ver cuántas vidas inocentes y humildes le cuesta a este conflicto. Y lo más difuso de todo este asunto, ¿en dónde están los carteles de México de los que tanto hablan diciendo que están acá en Arauca? ¿Por qué nadie dice nada de eso?

En este paisaje aliciano bastante subalterno se está pintando una guerra que es antigua, pero que cada año cambia, y nací en un territorio que vive de cerca sus consecuencias. Nunca olvidaré que lo más importante son las víctimas, los desplazados. Y recordaré que ni Pinochet ni Videla tienen tantos muertos como los «presidentes» colombianos. Es relevante no olvidar que las comunidades siguen rogando por un milagro y hay un dios que les da con un mazo, un duro mazo llamado indiferencia. Los obstáculos a la paz y el generar las condiciones para una guerra conveniente para el Estado, y sus fuerzas militares son los principales responsables de todas estas desgracias, y los muertos cada vez más se acercan a las puertas de su palacio, buscando justicia o su cabeza.

¿Por qué los gallos dejaron de cantar?

Por Kevin Oquendo

Desde muy pequeño siempre he asociado fechas importantes con colores que de cierta forma expresan lo que esa fecha significa en el mundo. Este pensamiento me vino a la cabeza cuando leí las noticias publicadas en Facebook sobre los enfrentamientos entre las disidencias de las FARC y el ELN en el departamento de Arauca, el departamento en donde yo nací… Ver semejante crisis me hizo olvidar de mis memorias el maravilloso naranja, que era mi color para despedir el año y recibir el siguiente. Ese naranja se convirtió en gris por la angustia que estaba sintiendo al ver un conflicto que era evitable y que ahora le costaba la vida a muchas personas inocentes que viven en carne propia la guerra en los lejanos montes de Colombia y Venezuela. 

Guerra, maldita guerra, parece un delirio teatral y a la vez es tan real la sangre que deja regada, maldita guerra que se disfraza de necesaria, pero al mismo tiempo es tan efímera, maldita guerra que olvida la controversia y se centra en la muerte… pero en fin, olvidando esas frases tan rimbombantes vamos a la realidad: ¿Arauca?…

¿En dónde queda Arauca?

Es chistoso que desde siempre me ha tocado explicar de dónde vengo. Los personajes pintorescos de las ciudades siempre alumbran cuando dicen el nombre de la ciudad de la que provienen, y en especial, esa gente que viene de la polis “chapineruna” o del centro más distópico-narniano de esta patria. Pero, este comentario lo que quiere al final de cuentas es ejemplificar el olvido absoluto de algunas ‘gentes’ de este país que siguen llevado el yugo españolete, mientras hay otras que desde lo abismal resisten el despojo y la injusticia.

Lo que está pasando en Arauca es una crónica de una guerra anunciada, el panorama político de este territorio ha sido muy cambiante debido a la inestabilidad del gobierno de Iván Duque y esto ha revivido o detonado más conflictos al interior de Colombia, en esa Colombia que ha sido tan apartada que el propio himno nacional es un canto desabrido y los colores de la bandera ni se notan, en esas tierras en donde reinan las balas en este momento.

Todos temíamos que el actual gobierno se dedicara a poner obstáculos legales y trampas sensacionalistas para tumbar todo lo construido en los acuerdos de paz, en campaña dijeron que harían trizas un papel y han dejado en cenizas a pueblos completos. La mayoría de las veces algo tan ficticio como lo “legal” puede generar muchas grietas en lo real, y es necesario denunciar desde cualquier medio o forma posible los atropellos del gobierno nacional con los pueblos más recónditos de este país tan disperso y desigual.

Ahora sí, entrando en materia, la guerra que se está viviendo en los municipios de Arauca y en la frontera con Venezuela ya había sido advertida mediante una alerta temprana de la defensoría del pueblo, emitida en marzo del año pasado, en donde se le contaba al gobierno nacional cómo en Arauca y su frontera se estaba gestando un grave conflicto por la incursión de disidencias de las FARC y los combates que estas tenían con el ejército y, posteriormente, con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El gobierno tuvo un año completo para ejercer acciones de peso para prevenir estos enfrentamientos. Acciones que no se enfocaran solo en lo militar, sino por el contrario, en lo estructural, de manera que se garantizara que el conflicto se apaciguara con el tiempo. Esas acciones se tienen que enmarcar en ejecutar lo pactado en los acuerdos de paz, sin embargo, con un gobierno tan indiferente como este y con dos grupos armados que hace décadas perdieron el rumbo político, es muy difícil salir con una solución negociada de todo este caldo de guerra.

