¿Por qué perfilan a los jóvenes de Floridablanca?

Hace poco se conoció un video grabado en medio de una plenaria en el Concejo Municipal de Floridablanca. En él se ve y se escucha decir al concejal del municipio, Salvador Molina, que ya desde hace un tiempo, se han venido realizando perfilamientos a jóvenes que ejercen control político a esta entidad.

«Eso aquí le hacemos seguimiento también a los temas, miramos en Facebook quién pertenece, de qué grupo es, de qué amigos hace parte y a qué entidad, y hasta la dirección se la encontramos» afirma Molina. Esto lo dice haciendo referencia a un grupo de jóvenes que hacen parte de una supuesta entidad ambiental del barrio El Carmen.

El descontento del concejal se debe a que hay personas que hacen publicaciones en contra de ellos. Según él, los jóvenes sacaron un video después de dos años para «tratar de dar a entender una mala intención el proceso del contralor». Puede que Salvador Molina no esté de acuerdo con ese tipo de acciones de control político, pero si «el que nada debe, nada teme» ¿por qué los perfilan de esa manera?

¿Cuál es el fin de saber quiénes son sus amigos? ¿para qué les sirve conocer las direcciones de sus casas? ¿son realmente necesarios esos datos? La veeduría ciudadana es necesaria para que las personas vigilen la gestión pública e independientemente de si se está de acuerdo o no con la manera en que se realiza, es preocupante que las personas que «se ponen la 10» y están pendientes del manejo de los recursos, se vean en esta clase de situaciones.

¿Qué pasa cuando no se vigila ni se controlan los procesos de un sistema tan complejo, como lo es en este caso, el gobierno municipal de Floridablanca? Una de las posibles consecuencias es que se puede llegar a percibir el mensaje de que no importa lo que se haga con la administración de los bienes públicos. Por eso es tan importante seguir haciendo este tipo de ejercicios, sin que ello implique una preocupación por la integridad (no necesariamente física) propia y de personas allegadas.

Gobernar es hacer

Con las elecciones legislativas a menos de dos semanas, los politiqueros y politiqueritos empiezan a echarle carbón a las maquinarias para asegurar, en la recta final, los votos de sus tristes y oxidados candidatos, según parece, presionando a funcionarios y contratistas para mover la gente a reuniones políticas en las que quizás no quieren estar, pero lo hacen para conservar su trabajo. 

Esta práctica es la que ha permitido que clanes y grupos políticos a los que sólo les interesa enriquecerse, se mantengan en el poder así no tengan ni una sola idea buena para mejorar las condiciones de los habitantes, coy de esta manera constriñen a quienes trabajan en las entidades públicas y, presuntamente, los amenazan con dejarlos sin empleo si no consigue votos para tal o cual candidato. 

Y ahora en Bucaramanga, al parecer a algunos que posaban de alternativos se les pegaron esas prácticas y malas mañas. 

Durante la última semana, muchas fuentes de la Alcaldía de Bucaramanga han venido señalando en voz baja lo que a gritos está pasando en las secretarías de Hacienda y Desarrollo Social. Según fuentes de la Alcaldía, el alcalde Juan Carlos Cárdenas no dio ninguna instrucción general sobre apoyos a candidatos y dio libertad para que cada quien votara de manera libre a las elecciones al Congreso de la República.

Sin embargo, testimonios aseguran que el secretario de Desarrollo Social, John Carlos Pabón y la secretaria de Hacienda, la ya bien conocida Saharay Rojas, estarían presionando a los contratistas a través de diferentes funcionarios para llevar listas de votantes y asistir a reuniones para los candidatos a la Cámara de Representantes Luz Danna Leal del Partido Verde y Álvaro Rueda del Partido Liberal, y por el candidato al senado por el Partido Liberal, Jaime Durán Barrera. La directriz se dio desde una reunión a puerta cerrada en el centro vida Álvarez.

Lista llenada por contratista (posibles votante)

De acuerdo con las versiones, los han abordado con estas solicitudes, recordándoles que es importante ayudar porque de eso depende la renovación de sus contratos. Es decir, o consiguen votos para estos candidatos o se quedan sin trabajo.

Esperamos que todos los funcionarios y contratistas de las distintas entidades públicas del país no se dejen presionar de quienes les exigen votos, ya que esta práctica extorsiva los esclaviza al servicio de algunos polítiqueros que no sólo los utilizan sino que, además, los roba. 

Hablamos con el secretario de desarrolló social John Pabón, este evadió todas las preguntas y se incomodo por siquiera preguntarle.