Y para empeorar la cosa, lo que hizo el gobierno para sortear la crisis actual fue mandar al ministro de defensa a exponer un pliego de ‘soluciones’ y ¡adivinen qué era!, ¿una comisión para poner a salvo a las familias que se estaban desplazando? Me temo decirles que no, la solución fue un mando militar de más tropas y más presencia del ejército, con la llegada de dos batallones con más de 600 hombres, dos instalaciones militares en corregimientos de alto riesgo, y claro, la construcción de la estación de policía en Puerto Jordán.

Todo esto solo causa una gracia con sabor a mierda y una mierda impuesta por ellos, una guerra iniciada por ellos y a la que le debemos poner fin nosotrxs. 

«Cuidar» no es militarizar, hacer «presencia» no es llenar de ejército una zona que es un polvorín de guerra. Siempre se ha visto a lo largo de la historia del conflicto colombiano que cuando el ejército entra a la zona es más un factor de riesgo que de ayuda, se debe tener en el centro la vida y la seguridad de las familias campesinas que se están desplazando.

Causa rabia que un personaje como el ministro de defensa quien su hablar expresa lo que hay en su cabeza: «una enorme tierra baldía») venga en su avión a prender una mecha y luego se vaya sin más, como si sus acciones no tuvieran una consecuencia directa en las personas que están en medio del conflicto, pero bueno, como lo dije anteriormente, es una gracia que sabe a mierda.

En fin, solo puedo sentir indignación con todo esto, siento indignación con lo que está pasando ahorita con la familia de un amigo, una familia que se ve envuelta en una gran encrucijada por su vida y también por todo lo que han construido en esa pequeña finca. La intención de este pequeño texto es indignar, generar rabia y denunciar a un gobierno que se lucra con la guerra, y a una pequeña élite que cree que el estatus de ciudadanía solo es para ellos, que creen que la tranquilidad solo es una vaina que pueden sentir ellos, ¡ojalá sientan los estragos de la guerra en su propia casa y le estalle toda esa sangre en la cara!

Para las personas que están en estos momentos en la misma situación que la familia de mi amigo y que les toca aguantarse todo esto en Arauca y en las fronteras con Venezuela, que todos los arcángeles del cielo intervengan (cómo diría mi mamá) y para la familia de mi amigo… que se pueda encontrar una solución a todo esto. Sin más, dejo hasta acá este intento de crónica.

De cuando en las calles se construía algo hermoso

Empezábamos los días llenos de optimismo, motivados por la energía de las masas, por el impulso sobrecogedor de la juventud.

Estábamos ansiosos por explorar, conocer y experimentar algo nuevo, algo distinto a esta realidad tan arrolladora que nos tocó.Terminábamos los días cansados, hastiados, absolutamente exahustos con la idea de soñar, de querer mostrar el mundo que podíamos imaginar, de querer participar para hacerlo posible, sin embargo en Colombia está prohibido soñar, por qué soñar es criticar la realidad magnánima y perfecta, la de los terratenientes y grandes empresarios que se pasean en sus Range Rover por los municipios sin pavimentar.

En la primera foto, Juanito, Alejandro y Galleta revisan algunas fotografías hechas para el reportaje de la marcha del 20 de julio,

en las siguientes Galleta posando con su característico casco amarillo de construcción, una foto mía con Luzving un parcero con el que truequeamos viejos juguetes por ropa.

En las últimas, un Alejandro agotado por las incesantes críticas y el desarrollo atropellado de la marcha

un manifestante posa frente a una hoguera,

y por último una moto de dos presuntos sicarios totalmente en llamas.

Los días se iban tan rápido como se apagaban las llamas y todo brillaba tanto que ya veíamos con nostalgia el recuerdo de la penumbra.

EL JUEZ IMPEDIDO

El tema de describir la amistad en Colombia ha causado muchos problemas jurídicos y políticos en el país. ¿Qué se es amigo?

¿Cómo se describe una amistad seria?
Fotos, y videos con alguien no hacen concreta dicha relación, jurídicamente hablando. Para la ley colombiana uno puede tomarse fotos con cualquiera, no necesariamente existe una amista para hacerlo. Y es cierto una foto por sí sola no dice más allá de «que buena o mala compañía»

¿Pero cómo se prueba realmente una amistad?

Ahí a la hora de la verdad existe una zona gris, que permite casos como el del hombre más preparado de su generación, Francisco Barbosa. No declararse impedido ante el caso del jefe de su mejor amigo de la universidad. Actuando da manera parcial.

Pero también puede llegar a ser el caso contrario, donde se abuse de esa ambigüedad para declarase impedido y así dilatar un proceso. Como tengo la sospecha que el Juez de Circuito: Luis Roberto Ortiz Arciniegas lo hizo.