Carlos Parra (Partido de gobierno, se separó de la declaración de su partido): un compromiso puntual de esta administración era, no permitir estas practicas de la vieja politica, el alcalde es responsable por acción omisión de los controles para que tal cosa que no pase. Es evidente que hay una relación entre las mayorías del concejo y el alcalde, pues llevan dos años aprobado y aplaudiendo todo, claro es que eso no es gratis.

A Dios rogando y con el mazo dando

De Misty Day

Iván Duque tan campante visitando la finca llamada Arauca y de una la guerrilla del ELN patrullándole pueblos completos, yo siento que nuestro querido amigo canoso lleva años en una especie de The Truman Show, en el que él es el único que cree que es presidente.

¡Rogando! ¡Rogando! Rogando están las familias desplazadas en el departamento de Arauca por al menos una mentira, una mentira de quien sea, ya venga de un micrófono y un corbatín parlante, de unas botas con pasamontañas o de un fusil con bigote, una verdad a medias de quien sea, pero que al menos les dé un poquito de esperanza. Pero ni a eso, por el contrario, llegó Dios con el mazo. Sí, bueno, uno falso, como tantos títeres disfrazados de dictaduras que merodean en estas democracias bastante autocríticas de un occidente cada vez más gris y autoritario.

Vamos a lo inmediato, hablemos de ese falso dios, que en realidad es un falso Márquez, un emisario que vino ayer como alma que lleva el diablo a decir palabras orquestadas y a fingir que es presidente. Sin embargo, no vino solo, vino con su Sancho Panza, el ministro Diego Molano, que de molano no tiene nada. Vinieron muy campantes como si estuvieran de safari por Siria, hablando duro, mirando alto y creyéndose la vaca que más caga, ¡los arrieros de los arrieros! Vaya complicidad criminal la de esos dos gomelos a los que nunca les ha tocado trabajar por nada en la vida, todo regalado, gusanos. ¿Vinieron a qué? A mandar a más pelaos pobres a representar al Ejército Nacional de un país que los excluye, a representar una bandera que para ellos solo es roja. ¡No más! La solución no es mandar más militares a una guerra sin sentido.

Fuente: Ciudadana Araucana

No contentos con la venida del ministro hace unos días, ahora vinieron los dos a poner el «pecho», o bueno, a mandar a pobres a que lo pongan por ellos. Vinieron a un consejo de seguridad, la idea del gobierno es de carácter militar y eso lo demostró con la traída de más de 24 motocicletas para el Ejército y más embarcaciones para la Armada. Causa gracia ver tanto cinismo e ignorancia. Se les debe recalcar que la repuesta de un gobierno supuestamente democrático ante esta situación de conflicto debe ser principalmente humanitaria antes que militar, acá debe ir primero la vida de las familias desplazadas y después esta clase de acciones. Sin embargo, estamos en presencia de un mandato que ha venido dejando de lado el respeto por los derechos humanos y el derecho internacional humanitario.

Vinieron con mano dura a una «gran operación» para derrotar a todos los enemigos fantásticos del presidente, quien habló rápido, mandó más tropa y salió volao’ en el avión. Pero algo que me quedó sonando, y yo sé que a muchos contratistas o dueños de grandes negocios en Arauca también, es que Duque tiene como estrategia un ataque financiero y militar, para lo cual, por un lado, anunció la entrega de las 24 motocicletas para el Ejército y cuatro embarcaciones para la Armada (como mencioné anteriormente) y por el otro, quiere la mayor operación de lucha contra el lavado de activos de esa organización, por lo cual el gobierno también podría ir contra ustedes, señores empresarios, para desestructurar la red de lavado del dinero producido por esa guerrilla. El gobierno quiere cabezas, así que yo veré rodar unas.

Otro punto muy importante es que mientras Iván Duque daba con decoro su discurso en Arauca, la guerrilla del ELN estaba patrullando en La Esmeralda, corregimiento cercano al municipio de Arauquita. Imagínese esos dos cuadros, el presidente de cunita de oro hablando fantasías mientras los milicianos hablaban duro desde las calles de un pueblo, mientras trataban de mantenerse legítimos ante las comunidades a través del miedo y la intimidación, esperando volver a aliarse con sus amigos vestidos de verde para enfrentar a una guerrilla con nombre viejo, pero con nuevas armas. Vamos a ver cuántas vidas inocentes y humildes le cuesta a este conflicto. Y lo más difuso de todo este asunto, ¿en dónde están los carteles de México de los que tanto hablan diciendo que están acá en Arauca? ¿Por qué nadie dice nada de eso?

En este paisaje aliciano bastante subalterno se está pintando una guerra que es antigua, pero que cada año cambia, y nací en un territorio que vive de cerca sus consecuencias. Nunca olvidaré que lo más importante son las víctimas, los desplazados. Y recordaré que ni Pinochet ni Videla tienen tantos muertos como los «presidentes» colombianos. Es relevante no olvidar que las comunidades siguen rogando por un milagro y hay un dios que les da con un mazo, un duro mazo llamado indiferencia. Los obstáculos a la paz y el generar las condiciones para una guerra conveniente para el Estado, y sus fuerzas militares son los principales responsables de todas estas desgracias, y los muertos cada vez más se acercan a las puertas de su palacio, buscando justicia o su cabeza.

Oferta Laboral

Muchxs candidatxs se embarcan en la tarea de recolectar firmas, normalmente acuden a esto por tres razones. 

  1. No se sienten representadxs por un partido político en específico, y desean aspirar independientemente 
  2. Quieren ocultar su pasado político y así a través de un movimiento significativo de ciudadanos
  3. Empezar campaña antes de lo permitido y luego co avalarse por un partido político

Lo que si es una generalidad, es que sea la razón que sea, conseguir las firmas requeridas por la registraduría para cualquier cargo de elección popular, lleva su trabajo.

Se requiere de transporte, refrigerios, y personal uniformado trabajando más allá de un horario laboral para poder lograr el objetivo: probar ante la Registraduría que la candidatura no es avalada por un partido político, es avalado por el pueblo.

Lo que permite que está recolección de firmas se convierta en un negocio que genera empleo y convierte a las firmas en una especie de inversión electoral. Desigual a la hora de contrastar testimonios que adelantadamente serán mostrados, conversó con el director político de La Liga de Gobernantes Anticorrupción, movimiento de Rodolfo Hernandez.

Nos ilustró que obsequiar firmas se ha convertido en una especie de tributo al candidato, muchos empresarios, y ciudadanos en general, como forma de apoyo al movimiento se comprometen a conseguir desde 100 mil firmas en adelante, ellos cubriendo los gastos.

A su vez explicó como muchos políticos ponen sobre la mesa esta logística de firmas para negociar avales y puestos en las listas cerradas.

Normalmente se pagan 35 mil pesos al día, aunque algunas campañas recurren al método de pagar por cada firma obtenida. Debido a que  esto requiere una logística al nivel empresarial, se crean cierto tipo de organizaciones que mal llamadas empresas, que se dedican a facilitar esta recolección. 

La campaña paga, y en contraprestación estas organizaciones aseguran que la candidatura será avalada, para evitar percances en la registraduría, normalmente recogen el doble de firmas, por si alguna llega a ser invalida. Hasta ahí no hay nada ética y legalmente irregular. Pero las ansias de terminar el trabajo rápidamente, llevan a varias de estas organizaciones a recurrir a prácticas ilegales.

Desde hace aproximadamente dos meses, en la red social “Facebook” a varias personas de Bogotá les llamó la atención una oferta laboral, donde se les pagaba 35 mil pesos por día. La oferta no daba más información, no decía el ¿qué? ¿para qué? solo decía él cuánto pagaban. Las personas que se llegaban a interesar tenían que contactar directamente con la persona que hacía la publicación.

Ya generado ese primer contacto, las personas eran citadas a la Cra. 20 #13-11, Bogotá, Colombia. Antes ubicados en la localidad de Venecia, Bogota. Pero al tener inconvenientes con varios vecinos decidieron moverse.

(Centro Comercial Social Restrepo)

Una vez en el punto de encuentro, se acercan los que serían llamados «coordinadores» , dan un discurso advirtiendo que lo que van hacer debe ser absolutamente secreto, que no pueden involucrar a la policía porque les va mal. Luego de está advertencia les dan la información completa.

Están ahi para falsificar firmas

Los coordinadores entregan un listado con nombres de varias personas, listado sacado de una base de datos.

Para evitar caer en los filtros de la Registraduría se inventaron dos pasos:

  1. Llevaron a un tipógrafo, el cual dio una clase de como falsificar firmas
  2. Las ubicaron en mesas de a 15 personas. Entre estas mismas se rotan el listado y las planillas, unas veces se escribe el nombre y cédula, otras la firma. Así nunca una planilla tendrá la misma letra, ya que solo en una mesa hay hasta 15 tipos de letra con sus respectivas combinaciones.

Los testimonios y las fotos afirman que actualmente están trabajando con la campaña de Rodolfo Hernandez y Luis Perez,

pero convencidamente expresan que anteriormente le recogieron firmas al pre candidato Roy Barreras. A estas personas un señor conocido como Andres, les paga 35 mil pesos el día, y semanalmente 175 mil pesos. No se puede afirmar que los pre candidatos conocían sobre está falsificación, pero al duda sigue ahí ¿a sus espaldas?