Luis Roberto trabaja en un caso que en su época fue un escándalo y hoy en día solo es el recuerdo de una mala jugada de marketing. El caso del joven estudiante de derecho Ernesto Vera, joven que casi muere por la irresponsabilidad de los señores Keynnis Oviedo y Beto Uribe

Si bien un juez puede declararse impedido en el momento que este así lo considere, es curioso como lo hizo un 1 día antes de que se realizara la audiencia civil, luego de un «desespero» por conciliar entre la parte demandada hacia el demandado.

También causa cierta extrañeza su causal del impedimento : que son vecinos.

Justifica su posible maña a través de un articulo del Código General del Proceso, con el animo de mostrarse: juez justo, y profesional, que ante cualquier posible irregularidad esta dispuesto a evitarla. Pero mas que una justificación de una causal configurada, de forma objetiva se ve como cuando una persona mete en una discusión: derecho penal, administrativo y civil para defender un tema internacional. No tiene sentido.

La vecindad no necesariamente genera una amistad intima , o una enemistad grave. Adjetivos que son relevantes a la hora de declarase o no impedido. Un trato diario, constante, permanente y continuo en diversas horas del día, con los distintos miembros de la familia, no describen una amistad intima. La causal novena establecida en el Art 141, lo deja más que claro.

Existir enemistad grave o amistad íntima entre el juez y alguna de las partes, su representante o apoderado.

Lo que me llama la atención es la forma que el señor Juez se dio cuenta de la amistad intima, no porque les hubiera reconocido a través de un «trato diario y constante» como así lo afirma en su Auto de Impedimento si no porque en pleno proceso estudiando los documentos anexos de la demanda, en algunas facturas expedidas.

La pregunta es ¿por qué? conociendo el caso desde hace tiempo, faltando un día para la audiencia se declara impedido bajo una causal que no se encuentra configurada. La demanda a fue presentada y repartida al estrado judicial el 23 de julio de 2020.

¿Cómo es que alega la configuración de la causal novena , si se dio cuenta de una amistad intima través de documentos, no del trato «diario y constante» como así lo afirma?

«Una amistad intima»

Pudo haber sido motivado para dilatar el proceso, ya que el señor Juez busca la remisión del expediente al próximo juzgado que corresponde al Juzgado Quinto Civil del Circuito de Bucaramanga, en otras palabras: Quemar tiempo

Si es o no una maniobra, no me corresponde. Pero ver cositas sospechosas, en un caso que ha sido manoseado por irregularidades como: posible fraude procesal, y conflicto de intereses, hacen necesarias estás preguntas. Dejando claro que ese afán por conciliar de la parte demandada cesó luego del Auto de Impedimento

Nota: Por mí parte, me parece este impedimento bajo tal causal no tiene pies ni cabeza. No soy yo quien deba decirlo pero creo que obro de mala fé. En consecuencia le realice una petición al Consejo Superior de la Judicatura, para que inicie un proceso de «Vigilancia Administrativa» en contra de Luis Roberto Ortiz Arciniegas

El que se siente ofendido por algo será

Una gran mancha morada se acerca. Mujeres se divisan caminando con pancartas y banderas, música y bailes, cantos y arengas: “¡Alerta!, ¡alerta!, ¡alerta al que camina!, ¡la lucha feminista por América Latina!, ¡y tiemblen!, ¡y tiemblen los machistas!, ¡que América Latina será toda feminista!” ¡Aleeerta! Alerta compañeras, que el tipo que camina es un macho izquierdista.

Durante las multitudinarias marchas violetas también nos acompañan hombres, hombres que se hacen llamar aliados. Diría una ¿cómo no creerles si son parte de procesos organizativos? Muchos de ellos figuran como líderes que con el peso de su experiencia y sabiduría te llaman con absoluta confianza “compañera”. Término que según la Real Academia de la Lengua Española (RAE) significa “Persona que se acompaña con otra para algún fin”. El fin es claro: apoyar a las “compañeras” en la lucha feminista. ¿O sería mejor decir?: acompañar a conveniencia una causa que es atractiva para sus prácticas.

Conveniencias que obtienen con un pase dorado. O más bien: morado. Los machos se lo ‘autoadjudican’ como cual ceremonia de condecoración organizada por ellos mismos. Bien lo manifiesta Monserrat Pérez en un fragmento de su poema ‘El macho de izquierda’: “El macho de izquierda te llama compañera. El macho de izquierda te corrige amablemente en las asambleas. El macho de izquierda se pone a veces faldas. El macho de izquierda escribe “todes”. El macho de izquierda se asume feminista. El macho de izquierda se asume descolonial. También se asume antipatriarcal”. 