Sobre esto Desigual consultó a las campañas involucradas

Luis Perez no pudo ser contactado

Roy Barreras antes de escuchar las preguntas personalmente me amenazó con tomar acciones judiciales.

Rodolfo Hernandez, a través de su director político, Oscar Jahir Hernandez, afirma que su recolección directa la conforman voluntarios, voluntarias, y personas que se les paga el día 35 mil pesos diarios. Nos explicó que a pesar de su recolección directa muchas personas se encuentran consiguiendo y pagando el proceso de firmas, ya que mucha gente lo quiere apoyar.

Lo que les impide conocer irregularidades en proceso de recolección, aún así tienen un proceso interno de verificación, así buscando impedir firmas falsas.

Cosa que sería efectiva de no ser por los pasos anteriormente mencionados, no es del todo posible burlar tal filtro si se maneja la falsificación como un engranaje y sus posible combinaciones de tipo de letra. Por lo cual no es cierto que el filtro aplicado por la campaña del Ingeniero Rodolfo Hernandez sea completamente efectivo.

Según él no están contratando empresa directamente.

Esto nos deja varias preguntas:

  • ¿De donde salen esa base de datos?
  • ¿Sabían los politicos?
  • La Registraduría tiene para contrarrestar esta forma de falsificación?

Estos hechos denunciados podrían configurar el presunto delito de falsedad material en documento público ( artículo 287 del Código Penal), teniendo en cuenta que los formularios que se falsifican son emitidos por la Registraduría Nacional y hacen parte de un proceso administrativo ante esta entidad. Incluso de ser conocedores los candidatos y candidatas de estas falsedades de las firmas y presentan estos formularios ante la registraduría, podrían incurrir en el presunto punible de uso de documento falso, tipificado en el artículo 291 del Código Penal.

Igualmente al existir una estructura organizada para la comisión de estos delitos, también se podría configurar el delito de concierto para delinquir establecido en el artículo 340 del código penal. – Hernan Morantes

Un nuevo puesto en la Secretaría de la Mujer

Se aprobó definitivamente en Asamblea Departamental la creación del puesto de Dirección de la Mujer, que estaría vinculado a la Secretaría de la Mujer y que resultaría ganando 10 millones de pesos salidos de los impuestos de los santandereanos.

Esto es problemático porque la Secretaría de la Mujer ya cuenta con Andrea Blanco, quien ocupa el cargo de secretaria de la mujer y también gana 10 millones de pesos. Además de ella, hay otros 11 contratistas vinculados a esta área. Teniendo en cuenta lo anterior, ¿es realmente necesario que se cree un puesto más? Si ya hay una líder en ese despacho, ¿para qué quieren a alguien que ocupe el cargo de dirección? ¿Acaso las capacidades de Blanco no son suficientes para su cargo? y en todo caso, ¿por qué el puesto no lo podría ocupar alguien que ya pertenezca a esta Secretaría, en vez de añadir un contratista más que va a llegar a ganar 10 millones de los bolsillos de la gente?

Otro aspecto a tener en cuenta es que una vez se apruebe la ordenanza, el gobernador del departamento, Mauricio Aguilar para designar al nuevo director o directora por libre nombramiento y remoción, es decir, a dedo, siendo que si lo que se busca es que la Secretaría de la Mujer mejore, lo más lógico el cargo deba ser ocupado por meritocracia.

En últimas, si la creación de este nuevo puesto llega a ser aprobada, lo más probable es que no solo afecte hacia dónde se dirigen los impuestos de los santandereanos, sino que también se aumente la burocracia y el clientelismo al interior de la Secretaría de la Mujer.

Se aprobó en tercer debate la creación de un nuevo puesto en la Secretaría de la Mujer.

EL MORRO DE TULCÁN COMO ESCENARIO POLÍTICO EN LA CIUDAD DE POPAYÁN

Por: Jineth Córdoba

El Morro de Tulcán es una pirámide artificial construida por los indígenas pubenences.

Era un espacio sagrado, de ritos fúnebres y ceremonias comunitarias, de diálogo y concertación.  Diógenes Patiño, arqueólogo y antropólogo de la Universidad del Cauca, estima en sus estudios que el tiempo de construcción de esta obra y de la existencia de la comunidad indígena data entre los años 1000 y 1500, es decir, antes de la llegada de los españoles (1536-1537).