Antipatriarcal, por supuesto. Antipatriarcal sólo hasta el momento en que lo denuncias y le atinas a cortar el hilo que sostiene su máscara. Al cobarde le es difícil mostrar su cara real. En ese momento el macho de izquierda te llamará loca.  El macho de izquierda dirá que tus argumentos no son válidos. El macho de izquierda no pensará en un bien común, será un “yo”. El macho de izquierda utilizará el sistema que tanto critica para que, como de costumbre, juegue a su favor. El macho de izquierda asumirá su postura colonial exigiendo sus derechos. El macho de izquierda volverá a usar su no olvidado beneficio patriarcal.

En el alboroto y quiebre de las máscaras quedamos las personas que en realidad creímos eran aliados: creímos en sus palabras, llegamos a confiar en ellos y a llamarlos “compañeros”. Llegamos al punto de desconocer a la persona que creíamos conocer. Llega la desilusión, el sentimiento de ser saboteada en tus propias narices bajo tu propio movimiento, bajo la causa que tanto defiendes.

Llega ese compañero que se aprovecha de ti cuando duermes y toca tu cuerpo sin tu consentimiento. Te despiertas. Quedas paralizada. No sabes si eso en realidad está pasando. Entonces vuelve otra “caricia” que rectifica que sí: tu cuerpo está siendo abusado. Sientes cómo cada milímetro que te toca queda marcado como un tatuaje para siempre. Decides moverte y el agresor creyendo que te vas a despertar se detiene. Pero la cruda realidad es que no fue un sueño, fue real, y las escenas se repiten una y otra vez en tu cabeza, te sientes culpable, te sientes sucia, incluso, piensas que es tu culpa.  

Decides hablar y el abusador lo niega todo, la justicia lo protege, pues no hay pruebas materiales que lo responsabilicen. Pero las pruebas en realidad existen, existen en tu cuerpo, en tu mente, el rastro que palpita y sigue vivo en tu piel, aunque intentes limpiarlo no se quita, las huellas de sus manos aún siguen en tu cuerpo.

Queda entonces la pregunta ¿en realidad es posible construir espacios libres de violencia? Un lugar en donde no se vea el feminismo como una moda, sino como una alianza para la revolución.

¡Alerta morada!: Según datos del ‘Movimiento Insurrectas’, en lo corrido del 2021, ya son siete las denuncias públicas contra líderes e integrantes de movimientos sociales y estudiantiles en Popayán por casos de violencia sexual y violencia basada en género (VBG).

*****

Feliz Navidad, para el Clan Aguilar

Unos la odian por la insoportable canción de Olímpica Stéreo, otros la aman por la de Sello Rojo, y a los políticos les encanta, no por la unión, ni las fiestas, ni los comerciales; sino por los votos que se pueden conseguir. Algunos patrocinan novenas de aguinaldos, otros premian la calle más decorada, pero la mayoría opta por la fija: dar regalos a los niños que más lo necesitan.

Esta práctica es más que común en los políticos tradicionales, y por supuesto, en Santander es usada por los Aguilar como una de sus tantas formas de acercarse a las provincias para asegurar un fuerte capital electoral; que ahora necesitan con urgencia, pues con papá e hijo en la cárcel y un gobernador totalmente nulo, el panorama de cara al 2022 no pinta precisamente color de rosa. 

Sin embargo, Nerthink elevó la tradición y este año la celebración va por cuenta de muchísima más gente, pues cada trabajador de la gobernación, de carrera o de prestación de servicios, deberá pagar una cuota como aporte para el evento que realizará la gestora social Genny Sarmiento para celebrar la navidad y dar regalos a los niños. Varios trabajadores de manera anónima revelaron estar sorprendidos, pues es la primera vez que se cobra un aporte de este tipo para la “obra benéfica” que se supone, debe salir del presupuesto de la gobernación y no del bolsillo de quienes hacen parte de esta.

La cuota que se cobra a cada persona en la mayoría de los casos es determinada por una especie de escalafón, dependiendo de la secretaría a la que hagan parte (cada secretaría tiene un monto específico a recoger según el tamaño), el cargo que ocupen, si es de planta o no, y en el caso de las CPS, del valor del contrato. Aunque, como nos reveló una fuente que pidió ser anónima, en algunas secretarías la cuota no fue diferenciada y todos los funcionarios independientemente de su sueldo debían pagar la misma cantidad. 

Según otras fuentes también anónimas, desde 20 mil a los contratos de menor cuantía, hasta 150 mil, o incluso 1 millón de pesos a quienes tienen mejor puesto, van las cuotas que deben aportar quienes trabajan en la gobernación para que se realicen las grandes celebraciones que lo único que buscan es traducir regalos en votos más adelante. ¿Será que Nerthink les dará créditos a los financiadores de la celebración o ganará apoyo a costa de los trabajadores de la gobernación? 

En todo caso, ya saben, cuando vean al clan Aguilar repartiendo regalos y haciendo grandes fiestas navideñas para los niños, recuerden que esto fue financiado por los trabajadores de la gobernación de manera totalmente voluntaria, no crean que las CPS pagaron por el miedo a que no les renueven el contrato, eso por aquí no pasa. 

Seguramente esta será una muy feliz navidad para Mauricio, Hugo y Richard Aguilar, Genny Sarmiento, y para todo el fantástico Clan Aguilar. 

Pregunta que no me dejará dormir:

¿Qué pasa con el manejo de los recursos en el departamento, para que por primera vez se pida cuota para celebrar la navidad? Espero que ustedes sí concilien el sueño. 

LA PLAZA DE MERCADO DEL BARRIO BOLÍVAR DE POPAYÁN, UN ESCENARIO EN RESISTENCIA 

Por: Jineth Córdoba

Las personas que trabajan en la plaza de mercado del barrio Bolívar de la ciudad de Popayán, están cansadas. Nuevamente salieron a manifestarse el pasado 4 de noviembre al parque central Francisco José de Caldas, frente a la Alcaldía de Popayán. La razón: el proyecto de renovación de su galería que plantea el mandatario local Juan Carlos López Castrillón y su equipo de gobierno. 

El plantón y las arengas aireadas de los manifestantes tenían un propósito: mostrar su desacuerdo con la iniciativa y alertar a la ciudad. Los argumentos los dieron los mismos voceros, quienes dijeron que la propuesta es excluyente, pues sólo se aseguraran 452 cupos, omitiendo que hoy en día existen 1.200 puestos de trabajo de diferente categoría (artesanos, vendedores de frutas, hortalizas y vegetales, cocinas tradicionales, cárnicos, etc). Además, denuncian que en ningún momento han concertado nada con la actual alcaldía liderada por López Castrillón. Razones suficientes para no apoyar la iniciativa.

Y como si de una herencia se tratara, esta historia ha pasado por generaciones con el mismo dilema. ¿El resultado? Siempre pierden quienes han habitado este espacio donde se congrega la cultura popular de comunidades que representan nuestras raíces, los saberes tradicionales, la gastronomía de nuestros pueblos étnicos y campesinos, la soberanía y seguridad alimentaria en el departamento del Cauca.

Desde hace casi 20 años las propuestas que plantean mejorar el barrio Bolívar y su plaza nunca han llegado a buen puerto. Para el año 2002 con la aprobación del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) se dejó el artículo 78 que establecía la formulación y desarrollo de un Plan Parcial para el barrio Bolívar, con el fin de revitalizar y renovar esta zona. Pero dos décadas después vemos que las cosas siguen igual, o peores, y que la plaza como eje articulador de un proyecto de cambio se ha ido degradando. 

Parece que tampoco surtió buen efecto que en el año 2009 el barrio Bolívar fuera integrado como área de influencia del sector patrimonial más importante de Popayán, es decir, su centro histórico, declarado Bien de Interés Cultural de la Nación. A esto se le suma la indiferencia de las administraciones locales para sacar adelante iniciativas que podrían fortalecer la plaza de mercado, como aquella que quedó plasmada en el Plan Especial de Manejo y Protección (PEMP) del Sector Antiguo de Popayán: “Mesa larga, mesa larga”, que tiene como objetivo mejorar las condiciones físicas y socioeconómicas del lugar. Todo esto no ha hecho más que quedarse en el papel. 

Un papel que se convirtió en un haz bajo la manga de los alcaldes que luego gobernaron la ciudad, para demostrar un punto más en la rendición de cuentas de su administración. El siguiente en usar el truco fue el exalcalde Ramiro Navia que en su periodo (2008-2011), firmó el “Plan Parcial del Barrio Bolívar”, pero no hizo nada más. Luego vino el exmandatario Francisco Fuentes, al se le conoció una propuesta de diseño e intervención de la plaza que poco se acoplaba a las necesidades de la gente del sector. No prosperó. Después, el entonces alcalde, César Cristian Gómez Castro, durante su mandato (2016-2019) buscó impulsar la iniciativa, pero no pasó de los diseños, mesas técnicas e intentos de participación ciudadana fallidos. Las comunidades tampoco comieron cuento en ese momento. 

El panorama que se plantea con la actual alcaldía de Juan Carlos López Castrillón, parece que seguirá la misma línea de sus predecesores. Él junto a la directora de Prosperidad Social, Susana Correa, firmaron el convenio que garantizaría los recursos para la renovación de la galería del barrio Bolívar. Acto que desató la manifestación de la primera semana de noviembre, donde la comunidad denuncia que este proyecto no se concertó con ellos, sino que se impuso.