En medio de la codicia de los hispanos por el oro, el apremio por instalar en tierras ajenas sus costumbres europeas y su afán de homogeneizar el Valle de Pubenza mediante colonias, privaron a los pubenences de sus territorios y los convirtieron en peones de los “conquistadores”. Luego, por si fuera poco, re-fundaron el territorio como si nada hubiese existido antes.

La pirámide del Morro de Tulcán quedó a merced de los españoles dominantes. En la década de 1930, durante la celebración número 400 del sometimiento a los pubenences, en medio del “cumpleaños de Popayán”, la pirámide y memoria de los indígenas sufrió otra afrenta: su punta ceremonial fue explanada con el supuesto interés de poner un monumento en memoria al Cacique Pubén, pero en su lugar, ubicaron sobre lo más alto la estatua de Sebastián de Belalcázar. El mensaje fue claro: la colonización seguía en pie. Belalcázar colonizaba una vez más el territorio sagrado pubenence.  

Así las cosas, el Morro de Tulcán sería objetivado y puesto para el consumo de turistas y locales. De lugar sagrado, pasó a ser un escenario de esparcimiento para familias de raíces coloniales o aristócratas, y pronto, en una era más contemporánea, se transformó en un sitio para el libre ocio de los jóvenes, que muchos no tardaron en tildar como un quemadero de ‘porro’ y ‘pola’.

Pero la historia del Morro de Tulcán cambió nuevamente el 16 de septiembre de 2020, cuando el pueblo Misak sentenció y catalogó como genocida a Sebastián de Belalcázar y decidió tumbarlo con todo y caballo de su pedestal. Aquel día comenzó la reapropiación, armonización y limpieza del espacio mediante rituales y murales que recorrían todo el pedestal que alguna vez fue el aposento de la estatua de Belalcázar. Las irritadas élites patojas al observar que no era uno de los suyos quien estaba en la pirámide ejerciendo el poder, reaccionaron de inmediato, pintando los murales de blanco. Blanco como la ciudad, blanco como sus memorias, blanco como sus camisas, blanco colonial, puro y sacro. 

Este acto abrió las puertas a un escenario político, social y simbólico de disputa por la imagen que debe alojar el Morro de Tulcán. Por un lado, tenemos a las clases privilegiadas: los autonombrados “gente de bien”. Por otra parte, se encuentran los mal llamados “vándalos” o en palabras de Jorge Gonzáles “los que sobran”, el pueblo.

Los colombianos ya no comen cuento a las élites gracias al despertar de conciencia colectiva que se acrecentó durante el paro nacional. En estos meses de protesta social vivimos la verdadera injusticia y represión que los gobiernos hacen para controlarnos y silenciarnos, así como lo hicieron con nuestros antepasados indígenas durante la colonia (al igual que los afros y blanco mestizos, empobrecidos y relegados a la marginalidad y olvido).  El llamado al diálogo es una constante en el Gobierno de Juan Carlos López Castrillón, alcalde de Popayán, quien está siempre a la defensiva de mantener la imagen blanca de la ciudad, acto que acecha la memoria de los pueblos.

El pasado 16 de septiembre de 2021, como respuesta a las paredes blancas, se conmemoró el primer año de la caída de Belalcázar. Y los Misak dieron vida nuevamente a su pedestal a través de los colores y rituales. Allí, sobre la cara que da hacia el oriente, una frase: “Se camina en comunidad”. Luego, sobre el costado occidental que mira hacia el sol de la tarde, el retrato de un Cacique vestido con joyas de oro que resignifica y honra al Morro de Tulcán como Territorio de los pueblos indígenas.  Ellos de a poco recuperan su trono.

El fletero que no es un peligro para la sociedad

“Es mejor que los niños de Bucaramanga tengan un balón en las manos y no un cuchillo” 

Cecilio Vera

Como puro producto de la ironía, esa fue una de las frases que Cecilio Vera, presunto miembro de la banda criminal dedicada al fleteo, “Los Chulos”, usó como bandera para llevar a cabo su campaña electoral por la alcaldía de Bucaramanga. Cecilio, con las empresas Electroindustrial y Gigiomania se vendió durante años como un poderoso y próspero empresario bumangués, se ganó el respeto de la sociedad y lo llegaron a considerar un hombre del pueblo, dispuesto como si de filántropo se tratara, a aportar a la sociedad bumangues

A Cecilio se le investiga por robarse más de $3500 millones de pesos, los cuales fueron robados en diversos hurtos en los que, presuntamente, en la mayoría de los casos, amenazaban con armas de fuego, y agredían física y emocionalmente a la víctima. Algunos de los casos fueron los siguientes:

  • Robo de 200 millones de pesos en una residencia de Cabecera.
  • Robo de 210 millones a La Surtidora.
  • Robo de 2000 millones a Aereo Galán Aguachica.
  • Robo de 500 a bomba de Gasolina en Girón.
  • Robo de 203 millones en Ciudad Bolívar.
  • Robo de 8 millones a entidad bancaria.
  • Robo de 220 millones a residencia en la Cumbre.
Avioneta asaltada por los chulos en Agucachica

Vanguardia Liberal afirma que entre los hurtos a entidades financieras, los señalan de haber hurtado $100 millones de una comercializadora de carnes en el sector de Guarín, el 7 de agosto de 2018.”