Contracorriente a todas estas intenciones oficiales de papel, las personas de la plaza han mantenido el reconocimiento del lugar por sí solas. En el año 2012, según documentación del Ministerio de Cultura, la participación de la “Red de Señoras Cocineras de la Plaza de Mercado del Barrio Bolívar”, fue indispensable para que este sector fuera ratificado como corazón de la cocina tradicional caucana. Aunque el reconocimiento se queda sólo en la anual feria gastronómica de la ciudad, a la cual algunas cocineras del lugar prefieren no asistir, pues dicen que la experiencia se vive en la plaza e invitan a la comunidad a conocerla, reivindicando así la tradición que durante años ha alimentado nuestros hogares. 

La indignación de los comerciantes es más que justa. Ya están cansados que desde hace 20 años solo haya compromisos e ideas de papel que poco tratan de beneficiarlos, así los mandatarios traten de vender la idea contraria.  Pareciera que los que ostentan el poder local no les importara perjudicar la cadena productiva, el tejido cultural y dinámicas de trabajo de los habitantes de la plaza, que durante años la han sostenido. Ellos exigen un proyecto que los reúna y beneficia a todos como el conjunto que siempre han sido. La plaza de mercado del barrio Bolívar en Popayán es hoy un escenario simbólico de resistencia. 

Oferta Laboral

Muchxs candidatxs se embarcan en la tarea de recolectar firmas, normalmente acuden a esto por tres razones. 

  1. No se sienten representadxs por un partido político en específico, y desean aspirar independientemente 
  2. Quieren ocultar su pasado político y así a través de un movimiento significativo de ciudadanos
  3. Empezar campaña antes de lo permitido y luego co avalarse por un partido político

Lo que si es una generalidad, es que sea la razón que sea, conseguir las firmas requeridas por la registraduría para cualquier cargo de elección popular, lleva su trabajo.

Se requiere de transporte, refrigerios, y personal uniformado trabajando más allá de un horario laboral para poder lograr el objetivo: probar ante la Registraduría que la candidatura no es avalada por un partido político, es avalado por el pueblo.

Lo que permite que está recolección de firmas se convierta en un negocio que genera empleo y convierte a las firmas en una especie de inversión electoral. Desigual a la hora de contrastar testimonios que adelantadamente serán mostrados, conversó con el director político de La Liga de Gobernantes Anticorrupción, movimiento de Rodolfo Hernandez.

Nos ilustró que obsequiar firmas se ha convertido en una especie de tributo al candidato, muchos empresarios, y ciudadanos en general, como forma de apoyo al movimiento se comprometen a conseguir desde 100 mil firmas en adelante, ellos cubriendo los gastos.

A su vez explicó como muchos políticos ponen sobre la mesa esta logística de firmas para negociar avales y puestos en las listas cerradas.

Normalmente se pagan 35 mil pesos al día, aunque algunas campañas recurren al método de pagar por cada firma obtenida. Debido a que  esto requiere una logística al nivel empresarial, se crean cierto tipo de organizaciones que mal llamadas empresas, que se dedican a facilitar esta recolección. 

La campaña paga, y en contraprestación estas organizaciones aseguran que la candidatura será avalada, para evitar percances en la registraduría, normalmente recogen el doble de firmas, por si alguna llega a ser invalida. Hasta ahí no hay nada ética y legalmente irregular. Pero las ansias de terminar el trabajo rápidamente, llevan a varias de estas organizaciones a recurrir a prácticas ilegales.

Desde hace aproximadamente dos meses, en la red social “Facebook” a varias personas de Bogotá les llamó la atención una oferta laboral, donde se les pagaba 35 mil pesos por día. La oferta no daba más información, no decía el ¿qué? ¿para qué? solo decía él cuánto pagaban. Las personas que se llegaban a interesar tenían que contactar directamente con la persona que hacía la publicación.

Ya generado ese primer contacto, las personas eran citadas a la Cra. 20 #13-11, Bogotá, Colombia. Antes ubicados en la localidad de Venecia, Bogota. Pero al tener inconvenientes con varios vecinos decidieron moverse.

(Centro Comercial Social Restrepo)

Una vez en el punto de encuentro, se acercan los que serían llamados «coordinadores» , dan un discurso advirtiendo que lo que van hacer debe ser absolutamente secreto, que no pueden involucrar a la policía porque les va mal. Luego de está advertencia les dan la información completa.

Están ahi para falsificar firmas

Los coordinadores entregan un listado con nombres de varias personas, listado sacado de una base de datos.