¿Cuál era la función de alias Yiyo? ¿Él mismo se iba hasta allá para perpetrar los robos?  No, él tenía gente para eso, le parecía deplorable que una persona que ya había alcanzado cierta categoría en la sociedad bumanguesa hiciera el trabajo sucio, presuntamente, él se encargaba de financiar los robos, desarrollar y ejecutar toda la logística para que estos se dieran a cabo. ¿A cambio? una parte del robo (se dice que el 25% pero otras fuentes afirman que pedía hasta el 40%). Para probar mencionado, la fiscalía tiene en su poder diferentes interceptaciones telefónicas. 

Es curioso que estos robos se llevan haciendo desde hace más de 4 años, desde alrededor de 2016-2017, época donde comenzó el auge económico de la fachada empresarial de Cecilio Vera. Donde las canchas “Gigio Manía” comenzaron a tener cierto lujo traqueto, y donde se comenzaba a decir “¡oiga! a este señor, sí que le está yendo bien, ya que construye como loco”.

Se deja claro que esto es lo que conoce la Fiscalía, porque fácilmente esta banda pudo haber operado desde antes, especialmente si se toma en cuenta que el nombre “Yiyo” ya sonaba en el mundo criminal desde el 2014.

Captura de Cecilio Vera – Foto: Vanguardia Liberal

El 27 de febrero el Juzgado 14 Penal de Bucaramanga le dio casa por cárcel, luego lo enviaron a prisión, donde solo pasó 11 días, ya que un juez con función de control de garantías lo dejó salir por considerar que él no representaba un peligro para la sociedad.  Gigio deberá permanecer en la ciudad y portar un brazalete, además, queda vinculado a la investigación y en el momento que lo requieran, deberá estar presto para colaborar en el caso.

Pero estas medidas no tienen cabida en el factor subjetivo y objetivo del derecho penal, ya que, presuntamente, Cecilio Vera es un peligro para la sociedad. Todos los involucrados en estos crímenes pudieron haber sido fácilmente reemplazados. Desde el que manejaba la moto, hasta el que amordazó y le empuñó un arma a una menor de edad en la cabeza. Todos, menos Cecilio Vera.  Pero el presunto único ser esencial de todo el organigrama, el que tuvo el dominio de los hechos, es Cecilio. Un fletero sin financiación es un petardo con una moto y una pistola comprada a un policía nacional.

Hoy en día, Cecilio Vera vive en libertad condicional, sin orden de extinción de dominio y con una mansión en la mitad del barrio Cabecera, donde, organiza lujosas fiestas a las cuales asisten políticos, abogados, constructores y médicos.

Cuando no debería ser así según él Articulo 63 del código de procedimiento penal, numeral 2. Ya que los delitos que la Fiscalia le imputo a Yiyo al presuntamente financiar a Los Chulos, hacen parte de los delitos contenidos en el inciso 2 del articulo 68A de la Ley 599 de 2000, la Fiscalía le imputó los delitos de concierto para delinquir, hurto calificado y agravado, porte ilegal de armas de fuego, porte ilegal de armas de fuego de uso privativo de las Fuerzas Militares y secuestro simple, secuestro a nave y aeronave”

Es curioso cómo el fiscal especializado Javier Alberto Rodríguez Rosales, quien adelantaba la investigación contra los Chulos (contra Cecilio), fue capturado por corrupción. Recibió sobornos por archivar y manipular procesos. Como lo afirmó el Fiscal Barbosa:

«Las pruebas indican que los funcionarios, presuntamente, hacían parte de una organización criminal que por el manejo de información privilegiada sobre procesos penales contactaba a los funcionarios en Bucaramanga para favorecerlos a cambio de dádivas y dinero. Sabemos que en esta ciudad hay un grupo de funcionarios que están detrás de estas actividades y vamos por ellos»

Francisco Barbosa

Si, presuntamente, Cecilio ya había operado de forma delictiva y ya conocía quién era el Fiscal que lo investigado, ¿quién nos dice que este funcionario no le recibió plata a Cecilio? No es loco pensar que el señor Javier Alberto Rodríguez Rosales le colaboro al señor Cecilio.

Mientras a Epa Colombia le envían a la cárcel por “representar un peligro para la sociedad”, a un fletero en la ciudad de Bucaramanga, que ha realizado verdadero vandalismo, lo dejan libre, sin ninguna responsabilidad, lo que confirma que “la Ley es para el de ruana”. A Epa Colombia le hubiera ido mejor siendo mafiosa como, presuntamente, Cecilio Vera.

Presunto grupo privado de Bucaramanga, busca «bajar a la primera línea»

En las últimas horas llegó una denuncia al equipo de Desigual, que indica que el pediatra Jaime Forero Gómez estaría, presuntamente, organizando un grupo privado para “acabar con los que están en la primera línea”.

El hecho es confirmado por dos fuentes, que pidieron permanecer anónimas por su seguridad, aún así Desigual posee el audio original de los testimonios con el fin de tener salvedad jurídica.

Luego de una casual consulta con el reconocido pedriata bumangues Jaime Forrero las fuentes indican que el señor Jaime les preguntó su opinión acerca de la situación del país. Hablaron sobre las anteriores elecciones locales y luego, “desvió el tema hacia las políticas de izquierda versus derecha, y luego empezó a decir que las primeras líneas estaban causando destrucción (…) y que es instigada por jóvenes como Alejandro Villanueva”.

Luego, le propuso que se uniera a una iniciativa privada para “bajar a la primera línea”. Adicionalmente, indicó que si quería unirse al grupo, debía contactarse con una mujer llamada Silvia Otalaya.

En este caso, ese “grupo privado” parece ser un eufemismo para denominar a un grupo paramilitar, que según el portal actionpeace.org, es “la acción armada de un grupo con una estructura organizada, con funciones similares o coincidentes con las de un ejército pero que, formalmente, no es parte de la fuerza militar reconocida legalmente por un estado”.

No se sabe a ciencia cierta si tal iniciativa estaría aliada con el Ejército, pero al afirmar que quiere “acabar con la primera línea” es imposible no leer entre líneas.

Testigo: Buenas. Lo que pasa es que yo… esto… fui a una consulta con el señor Jaime Forero, y pues, al finalizar la consulta me preguntó qué opinaba de la situación política del país. Y pues, yo le empecé a hablar de las anteriores elecciones, pero él me cambió la discusión a un tema de política de izquierda contra derecha. Entonces este señor empieza a hablarme de que básicamente la primera línea estaba causando destrucción, empieza a decirme que Petro es amigo de Iván Márquez, y que la primera línea, incentivada por jóvenes como Alejandro Villanueva, esto… básicamente estaban destruyendo la ciudad. Entonces, él empieza a darme sutiles mensajes de que en ciudades como Medellín, por iniciativa privada, habían podido conseguir bajar la primera línea. Entonces él, pues, me propone, me dice que como yo soy emprendedor, yo puedo ayudar con eso, con sus iniciativas privadas, entonces él me comenta que si necesito a alguien puedo hablar con Silvia Otalaya. Y ya, eso sería.

Villanueva: O sea, él le propuso que usted financiara un grupo paramilitar, un grupo de privados…

Testigo: Sí, un grupo de privados. No dijo la palabra paramilitar, pero dijo que financiáramos… él concretamente explicó que era para acabar con los de la primera línea

Villanueva: ah bueno, ¿pero entonces le dio el contacto de la señora?

Testigo: no, no me dio el número, solo me dijo

Villanueva: ah, entonces le dijo solo como “búsquela”

Testigo: Exactamente.

Un regreso a clases sin garantías

En la primera semana de agosto del 2021, la Alcaldía de Floridablanca anunció el regreso a clases. Un comunicado de prensa del despacho informó que: “Después de varios meses de trabajo que ha adelantado la secretaría de educación disponiendo de las mejores condiciones para el reinicio de actividades, este 2 de agosto regresaron 16 colegios oficiales a clases presenciales”. El problema aquí es que los docentes de las distintas instituciones del municipio manifiestan que no cuentan con los implementos de bioseguridad y tecnológicos suficientes para poder brindar un regreso a clases seguro y eficiente a toda la comunidad educativa. 

El secretario de educación de la Alcaldía de Floridablanca, Pedro Osma, manifiesta que las 16 instituciones cuentan con los implementos de bioseguridad y la organización para el regreso a la presencialidad, pero el panorama en las aulas de clases es distinto. Las pruebas piloto que se deben hacer para retomar las clases tampoco fueron realizadas y ahora podemos observar el resultado de esto, ya que una mayoría niños y jóvenes no están recibiendo adecuadamente sus clases por culpa de la negligencia de los gobernantes del municipio. Lo triste aquí es que esto se está viviendo en todo el territorio colombiano. 