Para evitar caer en los filtros de la Registraduría se inventaron dos pasos:

  1. Llevaron a un tipógrafo, el cual dio una clase de como falsificar firmas
  2. Las ubicaron en mesas de a 15 personas. Entre estas mismas se rotan el listado y las planillas, unas veces se escribe el nombre y cédula, otras la firma. Así nunca una planilla tendrá la misma letra, ya que solo en una mesa hay hasta 15 tipos de letra con sus respectivas combinaciones.

Los testimonios y las fotos afirman que actualmente están trabajando con la campaña de Rodolfo Hernandez y Luis Perez,

pero convencidamente expresan que anteriormente le recogieron firmas al pre candidato Roy Barreras. A estas personas un señor conocido como Andres, les paga 35 mil pesos el día, y semanalmente 175 mil pesos. No se puede afirmar que los pre candidatos conocían sobre está falsificación, pero al duda sigue ahí ¿a sus espaldas?

Sobre esto Desigual consultó a las campañas involucradas

Luis Perez no pudo ser contactado

Roy Barreras antes de escuchar las preguntas personalmente me amenazó con tomar acciones judiciales.

Rodolfo Hernandez, a través de su director político, Oscar Jahir Hernandez, afirma que su recolección directa la conforman voluntarios, voluntarias, y personas que se les paga el día 35 mil pesos diarios. Nos explicó que a pesar de su recolección directa muchas personas se encuentran consiguiendo y pagando el proceso de firmas, ya que mucha gente lo quiere apoyar.

Lo que les impide conocer irregularidades en proceso de recolección, aún así tienen un proceso interno de verificación, así buscando impedir firmas falsas.

Cosa que sería efectiva de no ser por los pasos anteriormente mencionados, no es del todo posible burlar tal filtro si se maneja la falsificación como un engranaje y sus posible combinaciones de tipo de letra. Por lo cual no es cierto que el filtro aplicado por la campaña del Ingeniero Rodolfo Hernandez sea completamente efectivo.

Según él no están contratando empresa directamente.

Esto nos deja varias preguntas:

  • ¿De donde salen esa base de datos?
  • ¿Sabían los politicos?
  • La Registraduría tiene para contrarrestar esta forma de falsificación?

Estos hechos denunciados podrían configurar el presunto delito de falsedad material en documento público ( artículo 287 del Código Penal), teniendo en cuenta que los formularios que se falsifican son emitidos por la Registraduría Nacional y hacen parte de un proceso administrativo ante esta entidad. Incluso de ser conocedores los candidatos y candidatas de estas falsedades de las firmas y presentan estos formularios ante la registraduría, podrían incurrir en el presunto punible de uso de documento falso, tipificado en el artículo 291 del Código Penal.

Igualmente al existir una estructura organizada para la comisión de estos delitos, también se podría configurar el delito de concierto para delinquir establecido en el artículo 340 del código penal. – Hernan Morantes

Jaime Andrés Beltrán y las fundaciones de papel

Si las fundaciones vinculadas con la corporación Manos Abiertas han sido múltiples veces denunciadas por usuarios de incumplir el objeto contractual, violar derechos humanos

y su negligencia ha causado asesinatos dentro de estas mismas bajo circunstancias sospechosas

¿por qué siguen operando?

En el 2019, a vísperas de elecciones locales, un Concejal decidió dar el gran salto político: Dejar a un lado su privilegiado puesto en el Salón de la Democracia y lanzarse a la Alcaldía de Bucaramanga.

Convencido de que el voto cristiano lo llevaría a donde necesitaba decidió lanzarse el ruedo: Su pre-campaña fue diferente a la del resto, él no tenia que prometer nada como si lo tenían que hacer sus contrincantes, ya llevaba buen camino en lo “social»

De una manera confiada, iba a las casas de sus posibles votantes, y con un proyector portable mostraba todos sus logros personales: Comenzaba contando su historia, como una tragedia con pólvora le había arrebatado la vista por un ojo, luego hablaba de la importancia de Dios en su vida, y para finalizar con broche de oro mostraba su trabajo en Fundaciones, esas Fundaciones de las que últimamente se ha hablado tanto en Bucaramanga.

Dejaba claro que era de las únicas personas en Bucaramanga que estaba al servicio de rehabilitar drogadictos. A través de imágenes dignas de la categoría de pornomiseria mostraba su trabajo en la Corporación Manos Abiertas, corporación que tiene nexos con fundaciones como “Huellas de Libertad Casa del Alfarero” y “Fundación Casa de Amor y Paz”, así le daba fuerza a su argumento “si ya hicimos, imagínese lo que haremos ahora”.

El 11 de septiembre del 2021 se reporta a través de la línea de emergencia 1,2,3 un homicidio en la Fundación «Huellas de Libertad Casa del Alfarero». La policía al ingresar al lugar percibe que la persona que falleció, lo hizo en circunstancias sospechosas. Ahorcado en un cuarto de 2*2 donde habían nueve personas.