Comunicado de prensa de la Alcaldía de Floridablanca

Un ejemplo claro de aulas en condiciones adecuadas y con los implementos de bioseguridad necesarios para el regreso a clases, lo dan distintas universidades y colegios privados del departamento, que sí tienen la disponibilidad de brindar una educación optima en presencialidad remota a sus estudiantes. 

Algunos manifiestan que los colegios y universidades privadas sí tienen el dinero para implementar estas mediadas de bioseguridad, pero dejan de lado que el estado está en la obligación de implementar estas mismas medidas en todas las instituciones públicas.

Profesores, estudiantes y padres de familia manifiestan lo siguiente:

Yo creo que hoy han ingresado 10 chicos, 10 estudiantes. Los demás están en la casa esperando a que nos podamos conectar y ahí cada uno como puede hacerlo. Con mensajes de WhatsApp, tratando de conectarse a algún puntico donde llegue Internet y tratando de hacer lo que se pueda desde ahí».

Denuncias de padres y profesores.

Llegamos y encontramos la institución con Internet, pero no con la cobertura que necesitamos los docentes para conectarnos con los chicos que están en las casas».

En el municipio de Piedecuesta la situación no es distinta, pues los docentes también manifiestan que los obligaron a regresar a clase con los estudiantes que asisten a la presencialidad remota, y de esta forma descuidan a los estudiantes que no pueden asistir a esta. Pero la costumbre de nuestros mandatarios es enviar la policía para que reprima a los profesores que se manifiestan en contra de las decisiones de la secretaria de educación Adela Silva y el alcalde Mario José Carvajal.

Video de los educadores en Piedecuesta – Santander

En las redes de la Alcaldía de Piedecuesta circula un video donde se dice que se cumplen con los protocolos de seguridad y los debidos distanciamientos, pero esto parece quedarse solo en una estrategia de propaganda política con el fin de subir la imagen del alcalde del municipio.

Imagen tomada de la página de la Alcaldía de Piedecuesta

Estos son algunos de los comentarios que padres de familia hacen en las redes sociales de las alcaldías del departamento. Pero esto no se vive solo en Santander, esta es la situación que viven todos, o al menos la mayoría de colegios públicos del país. El día 05 de agosto la ministra de educación, María Victoria Angulo, realizó una visita al departamento para hablar del tema. Pero es que la ministra olvida que las instituciones no están listas para regresar a la presencialidad.

Mauricio Aguilar le entrega millonarios contratos a Laura Garcia Hola Hola

Así lo denuncian en la asamblea departamental de Santander el diputado Ferley Jaimes y su equipo jurídico, Hernán Morantes y Juliana Medina

En 2020-21 la Gobernación de Santander contrató a Laura García Hola Hola para que la joven hablara bien de ellos en redes sociales.

Si alguna vez, como buen santandereano, se ha preguntado por qué no hay dinero suficiente en el departamento parra arreglar tantas vías sin pavimentar, que son, por ende, peligrosas para quienes las transitan; ni tampoco hay plata para invertir en el mejoramiento de tantas escuelas y colegios en condiciones precarias y, además, se ha cuestionado por qué la plata de sus impuestos no se ve reflejada coherentemente, acá está una de las razones.

Gracias a una denuncia presentada por el diputado Ferley Sierra, se dio a conocer que como parte del plan de medios de la Gobernación, este año se destinó un contrato de 42 millones de pesos para que la influencer conocida como Laura García Hola Hola subiera 6 videos y 12 historias a su perfil de Instagram haciendo publicidad al gobierno dirigido por Mauricio Aguilar.

El plan de medios de la Gobernación contrata a través de una empresa llamada SEGA Y MAPA SAS (a quienes durante su campaña les dio contratos por $36’550.000 y $60’250.000 de pesos), cuyo representante legal es Sergio Eduardo García Aragón, quien ha sido contratista del departamento desde el gobierno de Richard Aguilar y además, “curiosamente” es el padre de Laura García Hola Hola.

Pero no es la primera vez que esto sucede, ya que el año pasado, esta influencer también recibió un contrato para publicar 7 historias y 3 videos, también es su perfil de Instagram. Sin embargo, al revisar el “feed» de la joven, no se puede encontrar aquel material audiovisual.

PorPor último, cabe resaltar que hasta la fecha, Laura García no ha publicado el contenido pactado en el contrato.