La policía confirma a través de una notificación a la secretaria de Interior de Bucaramanga lo que habían estado denunciando muchos familiares de los internos durante años, pero ninguna autoridad les creía: En la fundación existe un ambiente de vulneración de derechos humanos.

No hace falta ser un perito para concluir que si alguien es maltratado física, emocionalmente, y asesinado (como lo afirmo la secretaria de interior Melissa Franco) dentro de una fundación, esta no debe cumplir con los requisitos establecidos.

¿Cómo era (ES) esto posible?

Sobre esto existen diversas teorías, lo que hasta el momento se puede comprobar es que su Junta Directiva siempre ha tenido profundos nexos con la clase política local.

Uno de sus miembros es el Señor Edgar Manzano, a quien se le puede decir ‘el hombre del negocio’ , quien viene manejando los hilos en el negocio de las fundaciones: Es este sujeto, el enlace entre Jaime Andrés Beltrán, la Corporación Manos Abiertas y todas las fundaciones irregulares que la Alcaldía de Bucaramanga ha venido clausurando a través de su Secretaría de Interior, debido a malos tratos hacia los internos, incendios, homicidios, venta de estupefacientes. Sitios donde su objeto contractual es intentar rehabilitar personas con drogadicción.

Este señor no sólo es miembro de la Junta Directiva de «Casa del Alfarero» , si no que a su vez trabaja en Funcapa , “Fundación Casa de Amor y Paz” Nit. 901032987-1, fundación en la que también murió una persona hace unas semanas, y cuya noticia fue tal que la periodista Vanessa De la Torre hizo reportaje donde entrevistó a la madre de la víctima, quien hizo las siguientes declaraciones:

«Mi hijo entró caminando a la fundación, estaba contento porque sabia que iba a mejorar sus problemas de nervios»

Nhora del Carmen Robles (Madre de la víctima)

Desde el inicio de su carrera política, Jaime Andrés Beltrán trabajó con el señor Edgar Manzano: Éste era encargado de organizarle reuniones, partidos de football, y cualquier actividad de campaña que le diera visibilidad a sus supuestas notables obras sociales.

No se puede afirmar, que se esté incurriendo en un trafico de influencias, simplemente es un anotación curiosa frente a la que Usted como lector podrá emitir las conclusiones que considere: a pesar de sus constantes irregularidades, y muertes dentro de estas fundaciones, siguen sacando el provecho político y económico, con actores administrativos que se conocen desde campaña con el señor Jaime Andres.

Ejemplo de lo anterior, es este Contrato recientemente suscrito por Funcape con las Unidades Tecnológicas de Santander.

La mismas Unidades Tecnológicas de Santander donde presta servicios jurídicos la Señora Paola Mateus Pachón, amiga del señor Jaime Andres Beltrán y asistente de su campaña, cabe resaltar que según un funcionario de la administración afirma que está semana el grupo de «amigos» se reunió en el tiempo del estudio del contrato con la UTS

Es un secreto a voces que cuando una entidad, o empresa presuntamente no cumple con los requisitos legales y su objeto social y funciona sin ningún problema aún cuándo los autoridades lo saben, puede haber política de por medio. No puedo afirmar que sea así, ya que no hay una «condena» pero si puedo dejar este panorama para su análisis.

La matemática nos puede dejar este panorama: La corporación Manos Abiertas tiene ya varios escándalos por incumplimiento de requisitos y objetos contractuales, violaciones a derechos humanos y homicidios, aún así esta curiosamente es contratada en entidades publicas donde un amigo de los directivos de esta fundación, que anteriormente trabajaba con el tiene contactos/ amigos personales. ¿Cúanto es?

Foto subida a estados de WhatsApp el 20 de octubre del 2021, «afirman que la foto es vieja»

El concejal Jaime niega los vínculos con tales fundaciones «Manos abiertas no tiene ni ha tenido vínculos con ninguna fundación ni nosotros tenemos fundaciones de rehabilitación» pero en su cuenta de Twitter sale a confirmarlos.

Lastima que esto el señor Jaime Andres no lo contaba en campaña

La señora Paola Andrea Mateus se contacto con nosotros y nos comento:

Yo no estoy diciendo que yo no tenga contrato en las Unidades, lo que estoy diciendo es que a mi nadie me consiguió mi trabajo. Nadie medio por mi.

Respecto al contrato recientemente suscrito por Funcape con las Unidades Tecnológicas de Santander, afirmo lo siguiente:

Yo no me reuní con una persona que ni siquiera conozco, esa foto es de hace 4 años. Yo no tengo nada que ver con eso